Enlaces accesibilidad
Elecciones EE.UU.

'Major', el primer perro adoptado que vivirá en la Casa Blanca

Por
Joe Biden, tras adoptar a su perro 'Major' en un refugio para animales de Delaware.
Joe Biden, tras adoptar a su perro 'Major' en un refugio para animales de Delaware. Delaware Humane Association (Facebook)

La elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos traerá, a buen seguro, cambios importantes en la Casa Blanca. No solo a nivel de estrategia política, económica y social, sino también en una costumbre tan establecida en la sociedad occidental como la posesión de mascotas, en concreto perros.

Desde George Washington, la mayoría de los inquilinos de la residencia presidencial han tenido perro, una circunstancia que se rompió durante el mandato de Donald Trump.

Pero Biden, amante declarado de los animales, va a recuperar este hábito y llevará a la residencia presidencial a sus dos pastores alemanes, 'Champ', que forma parte de la familia desde 2008, y 'Major', rescatado de un refugio en 2018 y que será el primer perro adoptado que viva en la Casa Blanca. 

Las mascotas son muy populares entre los estadounidenses, por lo que no es de extrañar que su pasión por los perros haya aportado algunos votos al próximo presidente de EE.UU., quien no ha dudado durante la campaña en publicar algunos tuits y vídeos relacionados con sus animales y poniendo en evidencia la falta de empatía de Trump con las mascotas

"Devolvamos los perros a la Casa Blanca"

"Devolvamos los perros a la Casa Blanca", tuiteaba Biden pocos días antes de la votación, acompañando el mensaje de un vídeo en el que Trump mostraba su poca afinidad con estos animales: "Qué parecería yo paseando un perro por el césped de la Casa Blanca", se preguntaba el todavía presidente en la grabación, entre irónicas muecas de disgusto y risas de sus seguidores.

Frente a ello, los Biden han dado muestras en numerosas ocasiones de su aprecio por los animales, como hizo Jill Biden, la futura primera dama, publicando en Twitter una foto con sus perros coincidiendo con el Día Nacional de estas mascotas.

Los perros del futuro presidente van camino de convertirse en celebridades, tanto que en redes se les empieza a conocer como DOTUS, acrónimo de Dogs of the United States y que alude al POTUS -President of the United States- con el que es denominado el mandatario estadounidense.

'Champ' lleva 12 años en la familia, a la que llegó cuando Biden cumplió con la promesa que le hizo a su esposa tras la victoria de Obama en las elecciones de 2008 en las que él se convirtió en vicepresidente. Si en aquella ocasión el político demócrata optó por comprar el perro a un criador, una década después prefirió adoptarlo a través de la Delaware Humane Association: de ese modo 'Major' llegó a la vida de los Biden, que lo han mostrado en numerosas ocasiones en redes sociales.

Así, tras un paréntesis de cuatro años, en los jardines de la Casa Blanca volverán a resonar los ladridos, esta vez por partida doble.

Noticias

anterior siguiente
-->