Dirigido por: Ricardo Sánchez Montero

Destinos de todo el mundo a través de los españoles que se han instalado en otro país. Un particular punto de vista sobre el país que los ha acogido.

Programa que se acerca a destinos de todo el mundo a través de los españoles que han decidido instalarse en otro país. Estos ''nuevos emigrantes'' ofrecen su particular punto de vista sobre el país que los ha acogido y explican sus anécdotas sobre cómo son sus vidas allí.

"Españoles en el mundo" se convierte en uno de los espacio smás veteranos de RTVE. Durante los más de 11 años de emisión y a lo largo de más de 300 programas, los reporteros y cámaras han visitado más de 150 países y más de 1000 ciudades, con cerac de cinco de millones de kilómetros recorridos.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5931936
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Madeira y Porto Santo - Ver ahora
Transcripción completa

Hoy les invitamos a conocer una isla con un palmarés envidiable.

Ha sido elegida cinco veces mejor destino insular del mundo

y siete veces campeona de Europa,

títulos a la altura de su estrella más popular,

Cristiano Ronaldo.

Hoy "Españoles en el mundo" está en Madeira.

Bienvenidos a Madeira.

-Tranquilidad, paz, calidad de vida.

Las esencias de la vida están en Madeira.

Madeira es un archipiélago

que se encuentra a 1.000 kilómetros de España,

un poco por encima de las Islas Canarias,

a la altura de Marruecos.

Consta de siete islas,

de las cuales solamente dos están habitadas,

Madeira y Porto Santo.

Descubrieron Porto Santo en el 1418 y un año después

fue el descubrimiento de la isla de Madeira.

Adiós.

La cascada do Risco.

A mí me recuerda un poco a la cascada de "Parque Jurásico".

-Madeira es muy verde.

La llamaron Madeira

por la abundancia de materia prima de madera

que había en la isla.

Funchal es el centro turístico, comercial y cultural

del archipiélago

y ha sido visitado por muchos personajes ilustres,

como Churchill o Sissi Emperatriz.

Le gustaba sentarse aquí a pintar. Te puedes sentar al lado de él.

-Porto Santo es Porto Santo.

Porto Santo son muchas cosas en muy poco espacio.

Es una pequeña isla volcánica

que está totalmente cincelada por el tiempo.

Es la playa más bonita que hay en Porto Santo

y toda la costa es así.

Son nueve kilómetros de playa.

Uno, dos, tres, cuatro.

Y así podemos contar

hasta casi un centenar de miradores increíbles,

pero ninguno tan estremecedor como este,

el de Cabo Girão,

sobre uno de los acantilados más altos de Europa.

Qué vértigo.

Volcánica, frondosa, amable y tranquila.

Bienvenidos a la perla del Atlántico,

bienvenidos a Madeira.

Filete pez espada.

Con manteca.

Estamos en un bar típico frente al mercado

y hemos quedado aquí con José María, que me ha dicho:

"Te tienes que pedir para desayunar

un filete de pez espada en sándwich",

que es algo muy típico.

A ver cómo está esto.

Antonio, ¿cómo estás? Señor.

¿Qué tal todo? Probando tu maravilloso bocadillo.

Lo típico de la isla.

Está buenísimo esto.

¿Podemos verte la cara un poco? Es nuestro hombre.

Con él empezamos el día.

Me llamo José María,

llevo vinculado a la isla más de seis años

y la razón por la que vine fue ella.

-Hola.

-La pequeña

y el futuro pequeño que viene de camino.

Tenemos al lado el Mercado dos Labradores,

la parte de la pescadería.

Menudo filete de atún. ¿Has visto?

Esto luego lo hacen en escabeche

y la verdad es que es un pescado muy rico.

A 15,95 el kilo.

Efectivamente.

En la época de verano hay veces que lo puedes comprar

a cuatro o cinco euros el kilo fácilmente.

En la época de julio y agosto es un precio mucho más competitivo.

Buen día, caballero.

Qué buenos filetes de atún se va a llevar usted.

Ahí están cortando pez espada,

junto con el atún el más típico de la zona de Madeira,

pero no es el pez espada que nosotros conocemos en España,

es el pez espada negro,

que lo hacen en filetes y esto luego rebozado se fríe

y es un pez muy rico.

Esto es lo que me he comido antes. Sí.

Parecía un poco como la rosada.

Es como lo que en Málaga se llama rosada,

es muy parecido.

No se puede comer en exceso

porque es un pez que vive a gran profundidad

y tiene bastante mercurio.

Yo me he hartado de pez espada en el desayuno.

Tengo mercurio en el cuerpo corriendo por mis venas ahora.

El Mercado dos Labradores fue inaugurado en 1940

y se conoce con este nombre porque era el punto de encuentro

donde la gente de la agricultura

venía a poder vender sus frutas y verduras.

Me han dicho que aquí la fruta es espectacular.

