Enlaces accesibilidad

Darío Grandinetti ('Hierro'): "Convertir a la isla en un personaje más fue un acierto"

  • La serie acaba de estrenar los primeros capítulos de su segunda temporada
  • Por su papel en Rojo ganó la Concha de Plata en el Festival de San Sebastian de 2018

Por
Las mañanas de RNE con Pepa Fernández - El actor Darío Grandinetti nos habla de 'Hierro'

Tras la espectacular acogida de su primera temporada, el pasado viernes 19 de febrero se estrenaron varios capítulos de la segunda entrega de Hierro en Movistar+, la serie más vista en esta plataforma. En De pe a pa hemos charlado con uno de sus protagonistas, el actor Dario Grandinetti, que da vida al empresario Díaz en la ficción y que nos ha explicado una de las razones del gran éxito de la serie.

El intérprete argentino nos ha atendido desde su ciudad natal, Rosario, donde la situación epidemiológica y las restricciones están también "a la baja", de forma similar a España. Aunque ha precisado que, en gran medida, el motivo de que allí las condiciones estén "un poco mejor" y no haya afectado tanto la tercera ola se debe al actual clima estival.

En defensa del sector

La cultura es una de las industrias más golpeadas por la pandemia, sin embargo, Grandinetti ha podido trabajar bastante en los últimos meses, por lo que se siente afortunado. "No puedo quejarme. He tenido muchísima suerte".

Parte de esa suerte se explica porque la isla donde se ha grabado la segunda temporada de Hierro apenas registraba incidencia de la COVID-19, lo que facilitó la vuelta al rodaje. "Cuando nosotros estábamos rodando, éramos la única producción que estaba filmando en ese momento. Fue más facil aislarnos y tenernos controlados en burbujas sanitarias", ha señalado Grandinetti.

También ha aprovechado para denunciar la precariedad que ya se vivía en su sector en época pre pandemia: "s un trabajo de mucha inseguridad, nunca sabes nada, estás siempre empezando o terminando algo. Los contratos no se firman por más de tres meses y, a esto, súmale que la inseguridad de trabajo que tenemos es constante. De alguna manera estamos acostumbrados, solo que esto ha golpeado de manera transversal a todos. La problemática aumentó en nuestro oficio".

Precisamente, es una lucha que lleva por bandera, pues aunque tenga fama de escoger muy bien sus papeles, Grandinetti ha reconocido que "no le llueven las ofertas" y que, de hecho, le gustaría ser "más riguroso" a la hora de seleccionar personajes.

"La verdad que los actores en general hacemos lo que podemos. No tenemos mucho chance de elegir. Yo no tengo 10 ofertas de las que elijo una o dos. Es cierto que llega un momento que lo que te ofrecen tiene bastante que ver con vos (...), pero no siempre he podido elegir".

Eso sí, Hierro le pareció un proyecto "muy atractivo" desde el principio. Su relación con la serie comenzó a fraguarse en un trayecto en coche. Conducía desde Buenos Aires a Rosario cuando recibió la llamada del director, Antonio Díaz, en la que le pedía un videocasting para contar con él en la producción de la ficción española.

'Hierro' (Segunda temporada)

"Mi personaje despierta simpatía"

El argumento de la serie muestra la llegada de una juez, interpretada por Candela Peña, a la isla canaria de El Hierro, donde tiene que enfrentarse a una serie de asesinatos relacionados con el narcotráfico -en la primera temporada- y a un conflicto familiar -en la segunda-. En ambos casos, se ve involucrado el personaje de Grandinetti, como si de un imán para las complicaciones se tratase.

El argentino ha explicado que aunque se trata de un personaje "que anda siempre metido en líos" también "es un persona con la que se empatiza". De hecho, ha señalado que es una característica de la que se percató en cuando le mandaron el guion. "No es un tipo simpático, pero despierta cierta simpatía. Es de esos villanos que despiertan adhesión porque tienen un costado noble y honesto".

Es más, cree que su personaje llega incluso a caer bien a la jueza Montes, empeñada en resolver un caso de narcotráfico relacionado con el empresario.

Un éxito que pilló por sorpresa a todo el elenco

En el rodaje de la primera temporada, los actores "fantaseaban" con la idea de poder hacer una segunda parte. Un sueño que se ha convertido en realidad. "Fue una experiencia fantástica. Ninguno pensó que fuese a ser un pelotazo impresionante. Ahora para esta segunda sí sabíamos que iba a funcionar muy bien".

Además, Grandinetti no sólo ha elogiado el trabajo de sus compañeros sino las decisiones tomadas por el propio equipo de guion y dirección: "Convertir a la isla en un personaje más". Según ha explicado el intérprete argentino, la historia se ha escrito para la isla y no al revés como se suele hacer, "que tú escribes y luego sales a buscar el sitio donde rodarlo".

La serie se sumerge de lleno en los problemas y preocupaciones reales del propio territorio. "Por eso funciona. Es uno de los grandes hallazgos de Coira", ha destacado.

Se meterá en la piel de un político

Entre sus proyectos más próximos, Grandinetti tiene previsto rodar en su país natal la serie Santa Evita, que parte de la novela de Tomás Eloy Martínez, y donde se pondrá en la piel del expresidente de la República Argentina Juan Domingo Perón.

A lo largo de su trayectoria, ha cosechado numerosos logros. Concretamente, en 2012 se convirtió en el primer actor argentino en ganar un Emmy Internacional y por su papel en Rojo ganó la Concha de Plata en el Festival de San Sebastian de 2018. De niño quería ser futbolista, pero la interpretación se cruzó en su camino y decidió cambiar el balón por la posibilidad de jugar a ser otro.

Radio

anterior siguiente