Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Las UCI de España en riesgo alto: la ocupación COVID desciende en 260 personas en la última semana

Por
Datos del coronavirus en hospitales y UCI de España
Consulta la evolución de la ocupación de las camas UCI y los ingresos hospitalarios con COVID-19 en España. RTVE.es

La epidemia de coronavirus en España, que ya supera los 3,5 millones de contagios y las 79.000 muertes, ha mantenido al límite a los hospitales, desbordados especialmente durante la primera ola. Sin datos sólidos sobre ese período, las siguientes dos oleadas podrían no haber llegado a esos niveles de saturación, aunque han estado cerca de poner en jaque a los sanitarios.

Tras un pico cercano al 25 % a finales de abril, actualmente el número de camas UCI ocupadas por pacientes COVID es del 19,17 %. Aunque la tendencia de los últimos días es descendente y este dato está lejos del máximo de 45 % que marcó durante la tercera ola, todavía está cerca del indicador de peligro extremo y se encuentra en un nivel de riesgo alto según el semáforo marcado por el Gobierno.

En total, hasta cinco comunidades (Aragón, Cataluña, Madrid, el País Vasco y La Rioja) se encuentran sobre este indicador, mientras que otras cinco (Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Navarra), además de Ceuta, siguen en riesgo alto, si bien su situación es más favorable.

Pero los pacientes con coronavirus no son los únicos que son atendidos en las UCI. Teniendo en cuenta todos los pacientes ingresados independientemente de la enfermedad que padezcan, la capacidad asistencial total de las UCI de España no ha bajado del 40 % desde finales de agosto.

Por eso los sanitarios han reclamado en más de una ocasión cerrar municipios y hasta comunidades para evitar que la transmisión se descontrolara de nuevo.

UCI y hospitales en cada comunidad autónoma

Por comunidades autónomas, La Rioja marcó en febrero el récord de pacientes COVID ingresados en UCI en un solo día al informar de que cerca de tres de cada cuatro de sus camas estaban ocupadas por esta enfermedad.

Si se atiende al tiempo que las UCI llevan en el indicador de riesgo extremo del semáforo -cuando superan el 25 % de ocupación con contagiados de coronavirus- Madrid, con ocho meses, y Cataluña, con siete son los territorios con una presión más prolongada.

Sin embargo, en otras comunidades la situación relativa no ha sido tan grave. En Canarias, por ejemplo, no se ha llegado nunca al nivel de riesgo extremo en ocupación de las UCI con un 25 % de sus camas ocupadas por pacientes con coronavirus, y hasta la tercera ola no se ha llegado al riesgo alto (más de un 15 %). Otras autonomías como Cantabria, Galicia y Murcia han conseguido la mayor parte del tiempo que sus camas de intensivos hayan estado ocupadas en menos del 25 % por pacientes COVID.

Capacidad asistencial por provincias

Si se atiende a los datos por provincia, una veintena se encuentran en riesgo extremo en los últimos días en cuanto a la ocupación de pacientes COVID. Aunque, si se suman los enfermos por otras patologías las provincias más afectadas por la pandemia no son siempre las más saturadas.

El número de camas que los hospitales comunican a Sanidad varía cada día y cambia en función de las necesidades de cada centro, detrayendo recursos a otros ámbitos de la Sanidad. Madrid o Cataluña aumentaron las unidades coincidiendo con los incrementos de la segunda y la tercera ola, pero luego las redujeron.

En La Rioja, una comunidad más pequeña con tan solo un hospital con unidades de cuidados intensivos, los saltos son más pronunciados: pasan de unas 19 o 20 camas por cada 100.000 habitantes desde octubre y hasta comienzos de año, a más de 27 en algunas semanas de febrero.

Ante el incremento de pacientes en las UCI, el primer paso es ampliar las camas, pero también se abren espacios adicionales y se disminuye la actividad no COVID que se puede retrasar, explica a DatosRTVE el doctor Ricard Ferrer, presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y responsable del servicio de cuidados intensivos del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

"Lo lógico es la colaboración", añade. Esto implica mover pacientes entre territorios, ya que, a su juicio, el traslado de equipos resulta más difícil. Sin embargo, la tarea es más complicada en comunidades uniprovinciales.

Sobre esta información

Los datos de estos mapas interactivos y de los gráficos que los acompañan proceden de los informes oficiales publicados diariamente por el Ministerio de Sanidad y de la serie completa de datos abiertos de capacidad asistencial.

Los mapas recogen tanto el número de pacientes ingresados en la fecha como el porcentaje respecto al número de camas disponibles. Este último factor varía cada día en función de las necesidades de los centros y se reporta al ministerio directamente desde los hospitales.

Los datos se muestran desagregados, como ingresos en planta y en UCI, y divididos en dos categorías: "pacientes COVID", que en el caso de las UCI engloban a los enfermos con y sin respirador, y "otros pacientes".  

Noticias

anterior siguiente