Enlaces accesibilidad

Ángel Nieto y sus 12+1: el legado de un ganador

  • Tributo al piloto zamorano en compañía de su hijo Gelete
  • “Hice cinco años el Mundial y mi padre se volcó conmigo”, apunta
  • Comenzó como aprendiz en el taller de Tomás Díaz, en Vallecas
  • Arturo Martín recorre 1947 en la segunda hora de programa

Por
Memoria de delfín - Ángel Nieto y sus 12+1: el legado de un ganador - 19/01/19

Esta historia comienza en el taller de Motos Las Palomas, el lugar donde Ángel Nieto, nuestro protagonista, se tropezó con su verdadera pasión. En aquel local de Vallecas, propiedad de Tomás Díaz, el piloto zamorano se inició como aprendiz.

“Cuando su madre le preguntaba: Angelito, ¿qué quieres ser de mayor?, él le contestaba: corredor de motos. Conozco un taller que está ahí abajo, cerca del campo del Rayo, y voy a pedir trabajo allí. Me da igual que me paguen o no, yo lo que quiero es correr en moto”. Así lo recoge el propio Tomás Díaz en la biografía Ángel Nieto. Las curvas de la vida, y así lo ha contado en el último Memoria de delfín, dedicado a su figura, a sus triunfos (12+1 títulos mundiales) y a sus carreras más especiales.

Angel Nieto consiguió su primer mundial en 125 cc en el año 1971

Entre ellas, Jarama 1971, donde consiguió su primer mundial en 125 cc, ante 80.000 espectadores, como recuerda Patricia Costa. “Aquella carrera supuso un cambio en la afición al motociclismo en este país”, explica Díaz, empresario y, sobre todo, gran amigo del piloto.

Tampoco pasamos por alto sus debuts, su primer gran premio. “Fue en Barcelona en 1965, y terminó quinto”, apunta Juan Pedro de la Torre, periodista especializado en motociclismo y autor de Ángel Nieto: vida y éxitos de nuestro mejor piloto.

Para profundizar en la parte más personal, Arturo Martín recibe a su hijo mayor, Gelete Nieto, actual director de la escudería Ángel Nieto Team. “Hice cinco años el Mundial y mi padre se volcó conmigo”, reconoce el expiloto de motociclismo y automovilismo. “Y mi hermano Pablo está con Valentino Rossi en Moto 3”, añade.

Gelete Nieto, en un momento de la entrevista rne

Sin olvidar la puesta en marcha de la Fundación Ángel Nieto, cuyo objetivo es ayudar a las víctimas de los accidentes de moto a través del deporte, una iniciativa gestada a raíz del homenaje celebrado en Madrid tras su desgraciada muerte, en agosto de 2017, cuando viajaba a bordo de un quad en Ibiza.

1947, año de nacimiento de Ángel Nieto, ocupa la segunda hora de programa. Antonio Vicente repasa una época en la que se empieza a configurar la Guerra Fría, y en la que se estrenaba la película Embrujo, con dos grandes estrellas del momento, Lola Flores y Manolo Caracol.

César Souto y Luis Avilés, en Rne Santiago

Sonia Castelani, por su parte, nos acerca el documental Os días afogados (2016), en el que César Souto y Luis Avilés recogen algunas de esas localidades olvidadas bajo el agua de los pantanos y embalses, que entonces irrumpían en España. “La emigración permitió que este trabajo se llegase a rodar. El hecho de que una persona se desplazase de una aldea de Ourense a Barcelona o París, hizo que la gente pudiese acceder a las cámaras y grabar cuando regresaban”, subrayan desde Rne Santiago, en referencia a las imágenes que han nutrido esta cinta, procedentes de los propios vecinos.

Sin salir del reporterismo, Alberto Maeso echa un vistazo a la prensa del Movimiento, la única libre de censura; y Juan Otero nos invita a escuchar “Angelitos negros”, en voces tan diferentes como las de Roberta Flack y Concha Piquer.

Radio

anterior siguiente