Enlaces accesibilidad

Pepe Rodríguez: "Veo un futuro negro para la restauración. Fuimos los primeros en caer y seremos los últimos en recuperarnos"

  • El chef nos da las claves de la octava edición de MasterChef que se estrena este 13 de abril
  • También cuenta cómo les ha afectado la crisis del coronavirus y el cierre de su restaurante El Bohío

Por
Las mañanas de RNE con Pepa Fernández - Pepe Rodríguez: "Auguro un futuro negro en la restauración. Fuimos los primeros en caer y seremos los últimos en volver"

A la cocina llegó por casualidad, ayudando como camarero en la casa de comidas que su abuela fundó hace años en el pueblo toledano de Illescas, El Bohío. Entonces, Pepe Rodríguez tenía 17 años y guardaba más devoción por los Rolling Stone y la chupa de cuero que por el mandil de cocinero. “Me hubiera encantado ser músico, era mi vocación frustrada. Lo cambiaría por la televisión y la cocina, pero Dios no me dio voz”, confiesa en Las Mañanas de RNE con Pepa Fernández. Lo que sí le dio es la destreza para dominar los fogones al ritmo del rock and roll.

El televisivo cocinero se prepara para volver como jurado a la octava edición de MasterChef. El exitoso talent show vuelve a encender sus fuegos este lunes, 13 de abril, a partir de las 22.05 en la 1 de TVE. “Hay muchas sorpresas y novedades preparadas para esta nueva temporada”, avanza Pepe. Este año ha habido más de 30.000 aspirantes de los que, finalmente, han sido seleccionados 16 concursantes. Todos ellos deberán enfrentarse desde esta noche a las pruebas de cocina y al veredicto de su jurado, formado por Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nájera y Jordi Cruz. “Cada año se presentan más concursantes y cada edición llegan mucho más preparados”, apunta el chef.

El programa lleva años demostrando que nuestro país tiene una gran pasión por la cocina, aunque Pepe apunta que “más que pasión por la cocina, hay pasión por la comida”. Precisamente en la cocina es donde muchas personas se han refugiado estos días con el confinamiento. “Muchos han descubierto que tienen cocina en el confinamiento”, comenta Pepe. “Es curioso como la gente se está lanzando a la repostería y esté acabando con la harina y la levadura, pero es verdad que es aquí donde más se divierten los niños”, reflexiona el cocinero. En cualquier caso, añade: “España siempre ha sido un país muy gastronómico y esa es la esencia que ha tomado como impulso MastersChef”.

Preguntado por la situación que viven los dueños de cientos de bares y restaurantes españoles obligados a echar el cierre por la crisis sanitaria, Pepe Rodríguez habla de incertidumbre y asegura que lo peor está por llegar. “Si me dicen de cerrar un mes mi restaurante, lo cierro. No hay problema en eso, pero lo peor va a llegar después”, confiesa. “¿Cómo vamos a volver después, con que ganas animo vuelves a abrir? Porque yo no me creo que la gente vaya a ir corriendo a un restaurante a sentarse en una mesa a comer con mascarillas puestas. El turismo se ha parado, somos un país apestado ahora mismo y auguro un futuro muy negro para la restauración, la situación va a ser muy difícil. Fuimos los primeros en caer y seremos los últimos en volver”, concluye.

Radio

anterior siguiente