Enlaces accesibilidad
REPORTAJE

El estigma de FP: ¿por qué se nos vende como una opción secundaria?

  • Hablamos con María García-Saúco, Mejor Docente de España en 2018; Luis García Domínguez, presidente de la Asociación de Centros de FPEmpresa y distintos alumnos de grado medio y superior
  • ¿A qué retos se enfrenta este tipo de educación en los próximos años?
    Más noticias en Playz

Por
 El estigma de FP: ¿por qué se nos vende como una opción secundaria?
PLAYZ

No resulta extraño charlar con jóvenes de entre 16 y 25 años que confirmen las dudas que aparecieron tras terminar la educación obligatoria. ¿Me meto en una FP o voy directo al grado universitario? Seguro que esta pregunta ha surgido en ti o entre tu entorno en más de una ocasión y le has dado vueltas al asunto sin saber muy bien qué camino tomar. A pesar de las similitudes que pueden tener ambas formas educativas, ¿por qué se sigue considerando a la formación profesional como una opción secundaria a la hora de invertir en nuestro futuro?

"En el colegio solo te nombran la universidad, salvo a la gente que tiene malas notas. A ellas les dicen que hagan algo porque no van a llegar a nada. Es entonces cuando te mencionan la existencia de las FP", afirma Andrea de la Torre, estudiante de Grado Medio de Decoración Cerámica en la Escuela de Arte Francisco Alcántara. En esa línea, José Martín, estudiante de Grado Superior de Sonido para Audiovisuales y Espectáculos, añade que el profesorado "piensa que si eres inteligente debes hacer la carrera con mayor nota de corte posible y si haces una FP es porque eres insuficiente en los estudios, pero eso no es así".

En cuanto eres buen alumno y la situación económica te lo permite, llega a ser habitual escuchar cómo profesores, familiares e incluso amigos te empujan para que logres tu sitio dentro de una titulación universitaria. Pero la realidad es que en los últimos tres años, la tasa de empleabilidad de los universitarios es cada vez menor y actualmente, dos tercios de los puestos de trabajo demandan a profesionales procedentes de FP.

14 horas - La reforma de la FP favorecería el acceso al mercado laboral, según los expertos - Escuchar ahora

¿Dónde nace el estigma?

Ante este panorama, el propio Gobierno quiere impulsar el desarrollo de las FP y dejar a un lado el estigma que lleva arrastrando desde hace años. A pesar del evidente avance en materias de adaptación al mercado, lanzamiento de cursos vinculados estrechamente con las nuevas profesiones o la rápida inclusión al mundo laboral, aún se siguen escuchando múltiples preguntas que cuestionan este sistema: ¿por qué seguimos considerando las FP como segunda opción a pesar de todos estos puntos a favor? ¿Nos quieren convencer de que son mejores ante el colapso que sufren muchos grados universitarios?

"El estigma ha existido toda la vida", confirma Amador Ortiz, estudiante de Desarrollo de Aplicaciones Web (DAW) en ILERNA. "El que no tiene una carrera no sirve para nada o no va a encontrar trabajo. Está mal visto desde siempre, pero no sé dónde radica el origen. Me parece una tontería como una casa. Yo tengo bastantes conocidos que con un grado superior han llegado muchísimo más lejos que gente con una carrera a la que no han contratado por lo que sea. Esto no quiere decir que una carrera no sirva para nada, pero a día de hoy existen muchas opciones para incorporarte al mundo laboral. Todo depende de tu entorno, de cómo sepas moverte y de cómo sepas adaptarte a la situación. Hoy una carrera no te asegura nada. Ni una carrera ni un grado superior, así que... de toda la vida ha estado mejor visto la carrera por ese prestigio que da, y más todavía si vas a una de renombre", argumenta.

Para José, el estigma nos lo empiezan a introducir desde la educación primaria: "Después se va viendo la discriminación hacia las FP, porque la persona que no quiere seguir en el instituto lo mandan directamente a las formaciones profesionales. En bachillerato, los mismos profesores tienden más a ayudar a los alumnos que quieren hacer una carrera universitaria que a los que quieren estudiar una FP".

Para María García-Saúco Hijano, profesora en FP galardonada con el Premio Educa como Mejor Docente de España en 2018, "FP no es una moda pasajera, sino que se plantea como una opción tan válida o más que los estudios que solo dan acceso a un grado universitario". Además, afirma que cuando era estudiante, las personas que no obtenían el título de graduado escolar no tenían la opción de acceder a BUP: "La única salida teniendo el certificado escolar era realizar una FP I, que es equivalente al actual Grado Medio. Creo que de ahí, entre otras muchas cuestiones, puede derivar este estigma".

¿Por qué se nos vende como una opción secundaria?

