Enlaces accesibilidad
Cómic

Riki Blanco: "Hemos maltratado tanto a la poesía que ahora se venga de nosotros con este libro"

  • El ilustrador publica La poesía que nos merecemos, una mezcla de humor y reflexión
  • Más noticias sobre cómic e ilustración en ‘El Cómic en RTVE.es

Por
Detalle de la portada de 'La poesía que nos merecemos' Riki Blanco

Riki Blanco (Barcelona, 1978) es uno de los ilustradores españoles más apreciados y solicitados en todo el mundo desde hace 20 años. Pero a veces saca tiempo para trabajos más personales como su nuevo libro de viñetas satíricas, La poesía que nos merecemos (Reservoir Books)una aguda reflexión sobre la ética y la estética contemporáneas.

"Lo quería hacer porque me divierte y por una necesidad de hacer algo diferente, de acercarme a mí oficio de una forma más libre y auténtica, con menos límites. Lo he hecho para entender el mundo, para comprender lo que me rodea, y desde la frustración de la vida…”

En cuanto al título del libro: “Me gustaba porque me parece lo suficientemente ambiguo -asegura Riki-, porque consideraba que no todo el mundo merece el mismo tipo de poesía. En algún momento del proceso sentí que el mundo necesitaba una poesía que no fuera un alivio sino que fuese una invitación a la agitación”.

“De hecho -continúa- la portada no es que me guste especialmente pero creo que representa muy bien la idea del libro que es un mago que en vez de sacarse los pañuelos de la boca de la forma habitual lo hace como si estuviera vomitando. Me gustaba la idea de mezclar algo repulsivo con la belleza de los colores de los pañuelos”.

Portada de 'La poesía que nos merecemos'

Sin embargo esa no iba a ser la portada original sino otra ilustración, incluida en el libro, que se basa en una costumbre del Siglo XIX de dejar caer saliva sobre un párrafo de un libro si el lector no estaba de acuerdo con lo que estaba escrito. “Me parecía que la imagen de ese señor escupiendo en un libro funcionaba muy bien -confiesa-. Hemos maltratado tanto el acto poético que la poesía se venga de nosotros con este libro. Pero al final la portada es esa idea de la magia abrupta, la magia tosca e irreverente, pero que sigue siendo bella de alguna forma”.

En cuanto al libro, Riki asegura que: “No es poesía visual pero tampoco lo considero humor gráfico. Creo que es un híbrido en tierra de nadie. El denominador que tienen todas las páginas es que el texto acerca ese poema visual al humor gráfico. Lo saca de ese terreno etéreo y ambiguo y lo concretiza y lo dota de humor”.

'Saliva'

“Mi humor es triste”

Sobre su estilo de humor, Riki confiesa que: “Es un humor triste y lo que realmente busco es quitar asideros y lugares preconcebidos para explorar cosas nuevas. Un humor que trasciende más allá del chascarrillo y nos invita a mirar de nuevo”.

En cuanto a la combinación del arte y el humor, Riki nos comenta: “Mi anterior libro lo denominé “libro del artista” porque consideré que ante todo era un volumen de ideas. Y aquí lo importante vuelven a ser las ideas. La representación gráfica busca la belleza, cierta armonía, pero siempre es el texto lo más importante y el dibujo se adapta a él”.

“Luego –continúa- la representación gráfica de cada página va cambiando porque pienso que cada idea necesita una forma distinta de expresarse”.

'Carpe Diem'

"Busco la sonrisa y la reflexión"

Como todos los grandes humoristas gráficos, Riki persigue una difícil combinación: “Busco la sonrisa y la reflexión. Esa sonrisa de cuando te cuentan un chiste que no sabes si has entendido y, mientras lo piensas, esbozas una sonrisa por omisión, por si al final te hace gracia, ya tienes la sonrisa puesta”

Es una sonrisa para ganar tiempo -añade-. Una sonrisa casi de vaselina, de que la verdad que te vaya a entrar sin fricciones. Mi humor no llega a ser ácido pero si un poco agrio”.

'A todo se acostumbra uno'

Sus potentes imágenes no son lo más importante

“Entiendo que la parte visual pueda ser lo que más llame la atención –confiesa-, pero es lo que menos interés me genera a mí. Me dedico a generar imágenes y en este libro además he añadido texto con mis ideas que no responden a ninguna función del mercado. Por eso mi energía está puesta en la ideas y la parte gráfica es la melodía de la letra de una canción

Pero a pesar de eso, todo está muy cuidado en sus potentes imágenes. “Para mí eso es parte de la gráfica. La idea es combinar todos esos elementos que pongo en escena para conseguir ese mensaje que quiero transmitir: la tipografía, el color, las figuras, la forma, la textura, la técnica…”.

Un mensaje que, ante todo, “Busca ser honesto, más que procesado, por eso casi todo está hecho a mano. Me gustaba esa relación directa de la mano con el papel, de transcribir la idea que alguien te acaba de contar”.

'Hitler'

Un humor universal e imperecedero

No busquéis viñetas que traten sobre la actualidad, porque el libro busca hablar de cosas universales e imperecederas. “Lo único de actualidad que hay es una viñeta sobre Trump -asegura Riki-. Las viñetas surgen de la vida, de conversaciones, de pensamientos, de reflexiones… Muchas de las ideas salen también de encargos que te tumban y como la idea me gusta muchísimo a veces puedes hacer ligeros cambios para conseguir un chiste”.

