Enlaces accesibilidad

Julio Iglesias no cantaría en la Casa Blanca si Trump se lo pidiera: "No, gracias"

  • El cantante acaba de publicar su disco de duetos México y amigos
  • Con Plácido Domigo, Omara Portuondo, Pablo Alborán, Calamaro y Sabina

Por
Las mañanas de RNE - Julio Iglesias no cantaría en la Casa Blanca si Trump se lo pidiera: "No, gracias"

"Yo que conozco bien México de este a oeste, México es un país de colores, de escritores, de pintores, de música maravillosa...", ha asegurado Julio Iglesias en Las mañanas de RNE, y a esa música de ese "país del carajo" le rinde homenaje el cantante en su último disco, México y amigos.

Un álbum de duetos que surgió de la "profunda admiración" que siente Iglesias por "Jorge NegretePedro Infante y esos compositores de los años 50 y 60 que han llegado a gente de todo el mundo, no solo latina" -ha contado- "son canciones que entran a la gente rápidamente y que son atemporales, son para siempre, yo crecí con esa música".

Un trabajo del que se siente muy orgulloso y que tiene claro que si Trump le pidiera que fuera a cantar a la Casa Blanca, no lo haría. "No, gracias". Y también que "la muralla que exista entre EE.UU. y México se la saltan los mexicanos solo con su cariño y con la fuerza que tienen", ha afirmado para decir también que "nos vendría bien a los españoles estar más cerca de México y a México de España".

Crisol de estilos y culturas

El dominicano Juan Luis Guerra, la cubana Omara Portuondo, la mexicana Thalía o el español Plácido Domingo son algunos de esos amigos que han prestado sus voces a este disco. Algunos "amigos del alma", como el tenor español "amigo mío desde hace más de 40 años y que ha sido muy generoso y hemos cantado juntos una música que él lleva dentro del alma, estoy convencido de que la música mexicana la canta mientras se afeita", ha bromeado el multipremiado artista.

De Pablo Alborán ha dicho que "no se puede cantar mejor que él". "Ese chiquillo es un artista descomunal y le auguro una carrera increible (...) Me recuerda mucho a como era yo cuando tenía su edad. Va a tener una carrera grande, grande, grande" -ha dicho-" si tuviera que decir a quién me parezco más, no ellos a mí sino yo a ellos, sin duda es a Pablo Alborán".

El repertorio de México y amigos incluye piezas clásicas de bolero, mariachi y mambo como “Júrame”, “Fallaste corazón” y “¿Quién será?”. "Las canciones que yo tenía y tengo grabadas en el cerebro, que por instinto las canto", ha explicado. Y no podían faltar rancheras y corridos como el que entona con el argentino Andrés Calamaro. "Él no tiene nada que ver conmigo pero nos juntamos en otra galaxia y ha salido una versión de "Juan Charrasqueado" que es una maravilla". 

La música, por encima de ideas políticas

Otro de los colaboradores para este trabajo es Joaquín Sabina con quien interpreta, como no podía ser de otra manera, "Y nos dieron las diez". "Joaquín canta esta canción del carajo y ha tenido la generosidad de cantantarla conmigo, yo parezco el pijo y él parece el golfo, dos artistas que se juntan en una canción histórica para decir lo que sienten y cómo lo sienten", ha confesado el cantante.

"Aunque la gente piense que hay mucha diferencia entre Joaquín y yo en la vida cotidiana, en el pensamiento, Joaquín es un compañero mío increíble y un artista descomunal, cuando hablas con gente que tiene esa calidad... los artistas nos damos besos apasionados, besos musicales". Así, este disco es también una demostración de que "la música está por encima de cualquier idea política".

12 temas que terminan con "México lindo", la única canción que Julio Iglesias ha cantado solo en el álbum.

Con más de 80 discos en el mercado a punto de cumplir 50 años sobre los escenarios, es la primera vez que Julio Iglesias publica un disco de duetos. "Lo había hecho para otros pero no para mí, y esto ha sido gracias a la generosidad de los magníficos artistas que han colaborado".

Radio

anterior siguiente