Es muy buena. Fruta tropical.

Exactamente. ¿Podemos probar algo?

Vamos a dar un paseo y vamos a intentar probar algo.

¿Qué es esto, señora? Es muy rico. Pruébalo.

Es verdad. Es como chirimoya y plátano.

Fruta de dragón.

Mi favorita.

¿Otra más?

Tres en el mundo.

Ya no distingo los sabores pero esto es brutal.

Maracuyá sabor a limón, sabor a naranja,

con sabor a melocotón, tomate inglés...

¿Pero qué pasa aquí?

Esto es una explosión de sabores constante.

Banana maracuyá también. ¿Cuántas maracuyás hay?

Muchas. Aquí es la fruta por excelencia.

Me emociono.

Una cosa que me parece que es muy curiosa

son las guindillas.

Se comen mucho, es muy típica

y la que llaman aquí pimienta de la tierra

se conoce también como Malagueta.

-Tenemos aquí la variedad de pimienta,

las más picantes del mundo.

¿Quieres probar el más fuerte del mundo?

Por supuesto. Esto tiene pinta...

Pinta de ser bueno.

Esto está bueno.

Agua. -No, agua nunca, un poco de fruta.

-Ostras.

Pica de garganta.

Y de otra cosa también.

Esta es la rúa de Santa María,

muy famosa por las puertas que están pintadas.

Como es la zona más vieja de la ciudad

fue una manera de poder darle un toque diferente.

Su puerta es muy bonita. La más bonita.

-Está empapelada con papel de periódico.

Esta es la primera puerta de todas las que fueron pintadas.

Qué bonita es. ¿Te gusta? Muy bonita.

Es un restaurante y la puerta es una maravilla.

¿Tú cómo acabas en Madeira?

Por amor.

Me enamoré de una madeirense, me vine para acá

y desde el año 2014

es cuando empiezo a tener relación con la isla.

Aquí estás tú y tu mujer.

No es mi melena pero bueno.

Aquí tenemos el ayuntamiento.

En portugués se dice Cámara Municipal.

Ahí enfrente tenemos una de las catedrales.

Esta se llama Praça do Municipio.

Es una de las partes más centrales de la zona de Funchal.

Al lado de la estatua de Joao Gonçalves Zarco,

que fue el descubridor de Madeira.

Era una isla totalmente deshabitada.

Ellos la habitaron y empezó el desarrollo de la isla

más en la parte de agricultura, ganadería y pesca.

¿Funchal por qué se llama Funchal?

Cuando fue descubierta había mucho "funcho",

que es lo que en español conocemos como hinojo,

entonces de ahí fue el nombre de Funchal.

Este es el Paseo Marítimo. Fíjate qué tiempo.

Este tiempo lo tenemos desde enero hasta diciembre,

todo el año.

Cambia más si te mueves dentro de la isla.

Si te vas un poco hacia la zona norte,

el tiempo en 15-20 kilómetros

puede descender fácilmente 10-12 grados

y puedes notar bastante frío.

La estatua del hijo pródigo de Madeira,

de Cristiano Ronaldo.

La gente le quiere mucho pero le respeta totalmente,

no le atosiga.

La casa de él está justamente a 200 metros

y pasea con cierta normalidad como uno más.

¿Se parece o no se parece?

Un poco, no mucho. No está perfecta.

Esto es un hotel, ¿no?

Es el hotel Ritz,

que es el más antiguo de la ciudad y el más bonito también,

tiene unas vistas espectaculares.

¿Quién es esta maravilla? Qué cosa más guapa, por favor.

La protagonistas de la casa.

¿Qué años tienes tú? Tres.

Pero si ya parece que tienes cinco.

Dile cómo te llamas. -Leonor.

Tu esposa.

Hola.

¿Qué tal? Estás en estado de buena esperanza.

Sí, ocho meses.

Estamos a punto.

Nacerá en Funchal. Uno de cada.

Este hotel tiene 130 años.

Uno de los primeros huéspedes que tuvo

fue Winston Churchill y desde que vino él

la fama del hotel fue hacia arriba

y a día de hoy es un hotel espectacular.

Las vistas son tremendas.

Si ves aquí más abajo,

el hotel tiene acceso directo a la playa.

Le gusta la playa.

Habla en los dos idiomas y normalmente lo que le enseñamos

es la palabra cómo se dice para papá y cómo se dice para mamá.

Tú eres portuguesa, ¿no? Yo soy portuguesa.

¿Y os conocisteis? En Canarias.

Yo estaba allí

en una despedida de soltero de un primo mío que se casaba.

-Yo con las amigas. -Ahí surgió todo.

¿Quién fue quien...?

Ella a mí.

-No, al revés.

-Antiguamente cuando en Madeira todavía no existía aeropuerto

los turistas venían en barco.

