Enlaces accesibilidad
La Mañana

La organización STOP Desahucios reclama soluciones para la familia de Francisco Lema

  • Francisco Lema se suicidó en febrero de 2013 debido a la presión generada por las deudas.
  • Dionisia de 73 años y con una pensión de 700 euros al mes, deberá dejar su casa por ser aval de su hijo fallecido. 
  • En La Mañana te lo contamos.

Por
La Mañana - La organización STOP Desahucios reclama soluciones para la familia de Francisco Lema

En 2013, Francisco Lema se tiró por el balcón de su casa tras las continuas deudas y presiones por impago. Siete años después, la sucursal reclama a su madre Dionisia, la entrega de su vivienda para abonar la deuda de otro préstamo por ser su aval. Por ello, la plataforma Stop Desahucios propone el usufructo vitalicio de la vivienda y su entrega tras el fallecimiento de su propietaria.

El 8 de febrero de 2013, tras dejar a su hija en el colegio, Francisco Lema volvió a su casa y tras revisar el buzón del correo, se tiró por la ventana. Vivía en la cuarta planta y falleció al instante. En sus manos encontraron una carta de la Agencia Tributaria.

"Mi hermano ha sido una víctima, yo siempre consideraré que fue un asesinato"

Fran tenía dos créditos hipotecarios, uno con Caja Badajoz- ahora Ibercaja- con el que financió el solar y la construcción de su vivienda y otro con Caja Sur, que utilizó para paliar las cuotas, hacer frente a los gastos corrientes tras detonar la crisis y se quedó sin empleo en la construcción. La primera de las deudas se creyó haber saldado con la entrega de su vivienda, pero no fue así, ya que todavía les faltaba 22.000 euros por pagar.

"Pensábamos que se había acabado la pesadilla, pero ahora el banco está removiéndolo todo de nuevo"

El suicidio de su hermano, llevó a Nani a instalarse temporalmente en Zaragoza, para luchar contra los desahucios. "Nos costó una barbaridad, pero en 2015, conseguí, gracias al apoyo de Stop Desahucios de Zaragoza que Ibercaja condonara los 22.000 euros que quedaban tras entregar la casa de Fran. Nani recuerda los momentos de acoso y derribo que sufrió su hermano. " Se sentía culpable de la situación, de haber puesto en riesgo la casa de sus padres, de haber fallado.

Fran ni pudo ni quiso vivir para ver esta situación. No pudo más. "Se sentía culpable de la situación, de haber puesto en riesgo la casa de sus padres, de haber fallado. Además, tenía mucha ansiedad, no dejaban de acosarle con cartas y llamadas telefónicas casi a diario", recuerda Nani. "Hasta le esperaban cuando iba a recoger a su hija al colegio para reclamarle la deuda. Fue un acoso tremendo y, además, una estafa, porque le engañaron cuando entregó su casa y siguió debiendo dinero", explica. "Mi hermano ha sido una víctima, yo siempre consideraré que fue un asesinato".

Protesta en Córdoba

También lo piensa Rafael Carmona, miembro de STOP Desahucios Córdoba, a donde acudió Francisco tras un primer intento de suicidio en 2011. "Se cortó el cuello en una oficina bancaria y estuvo en coma varios días. Lo recibimos en un estado psicológico totalmente deteriorado y al final le pudo la presión", apunta el activista. Carmona estuvo con Francisco tres días antes de su muerte. "No nos lo imaginábamos. Se le veía mejor, le hacían seguimiento las psicólogas de nuestro colectivo y estaba algo más esperanzado, esperaba que le saliera trabajo pronto y seguir adelante con su vida", sostiene.

Ahora, lo único que piden es "que dejen a Dionisia en paz", ya que el banco vuelve a cargar contra la familia. "Le envían cartas pidiendo el dinero, le han embargado alguna vez la pensión y hasta le dicen que pague la deuda cuando va al banco, delante de todo el mundo. Es una injusticia y vamos a seguir presionando", advierte Carmona.

Este viernes, el colectivo ha convocado una manifestación a las 10.30 horas frente a la sucursal de Caja Sur de la ciudad para exigir que pueda vivir el tiempo que le queda tranquila.