Enlaces accesibilidad
VIRAL

Lola Índigo: "Pasé de ser la gordita del cole a matarme de hambre para que me cogieran en los castings"

  • La cantante es portada de la revista 'Women's Health' y las redes sociales aplauden su mensaje de empoderamiento femenino
  • "He necesitado encontrar el amor propio porque buscar la aceptación de los demás nunca me acercó ni un poquito a la felicidad"
  • Más noticias en Playztrends

Por
Lola Índigo en los 40 Music Awards 2020 Jesus Briones | GTRES

Lola Índigo es ya todo un icono feminista de nuestro tiempo y lo sigue demostrando día a día. La cantante revoluciona las redes sociales con un claro mensaje body positive y de empoderamiento femenino tras ser portada en la revista Women's Health. "Tantos años peleándome con mi cuerpo y con mi mente y poco a poco voy encontrando el equilibrio. Pasé de ser la gordita del cole a matarme de hambre y quedarme en los huesos para que me cogieran en los castings", comienza el post de Lola Índigo. 

"He necesitado encontrar el amor propio porque buscar la aceptación de los demás nunca me acercó ni un poquito a la felicidad. No hay un secreto ni método exacto para encontrar este equilibrio, pero a mi la danza y el deporte me han hecho muy feliz", concluye ella. Y es Mimi ha expresado siempre su disonformidad con los cánones de belleza establecidos hasta ahora, tal y como dice también en Tintas, el programa de tatuajes de Playz: "Acepté protagonizar una campaña de lencería hace unos meses porque pensé que era guay ver un cuerpo semidesnudo con el que te pudieras identificar", dice la artista.

"Yo he tenido épocas en mi vida en la que estaba muy delgada y empecé a ser muy infeliz... estaba más preocupada por lo que comía que por lo que vivía", continúa Lola Índigo. La cantante reivindica la naturalidad de los cuerpos y confiesa que, con el tiempo, "ha ido ganando autoestima y perdiendo la obsesión por la imagen".

No recomendado para menores de 12 años Tintas - Capítulo 11 - Lola Indigo
Transcripción completa

Hola, soy Lola Índigo

y vengo a hablaros de mis 11 tatuajes.

Mi primer tatuaje fue a los 19 años.

Me lo hice en Barcelona y es por la música.

Es un "rewind" y un "forward".

Me hacen muchos chistes porque todo el mundo me pregunta:

No lo pensé cuando me lo hice.

Este tatuaje casi nunca se ve.

Y la primera vez que me empezaron a escribir un montón sobre tatuajes

fue cuando hice una campaña de lencería

que estuvo en todas las vallas publicitarias de España entera.

Cuando me lo propusieron,

la verdad que dije que sí al toque

y el motivo principal fue que para mí en ese momento

creía que era guay ir por la calle y ver un cuerpo

en lencería, semidesnudo,

con el que te puedas identificar.

No es como...

lo que solemos ver.

Yo he tenido épocas en mi vida en las que he estado

extremadamente delgada.

Empecé a ser muy infeliz.

Empecé como a estar más preocupada

por lo que comía que por lo que bebía.

Como que poco a poco me he ido recuperando.

El segundo es un 21.

Me lo hice cuando pasé de tener 21 a 22

porque a los 21 como que me pasaron un montón de cosas,

me fui de España, estuve en China, luego en Los Angeles

y fue como que marcó un antes y un después en mi vida

en independencia y, bueno, en una serie de cosas

que me pasaron familiares, laborales...

Tuve que buscarme la vida, básicamente.

Tengo un tatuaje de la época de China.

Es una palabra

que es "mèimei"

y que es "hermana pequeña"

porque allí tuve épocas de mucha soledad

y mi mejor amiga de Granada estuvo haciéndome videollamadas,

muy pendiente de mí

y cuando ya me despedí de China

pues nos lo hicimos las dos.

Así que me recuerda a las dos cosas,

a China y a ella.

Yo siempre digo que recuerdo China como si fuera una vida pasada,

como si fuera otra vida, una vida paralela.

Porque fue tan diferente para mí y viví tantas cosas

y tantas aventuras y tantas situaciones extremas

que para mí es como una historia

en otro plan del universo.

Es una cosa muy rara.

No sé muy bien cuál es el orden ya, pero este

me lo hice junto antes de entrar en "Operación Triunfo".

