Enlaces accesibilidad

Eugenia Martínez de Irujo, más duquesa que nunca

  • La duquesa de Montoro sorprende con una insólita imagen en la portada de la revista Vanity Fair
  • Erwin Olaf, fotógrafo de la familia real holandesa, la retrata como miembro de la corte del Siglo de Oro
  • En la entrevista dice que no tiene relación con Cayetano, "pero nunca dejaré de quererlo. Es mi hermano". 

Por
Eugenia Martínez de Irujo retratada al estilo de la corte del Siglo de Oro. Erwin Olaf

Eugenia Martínez de Irujo sorprende desde la portada de la revista Vanity Fair con una imagen muy distinta a la que nos tiene acostumbrados. La duquesa de Montoro despliega su señorío y porte noble retradada por Erwin Olaf. El director de la revista, Alberto Moreno, cuenta en sus redes que para cerrar esta portada se ha tardado un año y medio. Se lo propuso en el cumpleaños de Boris Izaguirre y ella dijo un escueto ¡Quizá! 

"Cuando decidimos que moda y arte se darían la mano en nuestro número de marzo nos dijimos ¿y por qué no sumar aristocracia a la ecuación? ¡Era la oportunidad de hacer muchas cosas en una que andábamos buscando!", dice Moreno. 

La duquesa de Montero retratada por Erwin Olaf

El ducado de Montoro, que Eugenia heredó de su madre, es un título nobiliario español creado el 12 de abril de 1660 con Grandeza de España por el rey Felipe IV.  Ella siempre ha evitado la imagen de aristócrata y ha adoptado un estilo hippy de luxe con el que está cómoda y que se ha convertido en su seña de identidad. Ahora, para la portada del número de marzo, que ya está en la calle, se deja vestir (lleva un diseño de The vampire´s wife) y peinar al estilo de la corte del Siglo de Oro. Es una Eugenia, más duquesa que nunca que parece enterrar a aquella jovencita que huía de la rígidez de la vida palaciega. "De niña solo quieres ser normal, y tener toda esa atención me hacía pasarlo fatal. Eso, a pesar de que la prensa de la época era dócil y civilizada”, recuerda en las páginas de la revista. 

Así se hizo el retrato de Eugenia Martínez de Irujo

La revista retrata la imagen y la personalidad de la duquesa de Montoro remarcando que está asentada en su faceta de diseñadora de joyas y que ha encontrado al lado de su marido, Narcís Rebollo. “Mi hija también adora a Narcís, es imposible no adorarlo. Lo que más me gusta de él es que nunca ve un problema. Lo admiro por su trayectoria profesional e inteligencia, pero sobre todo porque es una buena persona. Tiene mucho sentido del humor y yo no puedo estar con alguien con quien no me ría. No quiero un “seta” al lado ni muerta", declara en la entrevista, y comenta que se casó disfrazada de Marilyn Monroe y su novio de Elvis Presley. "Lo medio hablamos y lo organizamos sobre la marcha. Compré los anillos más horteras que encontré y alquilé los disfraces". 

Retrato de Eugenia Martínez de Irujo

Retrato de Eugenia Martínez de Irujo Erwin Olaf

De la relación con su hermano Cayetano dice que es nula. "Me llevo fantástico con todos los demás y los adoro. Con Cayetano no tengo relación, pero nunca dejaré de quererlo. Es mi hermano", dice. Este número de Vanity Fair es muy especial porque retrata su particular corte. Ante el objetivo de Erwin Olaf, fotógrafo de cámara de la familia real holandesa, posan además las modelos Laura Ponte, Alba Galocha y la icónica Violeta Sánchez.