Atracaba allí y de allí el hotel

los traían en barcos más chiquititos,

en lancha,

y desde aquí como normalmente el cliente

era un cliente de la alta sociedad de la época

ellos no querían subir escaleras

y les subían en una especie de red en brazos.

Cuando les tocaba subir a Churchill...

Los pobres tenían que estar fuertes. Muy complicado.

¿Has visto qué bonito el jardín?

Estamos en Faja dos Padres, que es una pequeña playa

que la única manera de acceder es por el funicular.

¿Aquí criar a una chiquitita como esta?

La verdad que es una ciudad muy cómoda para vivir,

muy segura,

muy pequeña en el sentido de que los desplazamientos

entre el centro de la ciudad y el domicilio

son muy rápidos.

Huele aquí de maravilla.

Huele muy bien. Todo es plantado aquí.

Vamos a comer en un restaurante que es muy típico de la zona

y lo bueno es que todos los productos que se consumen

en el caso del pescado es pescado por ellos

o en el caso de las hortalizas y legumbres

cultivados por ellos.

-Te puedes quedar a dormir aquí si quieres.

Puedes alquilarlo.

-Te vas a comer un atún, que es un plato típico de la zona.

Qué maravilla.

Le ponen sal, lo dejan marinar, luego va cocido

y luego lleva una especie como de vinagreta.

Y una planta aquí que es típica.

Dios mío, está buenísimo.

¿Te gusta?

Cómo se come de bien en Madeira.

¿A qué te dedicas aquí?

Yo trabajo en una empresa dentro del sector medioambiental.

Nos dedicamos a ayudar a las empresas

a reducir las emisiones de dióxido de carbono

a la atmósfera.

¿A qué te dedicas tú, Carolina? Yo soy médico de familia.

Te conoce todo el mundo.

No todo el mundo, pero donde trabajo sí.

-En áreas rurales

todavía como pasaba en España hace unos años

te regalan verduras y patatas la gente del campo.

-Todavía me traen cosas a veces.

-Volando voy...

-Volando vengo.

-Por el camino...

La canta el abuelo.

¿El abuelo canta eso? Abuelo, te vas a caer.

Cuando veo el abuelo esto en televisión

se va a volver loco.

¿Vosotros volver a España?

Yo creo que sí.

Lo importante es estar todos juntos.

España es un país que se vive muy bien,

aquí estamos fenomenal,

pero en el futuro uno nunca sabe dónde va a estar.

Que salga todo bien, Carolina.

Gracias.

Nos lo hemos pasado genial con vosotros.

Muchas gracias. -Nosotros también.

Hasta la próxima.

Adiós. Di adiós, Leonor.

Estamos en el Mirador da Portela, en Porto Santo,

y hemos quedado aquí con nuestra española, Marta,

que creo que llega ahí.

Antonio, ¿qué tal?

Vienes acompañada.

Vengo acompañada de Carolina. Ella vive en Porto Santo.

Hola, Carol. ¿Qué tal? Bien. ¿Y tú?

Bien, estupendamente.

Ella es guía turística.

Nos va a acompañar a ver un poco la isla

y nos va a enseñar todos los sitios de Porto Santo.

Soy Marta, soy de Cádiz

y llevo un año estudiando Psicología en Madeira.

No tengo ganas de irme de aquí.

No estamos en Maderia.

Estamos en Porto Santo, que está cerca,

lo que pasa que ahora solo se puede venir en avión

porque los barcos están cerrados.

¿Ella conduce bien o qué? Estupendamente. Vámonos.

Estamos en la Sierra de Dentro.

Está al nordeste de la isla y fíjate cómo cambia el paisaje.

-Pico do Facho. Está nublado.

-Como había mucha falta de agua,

porque no existe mucha agua en Porto Santo,

es una planta que se ha utilizado como jabón

y tiene cristales de agua.

Es directamente en la piel.

Aprietas y sale.

Esto para la cara, para exfoliarse.

Todo.

-¿Te quieres bajar? -Esto no es nada.

Se ha hecho todo ese camino marcha atrás.

Esto es un horno de cal.

Muy bonita.

Eres de Cádiz, ¿no?

Yo soy de Cádiz.

¿Y de Cádiz aquí cómo has acabado?

De rebote porque yo me iba a Italia.

Esta era mi segunda opción.

Cuando vi que era una isla y vi fotos,

que el clima era muy de verano, dije: "Me voy".

¿Por qué nos has traído hasta aquí?

Es muy grande y peligroso.

¿Qué es? -Un dragón.

Parece que estamos ahora mismo en el desierto.

Nos faltan los camellos.

Vamos a buscarlos.

Esto es una raíz fosilizada.

Sí, esta es de un árbol porque es muy grande.

De un árbol.

Y estas son de ramas, de plantas y vegetación

que había por aquí.

Esto es el centro de Porto Santo.

Porto Santo es muy pequeño, ¿no?

Hay solo 5.000 habitantes.

