Enlaces accesibilidad

John Romero: "De 'Blackroom' se puede esperar una nueva forma de jugar 'shooters'"

  • El creador del videojuego Doom, entre las estrellas del Gamelab 2016
  • También Ron Gilbert, responsable de Monkey Island, y Enric Álvarez
  • La realidad virtual, tema protagonista del congreso internacional

Por
Entre paréntesis - La realidad virtual, protagonista de Gamelab 2016

“La razón por la que Doom ha ido tan bien durante tanto tiempo es porque liberamos el código fuente, lo hicimos modificable y su distribución era libre. La gente podía copiarlo, jugarlo, y esto realmente creo que es la clave de su éxito. Es un juego fantástico, pero si no hubiéramos liberado el código fuente, si no hubiese sido modificable, no creo que hubiese tenido el impacto que ha tenido”.

Así explica el padre de la mítica saga de videojuegos de disparos, el estadounidense John Romero, la enorme influencia que su revolucionaria obra, nacida en los noventa, ha tenido en la historia del mundo del gaming, reconocida en la duodécima edición del congreso internacional Gamelab de Barcelona, donde el programador, como si de una estrella de rock se tratara –su larga e impecable cabellera y sus uñas negras hacen la comparación aún más oportuna-, se ha convertido en uno de los ponentes más solicitados para los inevitables selfies.

Su legión de fans esperan como agua de mayo su próxima creación: un nuevo juego de acción marca de la casa, Blackroom. “Se puede esperar un shooter –explica- que tiene los valores centrales de los shooters que ya he creado, pero con una ficción nueva y una nueva forma de jugar shooters, que es la forma original pero tiene elementos nuevos incorporados y una nueva historia que nadie ha visto antes y que creo que es muy interesante”.

Ron Gilbert y los derechos de Monkey Island

Ron Gilbert no ha abandonado su sueño de crear un tercer 'Monkey Island'.
Ron Gilbert

Ron Gilbert no ha abandonado su sueño de crear un tercer 'Monkey Island'. rne

La expectación por la presencia de Romero, no obstante, no ha impedido que un compatriota de este y también figura clave de la historia de los videojuegos, Ron Gilbert, el creador de Monkey Island, no haya logrado una importante cuota de protagonismo.

El desarrollador ha sido noticia recientemente después de que propusiera a la Disney recuperar los derechos de la icónica franquicia tras la salida de la compañía de Mickey Mouse de la industria de los videoguegos. Si lo logra, promete más títulos del juego de aventuras. “Si pudiera conseguir que me devolviesen los derechos de Monkey Island, lo que haría es hacer un tercer juego, porque siempre planifiqué hacer tres. Realmente, para mí siempre ha sido una trilogía”, asegura Gilbert, que en la actualidad también está trabajando en otro juego de aventuras, Thimbleweed Park, cuya salida al mercado está prevista para el año que viene.

Lo nuevo de Enric Álvarez, en primicia

Enric Álvarez regresa con 'Raiders of the broken planet'.
Enric Álvarez regresa con 'Raiders of the broken planet'.

Enric Álvarez regresa con 'Raiders of the broken planet'. rne

Jens Bergenstein, programador principal del mundo virtual MinecraftIan Livingstone, uno de los diseñadores de Tomb Raider, y David Braben, responsable del simulador espacial Elite Premio Leyenda de Gamelab 2016, han sido otros de los nombres propios de las jornadas, en las que, por supuesto, también ha habido participación española. Uno de los referentes del mundo del videojuego en España, Enric Álvarez, de MercurySteam, ha presentado en primicia su nueva creación, Raiders of the broken planet.

"Es un shooter en tercera persona. Es una aventura básicamente, con la particularidad de que tú puedes vivirla jugando solo, jugando con amigos o incluso pasarte, digámoslo así, al lado oscuro y jugar con los malos en lo que nosotros llamamos el modo asimétrico, es decir, tú solo contra un equipo de cuatro raiders. Aunque parezca que está desbalanceado, no lo está, porque tienes a todos los malos de tu lado y son muchos y muy malotes”, cuenta el diseñador.

La realidad virtual ya está aquí

El Indie Hub, el espacio de Gamelab para el desarrollo independiente.
El Indie Hub del Gamelab

El Indie Hub, el espacio de Gamelab para el desarrollo independiente. rne

Afterpulse, de la empresa catalana Digital Legends, ha sido elegido el mejor videojuego del año, y en cuanto a los temas debatidos, la realidad virtual ha tenido un protagonismo especial en el encuentro, durante el que se ha podido probar el dispositivo de tecnología inmersiva de Playstation 4, que saldrá a la venta el 13 de octubre en España. Es el camino a seguir por todo el sector, tal como subraya Gonzo Suárez, codirector del Gamelab.

“No sabemos el tiempo, pero la realidad va claramente a coparlo. ¿Cuándo? Cuando lo conviertan en un producto, no solo te vendan unas gafas sino que de repente te vendan una experiencia sea de juego o de otra índole dentro de las gafas que realmente te merezca la pena el aparataje de ponerte las gafas. Hay muchos ejemplos donde de repente se han expandido digamos elementos añadidos a las consolas y muchas han tenido su momento o han bajado. ¿Por qué? Porque es aparatoso”.

La industria del videojuego en España, aún en pañales

Lucas González, confundador de Parallel Circles, que desarrolla su actividad en Manchester.
Lucas González, confundador de Parallel Circles

Lucas González, confundador de Parallel Circles, que desarrolla su actividad en Manchester. rne

El videojuego en España movió en 2015 más de 1000 millones de euros, una cifra que contrasta con una industria nacional todavía en pañales. Las dificultades para abrirse paso en el sector en nuestro país está provocando además una fuga de talentos, como lo demuestra el caso de Lucas González, confundador de Parallel Circles, que desarrolla su actividad en Manchester y que está a punto de lanzar el juego Flat heroes.

“Una cosa clarísima y por la que yo no estoy en España y estoy en Inglaterra es que allí abrir una empresa es como instalar el Office, casi: siguiente, siguiente y siguiente, dar tus datos y al día siguiente tienes la empresa abierta. Yo, si tengo que venir a España y tengo que gastar mínimo un mes de mi tiempo y mi dinero en abrir una empresa, hacer todo el procedimiento... Y luego allí son un poco más benevolentes con las empresas que están empezando. Yo por supuestísimo no tengo ningún problema en pagar impuestos y me gustaría más pagarlos en este país pero, si me va a ahogar el país, pues obviamente voy a escoger otro país donde trabajar”.

Pero no hay que ser pesimistas. Cuando comenzó Gamelab allá por el 2005, apenas había media docena de estudios. Ahora se contabilizan más de 400, muchos de ellos más conocidos fuera que dentro de nuestras fronteras. Hay calidad y cada vez más iniciativa, por lo que las perspectivas de crecimiento son buenas.

Radio

anterior siguiente