Enlaces accesibilidad

Claudio y Celia frente a la homofobia "de época"

  • 'Acacias 38' y 'Seis Hermanas' muestran a dos personajes con problemas similares
  • Claudio es despreciado y amenazado de muerte por ser homosexual
  • Celia está considerada como una "enferma" por su gusto por las mujeres

Por
Claudio y Celia
Claudio y Celia, de Acacias 38 y Seis Hermanas, se enfrentan a la sociedad para poder amar a quienes ellos elijan tve

Las dos series de la tarde de La 1 no solo comparten época, pues estas se desarrollan a finales del siglo XIX y principios del XX, sino que cuentan con dos personajes que luchan con un mismo problema. Hablamos de Claudio, en Acacias 38; y de Celia, en Seis Hermanas.

Aunque de diferente género, ambos son homosexuales en una época en la que esta condición estaba altamente perseguida, por lo que tienen que enfrentarse a la sociedad del momento, que los ve como unos "enfermos". 

Desprecio y amenazas en un barrio de 1899

Claudio Castaño apareció en la calle Acacias como un rico heredero que buscaba una joven de buena familia para contraer matrimonio. Los espectadores ya sospechábamos que ocultaba algo, pues no era normal que apoyase e impulsase el romance entre su futura esposa y el mozo de la sastrería. 

Si no era el amor, ¿qué movía a Claudio entonces, el interés por el estatus social? ¿Era un estafador? Las sospechas de muchos seguidores de la serie que tuitean a diario se confirmaban: se trata de un chico homosexual, y estaba buscando una "tapadera". 

Sin embargo, los planes no salieron como el quería, pues después de casarse su esposa decidió terminar su relación con el mozo e intentar sacar adelante su matrimonio. Leonor se enfurecía cuando su marido la rechazaba en la intimidad de todas las formas posibles, y todo comenzó a tornarse extraño cuando apareció en escena Marco, un buen amigo del joven de los Castaño. 

Marco consiguió sacar a la pareja de la monotonía y despertó a la Leonor más atrevida, quien no se imaginaba que su marido y el joven mantenían una relación amorosa desde hacía tiempo. 

Claudio pretendía mantener su homosexualidad en absoluto secreto, e incluso despreciaba e ignoraba a su enamorado en ocasiones, pero todo se descontroló cuando Marco contrajo la fiebre tifoidea.

Acacias 38 - Claudio le declara a Marco su amor

Ante una amenaza tan dura como la muerte, la pareja descuidó sus encuentros, de tal forma que Marco falleció en brazos de Claudio mientras que este le declaraba su amor. Doña Susana, la dueña de la sastrería, presenció toda la escena, por lo que el rumor se expuso al conocimiento de todo el barrio. 

Y las consecuencias no se han hecho esperar, pues Cayetana, en cuanto se ha enterado, se lo ha contado al señor Castaño, quien ha repudiado y desheredado a su hijo. También Susana María Luisa, entre otros vecinos, están haciéndole pasar un momento horrible a Claudio, despreciándole e insultándole cada vez que le ven. 

Acacias 38 - Susana prohíbe a su hijo relacionarse con Claudio

El asunto no se ha quedado en meras palabras y el joven ya ha sido amenazado de muerte en caso de que no abandone Acacias. Por suerte, su esposa es la primera que quiere ayudarle, pues sabe perfectamente que uno no elige de quién se enamora. 

Acacias 38 - Claudio es agredido en mitad de la calle

Una enfermedad en el Madrid de 1913

En el caso de Celia, esta ha sido tratada desde primer momento en que besó a su amiga Petra en los labios como una "enferma", especialmente por parte de su familia, que está convencida de que puede curarse y volver a ser "normal". 

Seis Hermanas - Adela quiere buscar un especialista que ayude a Celia

La más intelectual de las Silva se sentía tan incomprendida que intentó suicidarse, una de las consecuencias de la homofobia con gran calado entre los adolescentes homosexuales, por lo que las personas de su alrededor tenían aún más motivos para llevarla al psiquiatra

Así comenzaron las sesiones con el doctor Uribe, un firme defensor de la terapia electroconvulsiva -electroshock-, que puede producir daño cerebral, pérdida de memoria e inteligencia disminuida; y otros tratamientos que atentan contra la salud física y psicológica del paciente con el objetivo de volverlo "normal". 

La homosexualidad apareció en los manuales de psiquiatría como un trastorno mental hasta los años 70, y hubo que esperar hasta 1990 para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la eliminase de su lista de enfermedades mentales. 

Seis Hermanas - El psiquiatra propina castigo físico a Celia

Sin embargo, Celia ha tenido más suerte que Claudio y ha encontrado la salvación a su tormento en la propia consulta del psiquiatra, cuya enfermera, Aurora, se ha dado cuenta del sufrimiento de la Silva y la ha ayudado a terminar la terapia engañando al doctor. Es más, las jóvenes han comenzado una relación más allá de la amistad, pues a la sanitaria también le gustan las mujeres

Persecuciones desde el siglo VI

Las primeras persecuciones de homosexuales por sodomía comenzaron a mediados del siglo VI, momento en el que el emperador bizantino Justiniano y su esposa Teodora prohibieron estos actos "antinaturales" por motivos políticos y apelando a razones religiosas. La castración y el paseo público por la calle era el castigo que se aplicaba por entonces. 

Con la llegada de la Edad Media, la moral cristiana consideró la homosexualidad como un pecado, y por lo tanto, como un delito

A principios del siglo XIX y como consecuencia de la Revolución Francesa, la Iglesia Católica vio reducida su influencia, por lo que surgieron cambios en el código penal que se extendieron por toda Europa, debido al proceso de conquista de Napoleón. 

Fue a partir de este momento cuando diversos países europeos despenalizaron las prácticas homosexuales, como los Países Bajos (1811) o Italia y la Ciudad del Vaticano (1890). Otras naciones ya lo habían hecho a finales del siglo XVIII, como BélgicaFranciaAndorraMónaco Luxemburgo

Claudio y Marco se conocieron en Berlín precisamente cuando apareció en Alemania un fuerte movimiento homosexual con epicentro en dicha ciudad.

Acacias 38 - Claudio le cuenta su romance con Marco a Leonor

Allí, en 1896, apareció la primera revista dirigida al público de esta condición, Der Eigene y las películas pioneras en esta temática. 

En España, las prácticas homosexuales son legales desde el año 1979, las uniones reconocidas desde 1998 y el matrimonio desde 2005, fechas muy lejanas para los protagonistas de estas historias, que tendrán que seguir luchando por sus amores en la clandestinidad para alcanzar la felicidad

-->