Enlaces accesibilidad
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Tu móvil podría chivarte si te estás comiendo un alimento caducado

Por
Tu móvil podría chivarte si te estás comiendo un alimento caducado Brooke Lark

Los alimentos caducados o en proceso de descomposición normalmente dan pistas visuales con su aspecto de mal estado, pero no siempre lo identificamos a primera vista. Un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur ha ideado un sistema para saber si un alimento está pudriéndose. La app para móviles se llama "E-nose" (electronic nose) y su sistema se basa en el mismo principio que el olfato humano, pero realmente, más que oler, identifica si los colores del alimento son normales o no leyendo un código de colores que cambia según el estado.

La idea es que los envases de un alimento integren sensores que reaccionan con las aminas (sustancias que derivan del amoniaco) y compuestos volátiles (sustancias que se encuentran en todos los alimentos vivos) que se producen al perecer la carne o el pescado. Estos sensores hacen que, según la composición de la atmósfera del envase, el código de barras cambie de color. El usuario no ha de identificar el código, sino que es una app para móvil la que hace este trabajo, como si fuese un código QR.

Una nariz de inteligencia artificial

El código estaría formado por 20 barras y está compuesto por celulosa quitosano (sustancia que absorbe las grasas de los alimentos) y se añadirían una serie de tintes que reaccionan con los compuestos. Esa reacción tiene como resultado un código de color que es interpretado por la E-nose, un software que según los investigadores trabaja con un algoritmo de inteligencia artificial para identificar dicho patrón. 

Según los resultados que publica el equipo de la Universidad Tecnológica de Nanyang, el E-nose ha sido capaz de identificar los alimentos estropeados el 100% de las veces y los frescos o algo menos frescos con una precisión entre el 96 y el 99%. En total estaríamos hablando de una precisión del 98,5%, un porcentaje de resultado fiable bastante alto. 

La intención del invento parece clara: que antes de comprar los alimentos, podamos pasar el móvil por él y descubrir en qué estado de descomposición de encuentra. Sin embargo, implantarlo no sería sencillo, ya que todas las empresas deberían colocar en sus envases los sensores necesario, cuyo precio no se sabe aún. El equipo de investigadores espera patentarlo y sobre todo mejorarlo para que funcione con más tipos de alimentos, pero aún no tiene fecha de salida en el mercado. 

Comparación del funcionamiento del olfato de los mamíferos (arriba) y el sistema E-nose (abajo). Universidad Tecnológica de Nanyang

El 'Realfooding', en contra de los ultraprocesados

¿Tú también lees la lista de ingredientes en el supermercado? Si es así, pertenecer a la corriente del Realfooding, un movimiento que arrasa en las redes basado en decir "no" a los ultraprocesados y "sí" a la "comida real", o más bien, alimentos frescos que conservan sus nutrientes. En una entrevista con Playztrends, el nutricionista e influencer Carlos Ríos nos habla sobre el movimiento y cómo su filosofía está ayudando a muchas personas a mejorar su alimentación y, en consecuencia, su salud. "Es importante matizar que comer comida real no te hace mejor persona y comer ultraprocesados no te hace peor persona. El comportamiento alimentario es complejo", dice Ríos.

Otro de los expertos en el tema, el Doctor Santos, cuenta en una entrevista con Playztrends su visión de este movimiento nutricional: "Ahora mismo parece que el valor de las personas está depositado en qué come, en cuánto ejercicio y de qué manera lo hace", explica. "Me encuentro en consulta a gente a la que este tipo de movimientos les han facilitado mucho acabar desarrollando cierta sintomatología de TCA", añade Santos. Sin duda, un movimiento que está cada vez más extendido pero que genera alguna polémica que otra. ¿Es posible vivir en un mundo sin ultraprocesados? Mira su entrevista completa aquí

PLAYZ

anterior siguiente