Es una frase que me gustaba mucho y que me presenta muchísimo.

Es como lo de la ley de la atracción,

que si tú lo tienes claro y tú lo ves

lo atraes hacia ti, creas algo.

Al principio solo era "creer es crear"

y más adelante, cuando ya saqué mi disco

y tuve mi proyecto, lo uní

e hice la rosa como si hubiese nacido una flor

de creer.

Casi al tiempo

me hice esta luna

porque estoy como muy conectada con la luna

y, bueno, de hecho, la dedicatoria de mi disco "Akelarre"

empieza diciendo:

Cuando era pequeña,

siempre dormía con el balcón abierto

y miraba a la luna como si me estuviera hablando, ¿sabes?

Como si me fuese a conceder todos mis deseos.

Creo que los astros están ahí

y que te ayudan con una energía que tú creas.

Sí, a mí me gusta pensar

que si haces el bien simplemente se te devuelve.

Es que el trabajo pues obviamente ayuda muchísimo

y es la base de todo.

Yo siempre es con lo que predico.

Hay que esforzarse y hay que estar ahí duro,

pero, claro, está la parte de creer,

que es muy importante.

(Canción "Point of View")

¿Me tatuaría la cara? A ver, no la cara entera...

No, nada.

Si además tengo un amigo que lo ha hecho recientemente.

Y a mí me ha dado como "shock".

¿Sabes? No quiero que a mi madre le dé un "infartiqui".

(Canción "Point of View")

Pues aquí hay un alien,

un planeta que es una piña

y una serie de miniplanetas

y me lo hice por mi amigo Yera, Lalo...

Son dos personas que...

como que yo las encontré

cuando estaba empezando a hacer música

y me enseñaron de qué iba a hacer música.

A ser un colectivo, ¿no?

Porque los del Trapical son un colectivo.

Y la verdad que me cambiaron la vida.

El alien es Lalo, que es como un loco.

El alien representa toda la locura de él

y todo su "flow"

y la peña es Yera.

Los planetas es como todo nuestro universo...

bueno, el universo de ellos, el Trapical Minds.

Como en toda nuestra locura, ¿no?

Para mí son como nuestros planetas.

"Akelarre". Bueno, este es mi disco

y me lo hice con mi equipo.

Esto es muy fuerte, ¿vale?

Porque nos lo hicimos en el Arenal Sound.

Ana se tatuó, que es mi "road manager"

y que la amo,

ella se hizo una pedazo de bruja aquí

y se puso "Akelarre".

Eso es amor, de verdad.

Mi técnico de sonido

se hizo el pedazo de símbolo de la gira en la pierna.

Y mi "booker", Alberto,

se hizo el mismo que yo escrito por mí.

O sea, yo se lo escribí directamente en el brazo

y él se lo...

Es que flipo.

Aún lo estoy contando

y flipo con que mi equipo lleve tatuado el nombre de mi disco.

Me recuerda a ellos.

Es que me emociono.

Perdón.

(Canción "Go back home")

Esto lo cortas.

Luego lo vais a poner, cabrones.

Bueno.

A ver, espérate.

Ay.

Yo es que siempre digo en todos lados: "Mi familia, mi familia".

Y la gente: "Vale, ya sabemos que sois una familia".

Pero es que es verdad.

O sea, todos los éxitos que he tenido

ellos lo viven todo como un éxito propio

y es increíble porque lo es.

O sea, realmente es su éxito.

No tendría sentido.

Las niñas, mis bailarinas.

Ellas también todas tienen este corazón

que es, bueno, eso.

Tengo el mejor equipo del mundo.

Gracias.

Este es el símbolo de "Akelarre".

De mi gira.

Este es el más bonito que tengo.

Es verdad que es el más currado

porque además tiene una línea superfina

que parece que la has hecho con un compás del cole

y es espectacular.

Sí me tatuaría por amor.

Porque esto es amor.

Amor a mis amigos, a mis amigos, a mi equipo, a mis amigos...

Es como que ya estoy muy tatuada por amor,

por amor romántico.

Probablemente también.

O sea, si en ese momento lo siento...

Me encanta recordar

todas las cosas que me pasan

y que pienso que son mágicas y significativas.

Y la gente que pasa por tu vida lo es.