Me imagino que aquí os conocéis todos.

Todas las personas y la vida de las personas.

Tiene el lado positivo y el lado negativo,

como en cualquier lado.

¿Cuántas gasolineras tenéis?

Una, una farmacia, un hipermercado, un supermercado,

muchos mini mercados...

Semáforos tampoco he visto.

No hay semáforos.

Solo hay uno y porque está en obras.

Porto Santo es Porto Santo. -Es otro mundo.

-Es la playa más bonita que hay en Porto Santo

y toda la costa es así.

Son nueve kilómetros de playa.

Es la única isla de Portugal que tiene la arena dorada.

Con esta arena se crean jabones que son exfoliantes para la piel.

-Tiene tres colores, negro porque es una isla volcánica,

blanco de la cal y del fósil y amarillo del arrecife de coral.

¿Tus padres cuando te viniste para acá

qué te dijeron?

Que estaba loca,

que cómo me iba a ir a una isla que no tenía nada cerca,

pero por ahora están muy contentos

porque están viendo que estoy muy bien aquí.

Muchas gracias, Carol. Muchas gracias.

Ya estamos en Funchal.

Esta calle por la que estamos ahora...

Esta calle se llama Fernão Ornelas y es la principal de Funchal.

Tú vives en esta calle y estudias aquí.

Sí.

Estudio en la Universidad de Madeira,

que está por ahí.

Hola.

Ella es otra chica española que estudia conmigo.

Qué casualidad. Eva.

¿De dónde eres tú?

De La Rioja, pero resido en Tenerife.

Yo me he venido por la Biología Marina.

¿Cuánto tiempo llevas?

Una semana. Me quedo tres meses.

¿Eso es lo que normalmente hacéis los estudiantes aquí?

¿Tres meses y os vais?

No, depende del programa Erasmus.

-Si vienes de prácticas son tres meses

y si vienes de Erasmus

puedes hacer un cuatrimestre o el año.

Aquí vivo yo.

Aquí pone "Compro oro".

Es una tienda y arriba son casas todo.

¿Cuántos pisos?

Cuatro pisos sin ascensor.

Mi cuarto.

¡Hala!

La habitación es grande,

tiene la cocina y el baño compartido...

¿Cuánto pagas tú por esto?

250 con todo incluido.

Para el sitio que está, que está justo en el centro,

está bien.

He quedado con una amiga.

¿Te has traído el bañador?

Siempre.

Me voy a cambiar y nos vamos.

Ella es Eva.

Está también aquí estudiando conmigo.

-Lo que pasa que yo vivo en la residencia.

¿De dónde eres tú? De Albacete.

Qué cambio. Del secano a la playa.

¿Os habéis conocido aquí? Sí.

Y sois ahora uña y carne.

Sí, estamos todo el día juntas.

Antes de ir a la piscina

siempre tenemos la tradición de tomarnos una poncha,

entramos en calor y al agua.

-74 años haciendo ponchas.

Y la puedes hacer de todas las frutas que hay aquí.

Limón, maracuyá y naranja.

De aquí a las piscinas.

Un baño. Ponchal y a la piscina, chicas.

Este sitio es espectacular.

Estamos en Seixal.

Ahí hay unas piscinas naturales

que están formadas de piedras volcánicas.

Y el agua está tranquila por lo que veo.

Pero fresca. -Bien fría.

Tranquila pero bien fría, pero nos vamos a bañar.

¿Vosotras volver a España lo tenéis pensado o no?

Ella está aguantando.

Creo que eres de las estudiantes que más ha aguantado.

Que os vaya muy bien, que os quiero

y que nos suba la marea mucho.

Adiós.

Hasta luego.

Este pueblo de aquí abajo se llama Paul do Mar

y es un pequeño pueblo pesquero

donde hemos quedado con nuestro español.

Bajaremos por esa sinuosa carretera espectacular

que hay entre las montañas.

Buenos días. ¿Cómo estás?

¿Cómo estás, Antonio? ¿Todo bien? ¿Me siento contigo o qué?

Siéntate. Bienvenido estás.

¿Te has pedido un café? Sí, para empezar de buena mañana.

Soy Jorge, soy de Madrid, trabajaba en una tienda de ropa,

dirigía varias firmas,

y de eso pasé a la tranquilidad y a la calma de esta maravilla.

¿Dónde estamos ahora mismo?

En la cafetería de una amiga mía. -Hola.

Hola.

¿Tú cuánto tiempo llevas aquí?

Tres años. -Muy amable.

Qué bien hablas español.

Porque yo nací en Ecuador.

-Los pasteles de nata son muy típicos de Portugal.

Aquí tenemos este postre que es tarta de maracuyá.

El maracuyá es la fruta... Típica de Madeira.

Muchos agricultores se dedican a producir esta fruta

y está maravillosa.

Maracuyá puro en la boca.

Aquí tenemos cantidad de plataneras.

