Enlaces accesibilidad

Soria anuncia en RNE "consecuencias" en el ámbito "diplomático, comercial e industrial" tras la decisión de Argentina sobre YPF

  • Son medidas que según "se vayan adoptando se darán a conocer", algo que tendrá lugar "a lo largo de los próximos días"
  • Sobre una eventual marcha atrás: "Teniendo en cuenta las formas y los modos, uno tiene poco margen para la esperanza"
  • Cree que ahora "Argentina es un lugar menos seguro para invertir, no solo para España sino para cualquier empresa del mundo. A no ser que esta sea una cuestión exclusivamente contra España"

Por

 
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha advertido en 'En días como hoy', de Radio Nacional, que la "hostilidad" del gobierno argentino sobre YPF, tendrá "consecuencias" en "el ámbito diplomático, comercial, industrial y energético", que "a medida que se vayan adoptando se darán a conocer", a lo largo de "los próximos días".

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, ha calificado en 'En días como hoy' de Radio Nacional la decisión del gobierno argentino de expropiar la mayor parte de las acciones de Repsol en YPF de "arbitraria, contra derecho y una decisión no solo contra una empresa española como Repsol sino una decisión en contra de los intereses de España y de los españoles" y ha advertido de que el Gobierno va a ser "consecuente con esta hostilidad". "Habrá consecuencias", ha insistido, que se darán "en el ámbito diplomático, comercial, industrial y energético" y que "a medida que se vayan adoptando se darán a conocer", algo que será "a lo largo de los próximos días".

En una reciente visita a Argentina Soria ha relatado que llegó a una "acuerdo verbal" por el cual decidieron que si había "diferencias" en torno a lo que hace Repsol en Argentina, éstas se resolverían entre los dos gobiernos "a través del diálogo". Un acuerdo del que más adelante, al seguir trabajando en él de vuelta a España, en aspectos como la formación de grupos de trabajo, el gobierno español "hasta hoy no ha obtenido respuestas" por parte del argentino.

Soria ha señalado que la decisión tomada ayer por la tarde por el gobierno argentino "afecta y daña" la relación bilateral entre ambos países, una relación que hasta ahora "ha sido fluida y una buena relación". Ha recordado por otro lado que España "como gran nación" ha ayudado a Argentina cuando "ha estado en otras ocasiones en una situación económica negativa" en referencia al "corralito" de 2001, cuando, "España prestó a la nación argentina 1.000 millones de dólares, incluso en contra de las recomendaciones en aquel momento del Fondo Monetario Internacional".

Sobre si hay posibilidad de "marcha atrás" en esta situación, Soria ha dicho que le gustaría "mucho como ministro y como español" peor que "teniendo en cuenta la forma y los modos" en que se han desarrollado los hechos "uno tiene poco margen para la esperanza" y no descarta además que pueda "afectar" a otras empresas. "Una vez que se ha abierto esa puerta, es una puerta difícil de cerrar"

En cuanto a los argumentos que han llevado a las autoridades argentinas a actuar de esta manera, ha dicho que son "débiles y que no se corresponden a los hechos". En ese sentido ha explicado que Argentina reprocha a Repsol no invertir lo suficiente en prospecciones, cuando, como ha señalado el ministro, Repsol "ha hallado el mayor yacimiento de petróleo de toda la historia de Argentina".

Ante esta situación, y el panorama que deja abierto, Soria se pregunta: ¿Qué seguridad jurídica, para cualquier empresa de cualquier parte del mundo, puede ofrecer un gobierno que entra en la sede de una empresa y anuncia su nacionalización a través de micrófonos por boca de su presidenta?". "Argentina es un lugar menos seguro para invertir, no solo para España sino para cualquier empresa del mundo", ha concluido. A no ser, ha proseguido, "que estemos pensando que esta es una cuestión exclusivamente contra España, no quisiera pensarlo"

Medidas económicas

Por otro lado, Soria cree que hay que "separar" la cuestión sobre Repsol de la crisis económica. Las últimas reformas emprendidas por el Gobierno se deben a que "no tenemos dinero para hacer frente a las compras de bienes y servicios que necesitamos ni para pagar las deudas contraídas con anterioridad" para ello "tenemos que pedir prestado" y si no nos prestan, porque no nos cuadran las cuentas, tendrían que "rescatarnos", una posibilidad que "el Gobierno descarta totalmente".

También ha sido preguntado por la tarifa eléctrica: "O disminuimos los costes del sistema o no resolveremos el problema de déficit de tarifa. Y como queremos resolverlo la reforma energética que tenemos en marcha va en esa dirección" una reforma que estará lista "en unas semanas"

RTVE

anterior siguiente