Ah, bueno, luego está este, que me lo hice por "Ya no quiero ná",

que en la baraja la reina soy yo

y entonces es la reina de corazones.

Y el mismo día que me hice el corazón con las chicas

me hice otro por "Ya no quiero ná"

porque es la primera canción que escribí

y la verdad que fue representativo para mucha gente,

no solo para mí, sino para un montón de niñas,

sus madres, un montón de mujeres

y, bueno, la verdad que yo nunca hubiera imaginado

que con palabras tan simples y con una cosa tan inocente,

porque era muy inocente, era como: "Venga, me voy a sentar a escribir

mi primera canción".

Y, de repente,

era la rabia y todo el rollo que yo sentía en ese momento

con presentarme a la industria, ¿no?

Y, bueno, aquí es "mí, me, conmigo",

que es una frase de la canción que además yo tenía superclaro

porque lo llevaba escrito en mi libreta cuando fui al estudio

como: "Quiero esta frase".

# Mí, me, conmigo, lo que te digo, sola sin nadie más. #

Los tatuajes que son como por estética

pienso que esos tatuajes pasan de moda.

Yo prefiero tatuarme cosas

que salgan de mi rollo.

¿Sabes? Porque al final son mías.

O sea, no es que se lleve lo de tatuarse cosas brujescas,

es que yo soy una bruja.

Pues espero que os guste mucho mi vídeo de mis tatuajes.

Soy Lola Índigo y quiero que escuchéis "Santería"

en todas las plataformas.

Tintas - Capítulo 11 - Lola Indigo

Actitud, revolución y poderío: así es Lola Índigo

Ese empoderamiento femenino que tanto define a la artista no solo está presente en sus redes sociales, sino también en su música. "Se acabó tu dinastía, no soy emperadora pero la corona es mía, tengo el mando y tú no lo sabías, yo ganando y tú te lo perdías", canta en su temazo "Santería" junto a Danna Paola y Denise Rosenthal. "Santería es una invitación a que todas las mujeres se sientan reinas en sus espacios y encuentren valor para no pasar por experiencias dañinas. Es una manera de visibilizar el trabajo de compañeras y de generar espacios para que existan referentes femeninos y podamos crear una industria equitativa y más sana", explicaba a EFE, Denise Rosenthal.

Al igual que "Mujer Bruja", su otro himno revolucionario junto a Mala Rodríguez que reivindica el papel de mujer fuerte y no sumisa, tanto por su letra como por la increíble puesta en escena de estas dos titanes de la industria. Un tema que dejó boquiabierto a todo aquel que lo escuchó y que ya supera los 29 millones de streams en Youtube. 

La unión hace la fuerza

Lola Índigo es pura actitud en el escenario, revolucionaria y segura de sí misma. Su última actuación en Los 40 Music Awards 2020 donde interpretó "4 besos", "Santería" y "Trendy", tres de sus mayores hits, fue muy aplaudida por el público desde sus casas y en redes sociales. Y más después de su coreografía arrasadora y acompañada, como no, de un elenco de bailarinas igual de talentosas que ella.

Aunque Mimi haya conseguido alcanzar lo más alto con temas como "4 Besos" junto a Lalo Ebratt y Rauw Alejandro o "Trendy" con Rvfv, han sido las colaboraciones junto a mujeres las que han convertido a la cantante en todo un ejemplo de competencia sana entre artistas femeninas del mundo de la música, pues Mimi parece tener claro aquello de "la unión hace la fuerza". "Me quedo" junto a Aitana es otro de los superhits de Mimi Doblas: "Aquí yo me pienso quedar aunque te moleste tener que mirar", es una de las frases con las que Lola Indigo reventó las listas de todo el país junto a la exconcursante de OT 2017 el pasado año.

Y así es como Lola Índigo pasó de ser una bailarina desconocida a ser todo un ejemplo para las nuevas generaciones femeninas del Siglo XXI. Todo ello teniendo en cuenta que, según los datos de 2019 lanzados por la organización Women in Music, la participación masculina fue del 70% frente al 30% femenino. Unos datos que no hacen más que evidenciar la dificultad añadida a la que se enfrentan las mujeres que deciden emprender su carrera musical. Por ello, Lola Índigo va con todo y ha demostrado que ni una pandemia puede pararla. ¿Con qué nos sorprenderá en 2021?

PLAYZ

anterior siguiente