Y etas bolsas azules protegen todo lo que es el racimo,

y así los animales no se lo pueden comer.

Intentan proteger lo máximo posible

para poder vender y exportar fuera de Madeira.

Esto e como Canarias.

Más o menos.

Es como Canarias, pero diferente.

Este plátano me gusta más a mí.

¿Te gusta más este plátano? Si.

Aquí, las mejores olas para hacer surf.

De hecho, surfistas de todo el mundo vienen solo a Madeira

para competir.

Con estas piedras y todo.

Al surfista no le gustan las playas de arena,

le gusta este tipo de playas. Como llaman aquí el Calau.

Yo al principio no me gustaba tampoco mucho.

Porque soy de arena.

Pero después te vas acostumbrando, te vas haciendo a la isla

y a disfrutar.

Os he traído hasta Paul da Serra.

La montaña más cerca de Calheta.

La vista es espectacular.

La vista, maravillosa. Y cuando bajemos, vas a alucinar.

Cuanto verde.

Estas son las famosas rutas de montaña de Madeira.

Para mí, esta que estamos haciendo es una de las más bonitas.

Yo no conocía Madeira.

Vimos un programa vuestro y decidimos venir.

No, es mentira.

Si, estuvimos viendo más videos, informándonos.

Vinimos de visita una semana y al mes siguiente

estábamos aquí viviendo.

De hecho, cuando era más joven,

junto a mi amiga Elena, recreábamos un poco el programa,

y nos inventábamos que estábamos.

Dame la cámara, David.

Me la estas liando.

Hombre, Antonio, cuanto tiempo.

¿Cómo estas, Jorge?

Un saludo.

¿Qué tal por Madeira? ¿Qué tal tu experiencia?

Me encantan las levadas.

¿Volverías a Madeira?

Seguro, pero sin grabar.

Una carrerita.

Aquí llegamos ya a nuestro destino final.

La cascada de Risco.

Que bonita es. Hay bastantes cascadas aquí.

Hay bastantes.

Lo que pasa que no todas son muy conocidas.

Me recuerda a la cascada de Parque Jurásico.

Parece que va a salir de ahí un dinosaurio.

Por esta zona, las carreteras son salvajes.

A mis muchas veces me recuerda a Galicia.

Todo verde. Con las vacas pastando.

Tú le pisas al carro.

Aquí en Madeira se conduce muy brusco.

La percepción que tenemos los españoles

no es la misma que tienen aquí. Para mi ir hasta la ciudad,

que más o menos son 30 minutos desde casa,

para ellos es un mundo.

Esta es la playa de Calheta.

Esto es piedra volcánica.

Es piedra original de la isla de Madeira.

Toda la arena la trajeron del desierto de Marruecos.

No es un destino playero.

No, aquí el turismo lo que más hace es trekking.

Algo de paracaidismo también. Pero la playa la pisa poco.

La playa somos más los locales.

Hola, ¿De dónde sois?

(Habla en inglés)

Alemán, viene mucho aquí.

Son los que más vienen.

Seguido de los franceses, y luego los ingleses.

Tu negocio ¿Dónde está exactamente?

Ves esa antena de ahí, un poco más para atrás.

Esto es ya mi barrio. Nuestra casa.

Es mitad francés y mitad español.

¿De dónde te viene?

Mi madre es francesa.

¿Cómo se os ha ocurrido montar esto?

Venia de largo. De años atrás.

Teníais la vida hecha y dijisteis.

La idea era cambiarla y pasar a otra vida.

A algo mucho mejor.

-Esto es nuestro pequeño lujo.

Que chulada de dormitorio. El arte lo veo por todos lados.

La mayoría de las pinturas son de la madre de Gabriel.

Te levantas, sales afuera y tienes esta vista,

Maravilloso.

¿Este cultivo de banana es vuestro?

No, son de los vecinos.

-Esto era un cultivo de bananas que construimos

y cambiamos.

Lo construisteis todo.

Todo, desde cero.

Al año siguiente de comenzar a construir,

nosotros nos casamos aquí. En el propio terreno.

Estoy viendo las habitaciones y son una pasada.

Nos gustaba mucho hacer cenas en casa,

comidas, eventos.

Un día, dijimos,

¿Por qué no hacemos esto un poco más grande?

Esta es una de ellas,

que como veis está totalmente equipada.

Con su cama, su armario, su pequeña cocina.

Que al turista le gusta mucho.

La maravilla, para mí, son los cuartos de baño.

Tenemos esta roca, que es roca original.

Esto es donde cocinamos a los clientes.

Gabriel cocina a los clientes.

Vosotros, la pandemia, ¿Os ha afectado?

Nos ha afectado bastante.

Nosotros, cuando todo esto empezó,

fue una pérdida económica bastante importante.

Lo de volver a España.

No. -No creo.

Volveremos de visita a ver a familiares y amigos.

