Enlaces accesibilidad
MÚSICA

Así culmina el año de cambios en los Grammy: adiós al comité de expertos y a las normas que elegían el álbum del año

  • La Academia sigue evidenciando su compromiso por adaptarse a la actual industria musical
  • Fuera los porcentajes: ahora ya no es necesario haber participado al menos un 30% en un proyecto para poder ser nominado
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
 Así culmina el año de cambios en los Grammy
PLAYZ

Llevan meses anunciando que los cambios iban a llegar, y parece que por fin se han hecho realidad. La Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de EEUU, encargada de la concesión de los premios Grammy, lleva todo un año reajustando su forma de organizarse, nominar y organizar el evento debido a multitud de contratiempos que han surgido en los últimos meses. Todo comenzó con el Black Lives Matter, un movimiento que impulsó el primero de los cambios: la modificación del nombre de una de sus principales categorías eliminando el término "urbano".

A partir de ese momento, el premio a "Mejor álbum urbano contemporáneo" pasaría a llamarse "Mejor álbum de R&B progresivo". Una categoría que, desde el comienzo, recibió todo tipo de quejas por considerar "urbano" como un término anticuado e inapropiado. ¿El motivo? Nombrar, de forma algo camuflada, a la "música negra". Una decisión que en la práctica provocaba que los artistas blancos tendieran a ser nominados en categorías pop, mientras que los artistas negros lo estarían en las categorías urbanas.

"Constantemente adaptamos nuestras normas para asegurar que los Grammy sean inclusivos y reflejen el estado actual de la industria musical", indicó Harvey Mason Jr., presidente de la Academia, a la revista Rolling Stone. "Cada año recibimos un gran número de propuestas para actualizar las normas por parte de artistas, productores y autores pidiéndonos reevaluar nuestros procesos".

¿Es racista el origen del término "música urbana"?

Aunque el término "urbano" sí permaneció en las categorías relacionadas con la música latina, Harvey Mason añadió que en este caso, "la palabra "urbano" está más aceptada, aunque con el clima actual este sentimiento podría cambiar, y en ese caso se realizarían los ajustes necesarios". Pero el cambio ya había surgido. A principios del verano de 2020, el sello discográfico Republic Records -que trabaja con artistas como The Weeknd, Drake y Ariana Grande- anunció que se sumaba a la iniciativa de eliminar el término del vocabulario de su empresa planteando un gran debate: ¿tendemos a categorizar como "urbano" a los artistas negros y como "pop" a los artistas blancos?

El sociólogo Elijah Anderson llevaba años hablando sobre esta cuestión y comentando que el concepto en cuestión es una noción basada en el "icono de geto": "Para muchos estadounidenses el gueto es donde vive la gente negra, simbolizando una parte muy concreta de la ciudad marcada por la pobreza, el crimen, las drogas y la violencia. Con la ayuda de la representación de esta idea en los medios y en la cultura popular, el gueto ha alcanzado un estatus icónico, siendo una representación muy estereotipada cargada de prejuicios y discriminación", explicaba Anderson en uno de sus artículos.

Adiós a los comités de expertos

En noviembre de 2020 saltó la segunda bomba: The Weeknd no estaba nominado a los Grammy. La noticia surgió en el mejor momento de la carrera del intérprete. Unos meses donde aún gozaba del éxito que suscitó su último disco After Hours. La crítica lo consideró como uno de los mejores proyectos del año, así que el intérprete no dudó en acusar a los Grammy de ser unos premios con falta de transparencia.

Tuvieron que pasar varios meses hasta que la Academia pareció recoger la crítica lanzada por Abel y apoyada por multitud de compañeros de profesión, pero finalmente lo hizo. Los encargados de organizar el show anunciaron a principios de 2021 que aunque "todos nos decepcionamos cuando alguien está molesto", los Grammy siempre están en permanente evolución: "Todos nos decepcionamos cuando alguien está molesto, pero diré que estamos en constante evolución y que este año, como en años anteriores, vamos a analizar detenidamente cómo mejorar nuestro proceso de entrega de premios. Los Comités de Revisión de las Nominaciones ahora serán determinados por una mayoría de los miembros votantes de la Academia de Grabación", aclaraba Harvey Manson Jr. 

En un comunicado a The Times, el intérprete de "Blinding Lights" aplaudió la medida, pero no cantó victoria: "Aunque no presentaré mi música, la reciente admisión de corrupción de los Grammy será un movimiento positivo para el futuro de este premio y le dará a la comunidad de artistas el respeto que se merecen con un proceso de votación transparente", indicaba.

En declaraciones a Variety, el artista también afirmó que "no es prudente alzar la bandera de victoria", aunque es un "comienzo importante": "Creo que tanto la industria como el público necesita ver el sistema transparente para que realmente podamos celebrar la victoria, pero sigo sin interés en ser parte de los Grammy. No los enviaré -sus temas- en un futuro", concluía convencido.

Cambio en los porcentajes: la última medida adoptada

En su intento de recuperar la confianza tanto de nominados como de espectadores, la Academia ha vuelto a alzar la voz anunciando sus nuevas medidas. La que más llamó la atención fue la que hizo referencia a la elección de los nominados de la categoría "Álbum del año". Tal y como han publicado, ahora no será necesario que los compositores o productores se acreditasen al menos con un 33% del álbum para ser elegibles a una nominación (como venía ocurriendo hasta ahora).

Teniendo en cuenta esta modificación en la normativa, todos los compositores de un álbum podrán obtener una nominación. Un cambio del que aún tendremos que ver cuáles son las consecuencias, pero el impacto en la distribución de los premios es evidente. Por ejemplo, si Justin Bieber fuese nominado por su disco Justicemás de 50 creadores serían candidatos a optar a uno de los galardones gracias a él. Una posibilidad que abre el abanico de opciones y que podría abrir la puerta a que nuevos nombres se alzasen con uno de estos premios. 

Como siempre, las fechas para ser elegibles a los Grammy 2022 permanecen invariables: serán aceptados todos aquellos que se lancen entre el 1 de septiembre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021.