Enlaces accesibilidad

Españoles en el mundo visita Dublín, la ciudad más joven de Europa

  • Viajamos a la capital verde y lluviosa de Irlanda
  • Es la ciudad de la cerveza negra
  • Disfrutamos de la música y de la cultura de Pub
  • Españoles en el mundo, el martes a las 22.15, y después, Destino España

Por
Españoles en el mundo - Dublín

Es la ciudad de U2, de Oscar Wilde, de la cerveza negra y de San Patricio. Españoles en el mundo visita la capital de Irlanda. Un lugar lleno de estudiantes que buscan mejorar su inglés, y de extranjeros que buscan empleo en un país, hasta hace poco, emigrante. Por sus calles nos guían seis compatriotas. Ellos nos invitan a conocer el ambiente juvenil, la fiesta, la música y la gastronomía. Levantemos nuestra pinta porque nos vamos a Dublín.

Españoles en Dublín

Nuestra primera protagonista es una artista contemporánea muy integrada en las tradiciones irlandesas, pero que como buena catalana echa de menos el alioli en las patatas. Con Vanessa cantamos el famoso "Molly Malone", un auténtico himno de pub.

Josep
llegó un día en que se cansó de trabajar en una fábrica de cables de Lleida y se plantó en Dublín. Ahora invita a Españoles en el mundo a repartir tartas en la pastelería de su novia. Tiene claro que su vida se ha 'endulzado' desde que llegó a Irlanda.

Nuestro siguiente acompañante llegó al país con el boom económico de los 90 y en sólo tres días encontró trabajo. Empezó recogiendo bandejas y hoy tiene su propio negocio. Irlanda ya no es el 'tigre celta', pero Pedro siente Dublín como su segunda casa.

Patricia
trabaja en la sede europea de la mayor red social del mundo, pero además del ordenador también le fascina la historia de Irlanda. Con esta asturiana conocemos los primeros estudios de U2 y la histórica cárcel de En el nombre del padre.

Es burgalesa y tenía muy claro que quería ser azafata aunque tuviese que irse lejos de casa. A Mónica le encanta su trabajo y nos ha invitado a grabar su día a día. Por primera vez viajamos en un avión desde el otro lado.

Era ingeniero informático y se recicló en Dublín. Ahora es programador de eventos y DJ. Con Fernando viviremos los nervios que supone organizar un festival de electrónica para 5.000 personas, porque como él dice: "¡En Irlanda no todo es U2 ni música celta!".