Y poco más.

-De hecho, mi madre se ha comprado una casa aquí, mis primos también.

¿Tienes a la suegra?

Tiene su casa. La suegra tiene su casa.

Mi madre viene a visitarnos a casa.

Jorge, que vaya muy bien la cosa.

Cuidaos mucho.

Adiós.

Luis. Bienvenidos.

¿Cómo entramos?

Ahí, a la derecha.

Cuidado, tienes un perro detrás.

Me llamo Luis, soy científico de ecológica marina.

Esta isla me ofrece la posibilidad

de los deportes que siempre me han movido en mi vida.

Sobre todo el windsurf, el paddle.

Si tuviera la posibilidad me quedaría a vivir.

Bienvenido, adelante.

Que casa más bonita tienes.

Ya me gustaría que fuera mía.

Soy alquilado, es bastante cómoda, muy luminosa.

Muchas veces me quedo aquí, estoy trabajando con el ordenador

y el hecho de poder estar en la terraza, con el sol,

con la temperatura y el ordenador ya es otro mundo.

¿Cuánto te cuesta esta casa?

Estoy pagando 500 euros al mes. Más gastos de luz y agua.

El cuarto donde descanso.

Mis largas sesiones de deporte y aventuras.

Lo haces siempre.

Es lo que hago cada día religiosamente.

Donde traía el equipo de windsurf y la tabla de surf,

metí ahí cuatro cosas y para Madeira está perfecto.

La ropa de abrigo quedo en Galicia.

Vaya vistas que tienes.

Si, ahí vemos un poco de la pista de aterrizaje del aeropuerto.

Esta el aeropuerto ahí detrás. Dile que te llenen la piscina.

Con las lluvias torrenciales de primavera ayudamos un poco.

Una piscina abandonada por lo que veo.

Si, esto era un resort,

que con la ampliación del aeropuerto lo tuvieron que derribar.

Y quedo este complejo tropical de vegetación.

Con los apartamentos aquí.

Se pude subir al trampolín y las vistas son muy chulas.

Parece que no, pero esta alto.

Las vistas desde aquí son espectaculares.

Ahí está la Ponta de San Lorenzo,

se ve un poco de Caniçal, donde está mi centro de trabajo,

el museo de la ballena.

El aeropuerto, suspendido literalmente en el mar.

La única pista de aterrizaje. Es cortita.

Ya fue más cortita, la alargaron. Fue la mitad de esto.

Eso sí que era un portaaviones.

Ya note yo un frenazo cuando aterrizamos en Madeira.

El avión aterriza y frena.

Mejor eso a que te lo cancelen

o que te lo envíen para casa de vuelta,

que suele pasar.

Porque el tiempo aquí te impide aterrizar.

Mi trabajo, el museo de la ballena.

Aquí está el laboratorio.

Aquí por muchos años se cazó a la ballena,

y desde que hay una moratoria se hizo todo un esfuerzo

para que esa cultura de cazar ballena,

se trasladara hacia el mundo científico

y hacia el mundo de la conservación de los cetáceos.

Hay una exposición permanente, detallando como era

la caza de la ballena, los artilugios que se empleaban.

Están recreados a tamaño natural los cachalotes.

Maravilloso.

Esta es la playa de Machico,

fue uno de los primeros lugares que se colonizo en la isla.

Es un valle en forma de U.

Hace una sensación de estar muy protegido,

a pesar de que estas encima del mar.

Ya veo que tienes preparado aquí material de primera calidad.

Esto es los juguetes de cada día.

¿Salimos?

Vamos.

Es la típica ruta que hago cuando salgo de Machico

y paso por los acantilados, que son preciosos.

¿Tu como llegas a Madeira?

Encontré una oferta de trabajo de un proyecto europeo,

que lo estaba llevando el museo de la ballena en la isla.

En Madeira llevas un año. Y te gusta esto.

Es de los sitios que si pudiera me quedaría a vivir.

Combina paisajes marinos, terrestres muy bonitos.

Para desarrollar las actividades que me gustan.

Una calidad de vida excepcional.

Esta es la flota de los barcos atuneros de Caniçal.

Aquí es la flota más importante, el atún.

En verano es cuando salen a pescarlo.

Que ahora mismo están fuera de temporada

porque el atún no está en estas aguas

y por tanto los suben y hace mantenimiento.

Aquí se pesca mucho atún.

Se pesca bastante atún.

Es una especie migratoria, no está todo el año.

El nombre en latín del atún.

Hay varias especies.

Sobre todo, aquí lo que se pesca es el Katsuwonus pelamis,

thunnus obesus, que es bastante importante.

Esta el thunnus thynnus.

Lo he dicho solamente para ver que eras científico

y se sabía todos los nombres en latín.

Ninguno de los espectadores se está enterando

de lo que está diciendo ahora mismo.

Aquí tenemos los chiringos de Caniçal,

ofrecen buena comida del mar.