Teniendo en cuenta el auge que está obteniendo en los últimos años, Luis García Domínguez, director del IES Puerta Bonita de Madrid y presidente de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, tiene claras cuáles son las ventajas de este tipo de formación. "Con solo dos cursos adquieres una competencia específica profesional", comienza explicando. "Es decir, en esas 2.000 horas de formación, vas a adquirir unas competencias que están alineadas con las necesidades productivas. Al mismo tiempo, eso no quita que te dé acceso al siguiente nivel universitario", concluye.

14 horas - El Gobierno quiere que los alumnos de FP puedan cursar asignaturas en la universidad - Escuchar ahora

"Me he encontrado en muchas ocasiones con alumnos que se sentían que habían fracasado en la ESO y que, gracias al cambio de rumbo, se han dado cuenta de que al estudiar FP han descubierto que lo que necesitaban era mayor motivación", desvela García-Saúco. Sin embargo, está convencida de que sigue habiendo personas que consideran que son estudios "de segunda categoría" o con "menor valor en el ámbito empresarial": "Lamentablemente, están equivocados y pueden -con la mejor de las intenciones- abocar al fracaso escolar y por tanto, afectar a la vida laboral de los estudiantes".

Para Amador, el principal atractivo de las FP es que su enseñanza "es mucho más barata". "De hecho, por la pública es completamente gratis. En comparación con una carrera suele ser más barata la opción, además dura menos tiempo y te ofrece prácticas, así que sales mucho más preparado -en principio- y en un tiempo mucho más breve", afirma al respecto.

En la misma línea, García Domínguez apunta a que una persona que hace FP puede hacer Erasmus, continuar hacia estudios universitarios o insertarse laboralmente: "Digamos que tiene otra manera de aprender y de formarse, pero con la ventaja de que en esas etapas de paso, ya vas adquiriendo unas competencias que son certificables y reconocibles por las empresas". Un factor que fue decisivo a la hora de escoger entre carrera o formación profesional para José, quien afirma que fue su hermana la que le aconsejó cursar FP porque "los alumnos suelen salir mejor preparados que los que van a la universidad": "En las facultades te enseñan un poco de todos los temas audiovisuales, pero no sales lo suficientemente preparado como para desempeñar una función específica".

¿Qué ventajas ofrecen las prácticas en empresa?

Es evidente que uno de los factores que más atrae a alumnos de toda la geografía española es la capacidad de incorporarse al mundo laboral a través de las prácticas que ofrece la Formación Profesional. "Las prácticas deberían estar incluso en las universidades", indica Amador. Una petición con la que coincide García Domínguez al afirmar que aunque en las facultades también hay prácticas, no las hay en todas las titulaciones. "En FP, por el contrario, son obligatorias", añade.

"En el mundo de la informática es cierto que tienes que estar en constante formación y buscarte la vida, pero en unas prácticas te tienen que enseñar para lanzarte a la vida real. En ningún trabajo te sueltan a lo loco", explica Amador. "Tengo conocidos a los que FP ha formado genial y que han tenido a un tutor encima para seguir aprendiendo durante el curso", añade. Por su parte, Andrea defiende que al margen de lo bien que viene para el currículum tener experiencia temprana, "te da más posibilidad de que te contraten y puedes ver de verdad cómo es el ámbito al que te vas a dedicar en un futuro". Para José, el tiempo de preparación te permite "tener la presión de un trabajo de verdad y darte cuenta de cómo funciona todo lo explicado en clase". Otra de las ventajas, explica, es que en las prácticas "aún está permitido el fallo porque es obvio que si una persona nunca ha trabajado en ese puesto va a fallar, y seguramente más de una vez". 

Bajo este prisma María García-Saúco defiende que el problema en las prácticas o formación en centros de trabajo (FCT) es que "en las empresas se asigna a un tutor para guiar al alumnado y es muy complicado encontrar tiempo en una jornada laboral para explicar a una persona que entra nueva cómo funciona la empresa y cuál es su modo de trabajo". Para estos casos "depende de la buena voluntad, ganas y tiempo disponible de la persona para que el alumno aprenda".

"Lo cierto es que para las empresas, en muchas ocasiones, esta pequeña inversión de tiempo les ofrece la posibilidad de buscar a nuevos trabajadores y que tengan ya formación a coste económico "cero". Yo creo que realmente es una situación win-win; si en la empresa dedican tiempo para formarle, el alumnado aprende y en muchas ocasiones al finalizar se quedan como parte de la plantilla", continúa argumentando. "Si existe una coherencia en la formación, el alumnado aprenderá de manera práctica, tendrá mayor interés, pero si no es así solo se percibirá desorganización, caos, llevará a la frustración y por tanto, estará abocado al fracaso. Como siempre, para llevar a cabo este tipo de formación se necesitan recursos económicos, materiales y personales y que todos ellos sean de calidad", concluye la profesora. Calidad, variedad y adaptación, esas son las claves de la FP actual. ¿Por qué entonces se la sigue relegando a un segundo plano?

PLAYZ

anterior siguiente