Enlaces accesibilidad

Bonnie & Clyde y otros forajidos de película

  • Repaso a los delincuentes más populares de la historia con Juan Rada y Pérez Abellán
  • Recordamos casos como El matamendigos o Raymond Fernández y Martha Beck

Por
Memoria de delfín - Bonnie & Clyde y otros forajidos de película - 22/05/17

Clyde era un hombre “entusiasta de las armas y de los coches”, que había pasado por la cárcel en varias ocasiones y que ya había escrito en mayúscula la palabra delincuente. Bonnie, una mujer que contrajo matrimonio con sólo 15 años, prendada de todo un asesino “y que había sufrido algunos episodios violentos”.

Con Sonia Castelani perfilamos poco a poco la pareja de criminales más legendaria de la historia, Bonnie Parker y Clyde Barrow, abatidos ambos el 23 de mayo de 1934, tras años de atracos y de asesinatos, de huidas, de sangre.

Juan Rada, Arturo Martín, Jesús González y Pérez Abellán

Juan Rada, Arturo Martín, Jesús González y Pérez Abellán rne

A escribir las páginas de su corta pero intensa vida nos ayudan en el estudio los periodistas Juan Rada, especializado en crónica negra y misterio, al que podemos escuchar cada viernes en Esto me suena (RNE), y Paco Pérez Abellán, experto en criminología y colaborador del programa El canto del grillo (RNE). Completa el triángulo el psicólogo clínico y forense Jesús González, con quien intentamos comprender qué ocurre en la cabeza de una persona dispuesta a saltarse la ley y a matar. “Hay una herencia genética, y luego está el entorno”, asegura.

Los asesinos de los corazones solitarios

Nos adentramos a lo largo de la madrugada en la mente de otras parejas de delincuentes, como Raymond Fernández y Martha Beck, conocidos como los asesinos de los corazones solitarios. Él, hijo de granadinos, había nacido en Hawái, pero a los tres años se trasladó a España, donde cometió su primer homicidio. “Acabaron los dos jurándose amor eterno en la silla eléctrica, en 1951”, explica Rada, que próximamente publicará el libro Sin censura, sobre el control actual de la crónica negra. “Hubo seis matrimonios –para gestar su plan-, pero Beck se ocupaba de que no se consumase el sexo”, añade.

Con Pérez Abellán analizamos un caso especialmente cruel, el de Alfonso Basterra y Rosario Porto, que presuntamente terminaron con la vida de Asunta, su hija adoptiva. También el de Enriqueta Martí, la Vampira de Barcelona, cuyo ayudante nunca fue identificado. “Tenía un marido que debía darse cuenta de que ocurría algo extraño”, especula el escritor murciano, con una veintena de libros en su haber.

Otra imagen de nuestros invitados en Rne Madrid

Otra imagen de nuestros invitados en Rne Madrid rne

Salen a la luz otros nombres como el de Francisco García Escalero, El matamendigos, siempre acompañado por otro indigente, o el del delincuente juvenil el Vaquilla, asistido habitualmente por su pareja.

Al margen de los nombres concretos, ponemos sobre la mesa otros asuntos como la reinserción o la prevención. “Saber por qué alguien llega a matar es algo que hay que saber y evitar”, subraya Pérez Abellán. Sobre todo teniendo en cuenta, como señala Jesús González, que “las cárceles están más como castigos que como centros de rehabilitación”.

1934: el año de Juan de la Cierva y su autogiro

En la segunda hora, destacamos otros momentos relevantes de 1934, mucho menos siniestros que la persecución y muerte de Bonnie & Clyde. Se trata de la presentación del C-30, el último modelo de autogiro desarrollado por el científico e inventor Juan de la Cierva, a quien nos acerca Patricia Costa. Para rescatar su figura, nadie mejor que su hija Ana María, la única superviviente de sus siete descendientes. “Tendría yo unos cuatro años, y nos subió a mí y a mis hermanos en el autogiro, de dos en dos”, recuerda emocionada desde RNE Santander, ciudad que, por cierto, le homenajeará del 21 al 23 de junio.

Ana María de la Cierva, en Rne Santander

Ana María de la Cierva, en Rne Santander

En 1934, como apunta Miguel Ángel Hoyos, se celebró además la segunda Copa Mundial de Fútbol, un acontecimiento deportivo que reflejó la situación geopolítica del mundo, marcada por la ascensión del régimen nazi.

De vuelta a los delincuentes, Alberto Maeso se detiene en aquellos que nos han fascinado a través de la pequeña pantalla como Tony Soprano o el bandolero Curro Jiménez y, cómo no, habla largo y tendido sobre la gran Margarita Landi, periodista especializada en sucesos.

Misterioso aunque inofensivo, Juan Otero se aproxima a la recta final de programa para presentarnos a la primera reina de la música tejana, Lydia Mendoza; a Paul Whiteman, a Ben Pollack y a Chick Webb.

Radio

anterior siguiente