¿Qué es esto, caballero?

Esto es el snack típico de Madeira.

Parece que levan ajo, perejil.

Y un poco de mantequilla, creo.

Entran. Más duras que un mejillón.

No pensaba que las lapas iban a estar tan buenas.

En España no se comen.

No hay tradición. En Galicia no las comemos.

Se hace menos marisco que en tu tierra.

Aquí es de las cosas que no hay tanto.

Aquí tenemos a Ruth, investigadora del museo de la ballena.

-Bienvenidos.

¿De dónde eres tú? De Madrid.

¿Aquí cuento tiempo llevas? Llevo tres años y medio.

Me encanta tu mascarilla. Me la hizo mi madre.

¿Cuál es nuestra embarcación?

Es aquella que está ahí. Él es Philippe.

Sois compañeros de trabajo.

Si. Y de despacho.

¿Qué investigas tú?

En mi caso estoy más centrada en los cetáceos,

que son los delfines y las ballenas.

Estudiamos un poco de todo, desde cuantos son,

de que se alimentan, como se relacionan entre ellos.

-Yo en vez de saber el comportamiento de los cetáceos,

me centro en la dieta.

Y saber cuál es el impacto que tenemos

dentro de las actividades humanas en esas relaciones.

¿Crees que veremos algo?

Tengo confianza que alguna aleta saldrá por ahí.

¿Qué es lo que más hay por aquí?

Aquí tenemos delfines sobre todo, ballenas, el cachalote.

-Por ahí resoplan.

-Aquí se rodó Moby Dick.

En los años 50,

todavía estaba activa la caza de la ballena

y fue Caniçal el escenario donde hicieron el rodaje.

A mí me gusta el mar desde que nací.

Antes de ser científico soy marinero.

Me viene de herencia.

Mi abuelo se recorrió el mundo tres veces,

en los años 60.

¿Cómo se llama? Ricardo Carolas.

Ricardo Carolas, eres un español en el mundo.

De los auténticos. De los que no pudimos grabar.

Pero estamos grabando a su nieto.

¿Tu vida se va a quedar siempre en Madeira?

Ya sabes que uno es inquieto y no para.

Pero la verdad que me siento muy a gusto

y si tuviera la oportunidad me quedaría a vivir.

Lo de volver a Madrid, a España.

A Madrid, creo que no.

Tú necesitas ya mar.

Yo necesito mar. Saludos a la familia.

Ha sido un placer. Eres un auténtico lobo de mar.

Gracias a ti.

Adiós, chicos.

Fijaros en la altura de estos acantilados,

es impresionante.

Ahora mismo parece que estamos en Escocia.

Hemos quedado con nuestro español para hacer una ruta en jeep.

Buenos días.

Soy Guillermo, soy de Granada.

El destino me trajo aquí por un traslado en el trabajo

y estoy encantado.

Es una isla sorprendente, muy divertida.

La gente muy amable. Y os invito a venir.

Guillermo, que buen sitio para desayunar,

¿Cómo estás? ¿Con quién estamos?

Con Diana, Andrés y Marcos. Unos amigos de la isla.

Este es el mirador de San Lorenzo.

Madeira tiene unas vitas increíbles.

Adiós.

¿Esta bien comunicada la isla?

Hace unos años no había autovía.

Para ir de un pueblo del sur al norte

podías tardar cuatro o cinco horas.

Entre tanto túnel para escuchar la radio.

¿En qué pueblo estamos ahora mismo?

Porto da Cruz.

Es un pueblo que tiene una fábrica de aguardiente,

el aguardiente es un producto que se consume mucho en Madeira.

Sobre todo para la poncha, que es la bebida más típica de la isla.

Es muy común ver piscinas naturales en esta zona.

¿Cómo es trabajar con él?

Es muy fácil. En lo personal se lleva bien.

-Ahí hay un dragón, ahora lo vas a ver.

¿Eso qué es?

Esto es una de las cosas que se puede hacer aquí.

Es un clásico, y muy recomendable.

Ver toda la isla, los paisajes que tiene,

los pueblos.

Aquí la vegetación, es brutal.

Madeira es súper verde.

Se parece un poco al norte de Tenerife,

que tiene tanto microclima. Tiene flores todo el año.

Es muy conocida porque está la fiesta de la flor.

Vienen turistas de todo el mundo. Los hoteles se llenan.

Esto es una auténtica locura.

Estas son las casas más típicas de Madeira.

Son las casas de Santana.

Eran casas antiguas de agrícolas,

donde se guardaba el trigo, el centeno.

Con el tiempo se ha ido perdiendo.

Se ha ido creando más vivienda y los trabajos han ido cambiando.

Hola ¿Qué tal?

¿Cómo estás?

¿Esta es tu casa?

No es mi casa. Es la dulcería tradicional.

Estas abriendo ahora mismo la tienda.

