Enlaces accesibilidad

Johnson asume su responsabilidad por el 'partygate', pero descarta dimitir y defiende que no mintió al Parlamento

Por
Boris Johnson asume su responsabilidad por el 'partygate', pero descarta dimitir

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asumido "toda la responsabilidad" por lo sucedido durante las fiestas en Downing Street, pero se ha negado a dimitir. Johnson ha comparecido en el Parlamento después de hacerse público el informe de la investigación independiente llevada a cabo por Sue Gray, que ha revelado detalles sobre unos encuentros que, según establece, "no deberían haberse producido". 

Más tarde, ante los medios, Johnson ha reiterado su petición de perdón, ha asegurado que asumía "toda la responsabilidad" y que ha "aprendido la lección". El primer ministro se ha mostrado "horrorizado" por la actuación de algunos de los participantes en los eventos, que según Gray se emborracharon, tuvieron un altercado y trataron mal al personal de limpieza y seguridad. 

No obstante, ha disculpado al personal que "trabajaba largas horas para hacer frente a la pandemia", y ha asegurado que no mintió ante el Parlamento, ya que los incumplimientos de la norma se produjeron cuando él no asistió a las reuniones o ya había abandonado el edificio. Además, ha afirmado que Gray reconoce que se han tomado medidas para que lo ocurrido no se repita. "Es momento de seguir adelante", ha insistido. 

"Mi trabajo es seguir adelante"

Johnson ha asegurado que al leer el informe se ha encontrado con hechos que desconocía y que "no puede aceptar la responsabilidad de todos los que estaban presentes". Al ser preguntado sobre una posible dimisión, Johnson lo ha descartado alegando que su misión es cumplir con los objetivos que le fueron dados al ser nombrado primer ministro. 

"Entiendo que la gente esté indignada y enfadada por lo que ocurrió. Todo lo que puedo decir es que creo que, dado todo lo que está pasando ahora, mi trabajo es seguir adelante, sacar al Reino Unido de esta situación complicada en la que se encuentra", ha dicho el primer ministro en alusión a la pandemia, la subida de precios por la crisis económica y la guerra en Ucrania. "Considero que mi trabajo es cumplir los objetivos, las conclusiones de este informe son preocupantes pero el gobierno tiene que seguir adelante", ha añadido. 

El informe concluye que sí se produjeron fiestas en Downing Street, pese a que Johnson había asegurado lo contrario. Cuando una de las periodistas le ha preguntado por qué había mentido, Johnson ha dicho que había hablado con el personal de Downing Street y su impresión es que ellos "pensaban verdaderamente que eran reuniones de trabajo" y que no incumplían las normas. "No creo que ellos hayan intentado mentir ni engañar a nadie", ha dicho. 

Starmer deplora la "podredumbre" en Downing Street

Keir Starmer, líder de la oposición y del Partido Laborista, por el contrario, ha considerado que "el informe es la prueba del nivel de podredumbre instalado con Johnson en Downing Street", y ha vuelto a pedir la dimisión del primer ministro. "Es imposible defenderle", ha advertido.

El propio Starmer, sin embargo, se ha visto debilitado por una investigación policial en curso sobre el "beergate", las cervezas y el curry compartidos con su equipo de campaña el año pasado a pesar de las restricciones. 

El líder del grupo del Partido Nacionalista Scocés (SNP), Ian Blackford, también le ha pedido la dimisión y ha acusado a Johnson de entregarse a "la bebida y el desenfreno" mientras el país hacía sacrificios por la COVID-19. 

"¿Están ustedes dispuestos a defender públicamente esta actitud día tras día?", ha dicho el diputado conservador Tobias Ellwood a sus colegas del parlamento. 

"¿No muestra ningún arrepentimiento, ningún sentido de la vergüenza por el hecho de que Downing Street, bajo su mando, haya sido un pozo negro, lleno de narcisistas arrogantes?", ha preguntado al primer ministro el laborista Chris Bryant.

Pese a que las conclusiones generales del informe ya se habían hecho públicas el pasado 31 de enero, los nuevos detalles, así como las filtraciones sobre la dimensión de las fiestas publicadas en las últimas horas, pueden redoblar la presión sobre el primer ministro, que ya afronta la petición de dimisión de varios diputados de su partido.

Las fiestas en los ámbitos del gobierno durante la pandemia han provocado también multas de la Policía, fruto de una investigación separada. Tanto Johnson como su ministro de Finanzas, Rishi Sunak fueron también multados por la fiesta de cumpleaños del primer ministro.

Noticias

anterior siguiente