Además Riki huye del chiste fácil: “Por ejemplo, me parece muy sencillo meterse con alguien. Me parce mucho más difícil e interesante meterse con todo el mundo. Ya que apuntamos, apuntemos alto, a la condición humana. Por otro lado no me gusta hacer humor de las cosas que no se pueden cambiar. Todos los agravios que aparecen en el libro tienen que ver con actitudes mezquinas del ser humano que en el fondo se pueden cambiar si las visualizamos. Es casi como un inventario de miserias pero que tienen remedio”.

Riki también opina que hay que hacer humor de todos los temas, incluso del coronavirus: “Sí, a su debido momento y en su justa distancia. De hecho ya se está haciendo. El humor es una catarsis terapéutica, por eso muchas veces cuando nos ponemos nerviosos nos reímos. También tiene que ver con una cuestión física. Hay una relación muy directa entre el miedo a lo desconocido, que a veces es una emoción de tristeza o de falta de aceptación, y el humor, porque es posible terminar de asimilar ese miedo a través del humor. Y el tema del coronavirus, al ser una pandemia que nos afecta a todos, cualquiera puede sentir que está legitimizado para hacer humor sobre ello”.

'Donald Trump'

Su proceso de trabajo

En cuanto a su proceso de trabajo Riki asegura que: “Yo trabajo de ilustrador para prensa, de cartelista… y aunque aquí el proceso sea parecido, es al revés. En este caso lo primero que hay es la idea y luego armo todos los elementos en base a esa idea. Muchas veces coverge con el otro proceso creativo, que uso como ilustrador conceptual, en que cuando van apareciendo estos elementos la idea cambia para ir más allá. Es decir, en un principio iba a hacer este chiste pero los puedo llevar más lejos con un giro o usar la imagen para decir algo que no tiene nada que ver con el texto. Son cosa que aparecen durante el proceso, pero que siempre parten de una idea inicial”.

“Es como si antes de llegar al final diera un volantazo y me metiera en la plaza de un pueblo a disfrutar de una verbena -añade-. Hay un ánimo mucho más popular, mucho más accesible en este tipo de libro, que en ilustraciones para una novela donde el protagonista no soy yo. Aquí cuando quitas el contexto y lo único que está en juego es la propia imagen me puedo permitir darle un cierto tono más personal, en el que aparece la comedia y en el que se concretan las connotaciones, en algo mucho más tangible”.

'Empezó sorprendiéndome...'

"Recomiendo leerlo de forma reposada"

Cada página del libro contiene un poema de humor gráfico, por lo que preguntamos a Riki como recomienda leerlo: “Es algo que tiene que decidir el lector o lectora. Yo recomiendo leerlo de forma reposada. No hay mucho texto, no son muchas páginas y no hay mucha información visual. Son cápsulas concentradas, casi como esencia de vainilla. Por eso recomiendo leerlo con cierta moderación y saboreándolo”.

“Como no es narrativo no hay correlación entre las páginas pero sí que están ordenadas para que el lector haga un cierto recorrido anímico -asegura el artista-. Empezando por cosas más asequibles y accesibles, que van a lugares más difíciles y oscuros y acaban con revelaciones y con el círculo que se cierra: la vida, la muerte… y ciertas cosas”.

En cuanto a si le gusta especialmente alguna de las viñetas, Riki confiesa que: “Hay una en la que una mujer dice: “Estaba tan convencida de que alguien me iba a interrumpir que no he pensado un final para esta frase” Me gusta porque tiene la idea de metalenguaje. Hay una paradoja que desafía la lógica. Y se centra en una idea que me interesa especialmente que es la de escucharnos sin interrumpirnos. Ese hábito que estamos perdiendo. Me gustaba dejarlo por escrito porque mucha gente se va a sentir identificada. En las conversaciones muchas veces tendemos a reducir las ideas, apostando por el principio de las frases más que por el desarrollo de las ideas. Y luego encadenamos unas frases con otras. Y todo poruqe estamos perdiendo esa costumbre de escucharnos”.

Sobre sus influencias, Riki asegura que: “Me influye todo y hago caso omiso a todo. En última instancia es una cosa muy personal. Me gusta muchísimo el Roto, me gusta muchísimo la cartelería de entreguerras, muchísimas cosas que no son necesariamente de humor gráfico, porque también me siento muy representado por todas las manifestaciones artísticas y culturales”.

'Dejar'

Sus proyectos

Por último preguntamos a Riki Blanco sobre sus proyectos: "Estoy preparando un libro que recogerá toda mi trayectoria como ilustrador, que será un catálogo/ensayo; y ahora mismo estoy volcando toda mi energía escénica en un podcast, en una pista de audio ya que las pistas de baile están cerradas momentáneamente. Se llama La Contención (Ivox, Spotifive)". 

"De hecho -añade- estoy preparando un capítulo especial de La Contención, que será la presentación radiofónica de La poesía que nos merecemos, con intervenciones, piezas independientes, textos inéditos a través de reflexiones sobre ilustraciones del libro... Es como una especie de visita guiada al interior de cada imagen. También hago encargos ilustrados y pienso en el siguiente libro, para lo que estoy empezando a recopilar ideas”

Riki Blanco

Noticias

anterior siguiente