Abre, abre.

¿Te ayudo?

Estoy intentando, pero el frio hincha la puerta.

Ahora sí.

Estos ¿Qué dulces son?

Broas de mel.

Son unas galletas típicas de Madeira,

que se consumen en toda la isla

y están buenísimas.

Aquí tiene que venir mucha afluencia de público.

Si, este es uno de los puntos típicos de la isla.

Las casas típicas de Santana son un emblema

y muchos turistas vienen a conocer.

Tú eres venezolana. Hay mucho venezolano aquí.

Si, ha mucha tradición.

En el pasado, los portugueses de la isla migraron a Venezuela.

Y con el tiempo han vuelto y se han afincado en la isla.

Un poco como Canarias. Si.

Algo similar, pero con portugueses.

Prueba. Esto tiene que estar bueno.

Esto está buenísimo.

Es como una torta de aceite, pero más esponjosa.

Esta muy rica.

Bueno, bueno, esto es una pasada.

Una autentica pasada. -Parece un poco como Austria.

Es el pico Arieiro, es el más alto de la isla.

Estamos haciendo una levada.

Son antiguos caminos que hacían los locales

para llevar el agua de un sitio a otro.

Estas acequias movían el agua, y siguen moviéndola.

De un punto a otro.

Este es el bosque de laurisilva.

Es patrimonio de la humanidad. -Arboles de la familia del laurel.

¿Cómo acabas en Madeira?

Por trabajo.

Trabajaba en Canarias, me destinaron a Madeira

el año pasado.

¿Sabías algo de Madeira?

Sabía algo, pero no sabía todo lo que tiene.

Y la verdad que me ha sorprendido para bien.

Aquí se come la mejor espetada de Madeira.

La mejor espetada de Madeira se come aquí.

Bueno. Lo que viene por aquí.

Lo tradicional de Madeira, es lo más conocido.

Y el milho frito también es algo muy típico de aquí.

Y ahora ponen la mantequilla para que todo coja el sabor.

Se come bien en Madeira. Se come muy bien.

Y de precio. De precio, mejor.

Muy barato ¿no? Si.

Esto ahora hay que hacerlo con equilibrio mágico.

Intentando no liarla. Que yo puede que la lie.

Va bien, la primera es la peor.

Esta buenísima.

Y esto es milho frito. ¿Cómo habla portugués Guillermo?

Nada. -Si hablo portugués.

Está casado con una portuguesa.

Si, ella es de Porto.

Por motivos laborales, ella está en Granada.

La conocí en Tenerife, a ella la destinaron a Granada.

Porque también se dedica a hoteles.

A ver si algún día

tiene la oportunidad de venir a Madeira.

Hola.

¿Qué tal? Que buen día hace en Granada.

Tenéis la Alhambra, Sierra Nevada por ese lado.

Estáis separados, tu estas en la tierra de tu marido.

Hay que ver.

El destino tiene estas cosas curiosas.

Pero yo creo que es una buena excusa para que aprenda a hablar portugués.

Te quiero, un beso.

-Vamos para el hotel, vamos a tomarnos algo ahí.

Y cerrar el día.

Bienvenidos a mi hotel.

Es un hotel muy pequeño,

los clientes que tenemos son británicos casi todos.

Tú vives en el hotel. Si.

Vivo en una habitación igual que esta.

Una de nuestras junior suite. Vamos a la terraza.

Este es nuestra terraza. Una de las mejores de Madeira.

Tienes ambiente hoy.

Hoy tenemos un DJ especial.

Mario, un gallego que vive con nosotros en Madeira.

¿Cuánto tiempo llevas aquí?

Ahora es mi tercer año.

Hace siete años me contrataron para un festival aquí.

Vi la isla y me quede enamorado.

Madeira es un destino para un Dj.

En una situación normal

se puede decir que hay marcha en Madeira,

durante todo el año.

Pero en verano hay bastante ambiente.

¿Qué planes de futuro tienes?

Por ahora seguir mi carrera de director y lo que me propongan.

Hay muchas cosas que hacer, es una isla fantástica

para disfrutarla.

Ha sido un placer.

Muchas gracias.

Os dejamos en este maravilloso ambiente.

Adiós, chicos.

Hasta luego.

Intentamos llegar a un sitio muy especial.

Esta que se le caen los lagrimones. Llora, llora.

Pero nos hemos encontrado delante.

Un derrumbe.

-¿Quieres probar el más fuerte del mundo?

Por supuesto.

El reportero más fuerte del mundo

quiere probar el picante más fuerte del mundo.

Y mi compañero también.

Yo no soy el invitado más fuerte del mundo.

Bueno, no se había caído nunca.

¿Cómo te llamas? Phillipe.

Todo a babor, Philippe.

Españoles en el mundo - Madeira y Porto Santo

17 jun 2021

Programas completos (306)
Clips

Los últimos 2.131 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios