Enlaces accesibilidad
Cómic

'Naftalina', la importancia de poder tomar nuestras propias decisiones

  • Se publica el cómic con el que Sole Otero ganó el premio FNAC-Salamandra Graphic 2019
  • La historia de varias generaciones de mujeres enfrentadas a una sociedad machista

Por
Detalle de la portada de 'Naftalina'

Sole Otero (Buenos aires, 1985) nos divirtió con La pelusa de los días (La Cúpula), donde narraba con humor fragmentos de su día a día, e Intensa (Astiberri), donde una extraterrestre analizaba las relaciones humanas; y nos conquistó con la desgarradora sinceridad de Poncho fue (La Cúpula), en la que confesaba que fue víctima de una relación tóxica. Y el año pasado ganó el Premio FNAC-Salamandra Graphic con Naftalina, la historia de varias generaciones de mujeres de una familia argentina que sufrió el machismo y la dificultad en comunicarse entre ellas. Un cómic imprescindible que ahora publica Salamandra Graphic.

"Tenía ganas de hablar de los vínculos entre personas que se quieren aunque no se hayan llevado del todo bien -nos comenta Sole-. De lo que significa perder ese vínculo. Me parece algo bastante común. Ese disparador es autobiográfico, y la historia tiene muchas anécdotas que pertenecen a mi familia, pero no es autobiográfica y está llena de elementos de ficción".

Esas dos personas que se quieren, aunque no se comprendan son Vilma y su nieta Rocío. La historia comienza en 2001, Argentina está sumida en su mayor crisis económica y social. Rocío, una joven de diecinueve años, pierde a su abuela Vilma y, tras el entierro, se muda a la casa que ésta le deja. Mientras repasa la vida de Vilma, Rocío descubre que muchas de las historias de su familia están firmadas por la tragedia. Tras repasar detalladamente las razones que llevaron a su abuela a volverse una mujer aislada y resentida, descubre qué debe hacer para que la historia no se repita.

Viñeta de 'Naftalina', de Sole Otero

Una anciana resentida con el mundo

El cómic es una estupenda saga que se remonta a la Italia de principios del siglo XX, cuando la llegada de Mussolini al poder hizo que la familia se exiliara a Argentina, cuando Vilma solo tenía seis meses. "Vilma es una inmigrante italiana que creció en argentina y cuyos deseos tuvieron que ser dejados de lado por la voluntad de su familia -nos comenta Sole-. Para protegerse decidió sostener la misma filosofía que la había sometido. Básicamente lo que ella quería era independencia, estudiar y trabajar, y tuvo que conformarse con ser ama de casa y madre. Una historia bastante común".

Páginas de 'Naftalina'

A Vilma no le dejaron estudiar e incluso tuvo que ponerse a trabajar para que su hermano sí pudiera hacerlo. Hasta que su única oportunidad de empezar de nuevo pasaba por encontrar un buen marido. Pero ni eso le dejaron elegir. Su hermano, que es homosexual, también es obligado a casarse y montar una famlia por las presiones de la sociedad de la época.

Décadas después Rocío también se haya en una encrucijada, como nos comenta Sole: "Rocío está recién entrando en la adultez y no tiene claro lo que quiere ni quién es. No está demasiado atenta al momento del país. No tenía una buena relación con su abuela y tiene miedo de parecerse a ella".

Viñeta de 'Naftalina', de Sole Otero

Machismo, maltrato, soledad, culpa...

Como vemos temas como el machismo, el maltrato, la soledad o la culpa son los ejes alrededor de los que gira esta emocionante historia. "Esos temas están presentes a través de los vínculos de los personajes, las obligaciones que sienten y las decisiones que toman -afirma Sole-. Creo que cada uno de nosotros crea su propia burbuja de realidad, un mecanismo para sobrevivir a nuestro entorno, para explicarlo y entenderlo, y esa explicación a veces nos atrapa".

"Personalmente esas lacras ya no me dan miedo -afirma Sole-, creo que aprendí a ver un poco mejor como se construyen y también creo que en su justa medida hacen falta".

Aunque la historia se centre en esa familia de inmigrantes, las diversas crisis en Argentina y los cambios sociales afectan contínuamente a los protagonistas. "Las crisis del país aparecen de fondo porque ahí es donde intentan ponerla los personajes -asegura Sole-. No solo es el libro una excusa para mostrarlas sino que es vital para mi mostrar como son leídas dentro de la familia, porque tiene que ver con el tipo de familia que conforman".

Viñeta de 'Naftalina', de Sole Otero

Un título muy evocador

El evocador título nos remite instantáneamente a un pasado que es mejor dejar atrás cuanto antes. "Lo elegí un poco sin pensar cuando mandé el libro al concurso y terminó quedando así, pero es más que nada porque las bolitas de naftalina que representan el olor de la casa acompañan a la protagonista durante la historia".

A pesar de ser una montaña rusa de emociones, Sole confiesa que: "No se muy bien que sentí al escribir la historia, creo que se acerca más a un sentimiento de juego y desafío que a otra cosa. Cuando escribo siento que armo un rompecabezas y es una actividad muy entretenida".

"Respecto a cómo puede sentirse el lector con esta historia, tampoco lo sé y prefiero no pensarlo" -confiesa-.

Página de 'Naftalina'

Su mejor trabajo como dibujante

Sin duda este es el mejor trabajo de Sole como dibujante y en el que más juega y experimenta con la composición de las páginas, el color, la forma de representar los sentimientos... "Quería salirme un poco de la grilla que armé en Intensa -confiesa- y volver a las libertades narrativas de Poncho Fue. Por eso planteé tres tiempos de color, pasado, presente y pasado próximo, más una paleta para los sueños, y le di a cada personaje su clave de color para que se mantenga en el tiempo".

Sobre la composición de las páginas Sole confiesa que: "Había veces que solo quería avanzar, otras me divertía más probando algo".

Tras este trabajo que marca un antes y un después en su carrera internacional, Sole nos avanza sus próximos proyectos: "Estoy rehaciendo Truz, mi historieta infantil que ya salió publicada online, para que pueda tener su edición en papel. También trabajo en un libro corto sobre mi primera tira Salita Roja y escribo una historieta de terror que va a ser mi próximo proyecto largo".

Portada de 'Naftalina'

Noticias

anterior siguiente