Enlaces accesibilidad

'Guinness World Records': grandes hazañas de la historia

  • Arturo Martín descubre el récord del programa de radio más largo de la historia
  • También el corto con mayor número de premios y el torneo de pádel más numeroso

Por
Memoria de delfín - Guinness World Records: grandes hazañas de la historia - 13/11/17

Con más de 100 millones de ejemplares distribuidos desde 1955, el Libro Guinness de los Récords es el tercero más vendido de todos los tiempos, sólo por detrás de la Biblia y del Corán.

Un proyecto que comenzó a gestarse en 1951 y que llega un año más a nuestras estanterías, en el caso de España a través de la editorial Planeta.

Arturo Martín repasa con el editor Kiko Barrera las novedades de su última entrega (Guinness World Records 2018, a la venta desde el 3 de octubre), entre las que destacan los apartados dedicados a los superhéroes y a los videojuegos.

Kiko Barrera, editor de 'Guinness World Records 2018'

Kiko Barrera, editor de 'Guinness World Records 2018'

Además, conocemos algunos detalles del procedimiento a seguir para figurar entre sus páginas. “Se registran 45.000 solicitudes anuales, pero hay un comité de expertos que las verifican (…) Las que tienen que ver con animales, por ejemplo, son supervisadas por zoólogos”, apunta Barrera. Pese al esfuerzo, aclara, aparecer en el libro “no tiene compensación económica, aunque hay personas que hacen de esto su modus vivendi”.

Este aspecto altruista lo conocen muy bien nuestros tres invitados en RNE Madrid. Uno de ellos es Fernando Carruesco, uno de los periodistas que en 2011 consiguió el récord del programa más largo en la historia de la radio. Un total de 60 horas ininterrumpidas en las que participaron profesionales de la comunicación como Matías Prats, Paloma del Río (TVE) o José Miguel López (Discópolis, Radio 3). “Lo que más me costó fue no dormirme al final y mantener la cabeza despierta”, reconoce Carruesco, que sólo tenía cinco minutos de descanso por cada hora acumulada.

De izquierda a derecha: Estíbaliz Giner, Fernando Carruesco, Arturo Martín y Lucas Figueroa

De izquierda a derecha: Estíbaliz Giner, Fernando Carruesco, Arturo Martín y Lucas Figueroa rne

Este maratón se concibió, matiza, como “una particular forma de rebeldía”, para llamar la atención en plena crisis, en un momento en el que salir de la Facultad de Periodismo significaba ir directamente a la cola del paro.

Otra de las hazañas que hemos destacado en este Memoria de delfín la firma Lucas Figueroa, director del cortometraje Porque hay cosas que nunca se olvidan, el más premiado de la historia (2011), superando los 400 galardones, muchos de ellos otorgados por el público y en países remotos. “Se dice que los humores son muy locales, pero en este caso nos dimos cuenta de la universalidad del mensaje”, subraya el cineasta, que rodó su obra entre Madrid y Segovia, con el futbolista Cannavaro como colaborador, y con la niñez y la venganza como temas principales.

Uno de los protagonistas en 'Porque hay cosas que nunca se olvidan'

Uno de los protagonistas en 'Porque hay cosas que nunca se olvidan'

Por último, conocemos el torneo de pádel más multitudinario jamás celebrado, con 675 jugadores. Ocurrió en 2014, en el Circuito Pádel Estrella Damm de Madrid, tal y como recuerda Estíbaliz Giner, responsable de Comunicación de Rumbo Sport, empresa organizadora. “Hubo además 288 jugadoras que se sumaron al récord… Así que, también batimos el nuestro propio”, señala.

Para cerrar la lectura de este Libro Guinness, por cierto, también el más robado de todos los tiempos, Patricia Costa hojea sus páginas internacionales, en las que descubrimos al cyborg Neil Harbisson y al matrimonio formado por Katyucia Hoshino y Paulo Gabriel da Silva, el más bajo del mundo.

Neil Harbisson, primer 'cyborg' reconocido como tal

Neil Harbisson, primer 'cyborg' reconocido como tal

No dejamos de sorprendernos, pero en la segunda hora de programa lo hacemos analizando 1955 con Miguel Ángel Hoyos, convencido esta semana de que fue el año de “las gallinas que entran por las que salen”. Por ejemplo, en aquellos meses fallecía Albert Einstein, pero paralelamente Severo Ochoa sintetizaba el ácido nucleico; y aunque decíamos adiós a Charly Parker, se publicaba “Maybellene”, el primer sencillo de Check Berry.

En esta misma época, nace en Luxemburgo la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre, a la que nos acercan Sonia Castelani y Martín Manceñido, presidente honorario de la Federación Internacional y Española de Donantes de Sangre, y presidente de Fundaspe (Fundación Nacional para el Fomento de la Donación Altruista en España). “La juventud sigue siendo nuestro objetivo, y mejorar los canales de comunicación (…) Aparte de una mayor fidelización y regularidad”, opina desde RNE León.

En su repaso semanal a los medios, Alberto Maeso recuerda que, por aquel entonces, incluso los tebeos sufrían duramente la censura, mientras la Sección Femenina aprobaba el desembarco de Vogue en España.

Arturo Martín, con sus últimos invitados en Rne Madrid

Arturo Martín, con sus últimos invitados en Rne Madrid rne

Y sin ningún atisbo de censura, con la libertad creativa que le caracteriza, Juan Otero nos muestra un 1955 de cine, el de Bill Halley y sus Cometas, y el del "Learning to love" de Peggy King.

Radio

anterior siguiente