Enlaces accesibilidad

Philippe Lançon, el superviviente de Charlie Hebdo

Por
Philippe Lançon: "No siento odio, solo quiero entender"

En medicina "colgajo" designa una porción de piel usada para cubrir una herida. Es lo que lleva Philippe Lançon en la mandíbula desde hace cuatro años: un injerto sacado de su pierna para suplir la parte del rostro destruida por una bala, el 7 de enero de 2015.

24 horas - Philippe Lançon: "No siento odio, solo quiero entender" - escuchar ahora

Ese día Lançon estaba en la sede del periódico satírico Charlie Hebdo donde murieron sus colegas periodistas y dibujantes a manos de los terroristas Cherif y Said Kouachi. Philippe Lançon fue testigo y víctima de ese ataque tan breve como mortífero. Un disparo en la mandibula le dejó inconsciente en el suelo. Los terroristas le dieron por muerto y él salvó su vida.

La gran apuesta de la rentrée de Anagrama

No alcanzó a ver a los asesinos pero si escuchó las balas, los gritos, y vio la masa cerebral de su amigo Bernard Maris. Siguieron 10 meses en el hospital, 18 operaciones para su reconstrucción física y mental, acompañado de sus familiares y amigos, de la música de Bach y de la práctica de la escritura. Todo eso ha sido plasmado por el periodista y escritor en El colgajo ("Le Lambeau"). Un relato íntimo de su combate por la vida que a su vez describe una de las páginas negras de la reciente historia francesa y que ahora llega a España bajo la editorial Anagrama.

"No siento odio, la colera me hubira ahogado. Solo quería entenderlo todo con la máxima benevolencia", confiesa Lançon ante los micros de Radio Nacional desde Casa AmericaEl colgajo invita a tomar parte de esos acontecimientos, tal y como él los vivió. "Fue como una novela, como un teatro horrible y barato", señala Lançon. "Ahora lo escribo como la novela que fue", concluye. 

Radio

anterior siguiente