Enlaces accesibilidad

La Noche Temática. "JFK: 50 años de su muerte"

  • Este 22 de noviembre se cumplen 50 años del asesinato de John F. Kennedy
  • Durante décadas, su muerte ha generado todo tipo de teorías conspiratorias
  • ¿Quién estuvo realmente tras ella?¿Era evitable el destino trágico del clan?

Por
La Noche Temática - JFK: 50 años de su muerte - Avance

FICHA TÉCNICA

El fantasma de Oswald / Oswald's Ghost

Dirección: Robert Stone
Producción: WGBH. EE.UU. 2007
Duración: 80'
Calificación: todos los públicos

No puede haber un Kennedy feliz / Il n'y a pas de Kennedy heureux

Dirección: Patrick Jeudy
Producción: Program 33. Francia 2010
Duración: 90'
Calificación: todos los públicos

Este 22 de noviembre se cumplen 50 años del asesinato de John Fitzgerald Kennedy, un magnicidio que ha generado durante décadas más teorías conspiratorias que cualquier otro suceso. El sábado 23 de noviembre La Noche Temática revive su misterioso asesinato y nos acerca a los Kennedy, una familia marcada por la tragedia, a través de dos documentales.

"El fantasma de Oswald"

El asesinato de JFK sigue siendo un misterio sin resolver. Lee Harvey Oswald, el único detenido, fue asesinado dos días más tarde por Jack Ruby, a quien se le relaciona con la mafia. Robert Stone intenta descubrir en este documental si Oswald y Ruby actuaron solos o formaron parte de una conspiración.

Esta producción recoge el testimonio de expertos que fueron testigos directos o indirectos de la muerte de Kennedy, hace una reconstrucción de los hechos, analiza la persona de Oswald e intenta averiguar quién está detrás de la muerte del Presidente.

Stone traza la historia de la obsesión que durante 50 años ha vivido el pueblo norteamericano. La comisión Warren fue la encargada de investigar el asesinato de Kennedy. Numerosos expertos han criticado la gestión de esta comisión que no supo responder a las preguntas sobre la muerte del Presidente.

"No puede haber un Kennedy feliz"

El clan de los Kennedy, una de las dinastías más conocidas del siglo XX, consiguió ocultar sus más oscuros secretos sin preparar a sus descendientes a afrontar la realidad. Este documental desvela los detalles menos amables de la prolífica familia a través de las declaraciones de gobernantas e institutrices que cuidaron de los más pequeños.

¿Qué consecuencias tiene la vida familiar para un niño? Sobre todo cuando el nombre de esa familia es Kennedy

Los niños de la familia Kennedy: Caroline, Robert, Christopher, Mary, John y David tenían entre siete y once años cuando el presidente Kennedy fue asesinado. Desde su nacimiento crecieron al margen de la realidad. Cuando los niños Kennedy eran aún pequeños se veían mucho; hermanos y hermanas, primos y primas, tenían más o menos la misma edad, la misma sonrisa y el mismo encanto; parecían sacados del mismo molde, predestinados a un mismo futuro. Robert, Joseph o John, incluso sus nombres evocaban o reproducían los de sus padres. Todos debían relatar la misma historia, basada en la ambición, la belleza y el dinero. 

Así empieza el documental "No puede haber un Kennedy feliz"

Al pasar los años, empezaron a conocer los problemas, amores secretos de los mayores y las amenazas que se cernían sobre su familia. ¿Qué consecuencias tiene la vida familiar para un niño? Sobre todo cuando el nombre de esa familia es Kennedy. Un linaje marcado por la tragedia.

La leyenda del clan de los Kennedy había sido minuciosamente concebida años atrás por un brillante manipulador, cuya familia cruzó un día el océano para conquistar América. Era el abuelo de los niños, Joseph, o Joe. Nacido en Boston en 1888, Joe era un banquero sagaz que año tras año aumentaba concienzudamente su fortuna, jugando a la bolsa e invirtiendo en barcos, taxis, cine... Católico ferviente, era además rico y respetable. Pero su aspiración era ser cada vez más rico y cada vez más respetable. 

Televisión

anterior siguiente