Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Las UCI de diez comunidades, Ceuta y Melilla, en riesgo extremo con más de un 25 % de pacientes con COVID-19

Por

La segunda oleada de la epidemia de coronavirus en España, que ya supera el millón de contagios y las 35.000 muertes, está incrementando de nuevo la presión sobre la atención hospitalaria, de forma que el 26,59 % de las camas disponibles para cuidados intensivos (UCI) están ya ocupadas por pacientes de COVID-19. Según el último documento remitido por el Ministerio de Sanidad, en el que se establecen criterios comunes para todas las comunidades, al menos diez -Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, la Comunidad de Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja-, además de Ceuta y Melilla, sobrepasan el 25 % de sus plazas disponibles, es decir, están en riesgo extremo.

Así se desprende de los datos de las autonomías que reúne diariamente el Ministerio de Sanidad y que muestran que en España hay, en estos momentos, 18.162 personas hospitalizadas por la COVID-19, que ocupan el 14,73 % de las camas de hospital disponible, y que 2.482 de ellas requieren cuidados intensivos, es decir, son las que presentan un cuadro clínico más grave y necesitan las plazas que disponen de un equipo -monitorización, respiradores...- y personal especializado para su tratamiento.

La tasa de ocupación es algo menor si se atiende a la capacidad máxima prevista por las comunidades autónomas, según los datos recopilados por RTVE.es, que indican que los enfermos por coronavirus ingresados en los hospitales ascienden a 15.513 y representan el 11,65 % de las camas; de ellos, 2.322 requieren cuidados intensivos, por lo que ocupan el 22,08 % de las plazas máximas previstas.

Discrepancia por la saturación de las UCI: "Pueden estar contando espacios alternativos"

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró el pasado lunes que había un incremento en el número de hospitalizaciones con variabilidad importante entre las comunidades. De hecho, aseveraba que algunas se superaba el 40 %, lo que ponía al sistema sanitario con mucha presión. Reconocía, además, que "algún hospital está en una situación crítica", y que con respecto al número de camas convencionales la ocupación era suficiente para que en algunos centros se pusiera en cuestión el seguimiento rutinario de algunas patologías.

Cataluña, la comunidad con más pacientes graves

Aragón, que este verano sufrió numerosos brotes y ha vuelto a recurrir a retrocesos de fase para frenar la transmisión, ha visto de nuevo subir la saturación de sus UCI hasta el 47,12 %, su valor más alto hasta la fecha y uno de los más elevados a nivel nacional. En concreto, hay 882 pacientes hospitalizados, que representan el 21,33 % de las camas disponibles, y 98 de ellos requieren cuidados intensivos.

La Rioja, a pesar de aumentar su capacidad en las UCI, mantiene a 27 pacientes graves hospitalizados, que representan el 45 % de todas las plazas de cuidados intensivos disponibles, el incremento más alto de toda la segunda ola. En total, según los datos del Ministerio de Sanidad, en la comunidad hay 143 pacientes ingresados por coronavirus, lo que supone el 14,73 % de las camas hospitalarias disponibles.

Cataluña ha visto intensificarse la ocupación de sus hospitales con pacientes COVID, hasta el punto de ser la tercera comunidad con las UCI más saturadas por la enfermedad del coronavirus, con un 38,92 % que representan los 511 pacientes que requieren cuidados intensivos. En general, tiene casi el 16 % de sus camas ocupadas con enfermos de COVID-19, un total de 4.045 personas hospitalizadas.

Madrid, que ha tenido que restringir la movilidad en 35 de sus zonas básicas de salud para intentar frenar los contagios, contabiliza 3.213 pacientes de COVID-19 ingresados, que representan el 18,85 % de las camas hospitalarias y 492 de ellos requieren cuidados intensivos, por lo que ocupan el 38,44 % de las plazas UCI disponibles.

Navarra, ya aislada perimetralmente, ha ascendido en los últimos días y se coloca como la siguiente más afectada. Cuenta con 408 pacientes, un 18,96 % de la ocupación hospitalaria. Por otro lado, hay 53 personas ingresadas en las UCI, lo que equivale a hablar de una saturación del 38,41 %.

Castilla y León contabiliza 1.523 personas hospitalizadas, de las que 177 se encuentran en la UCI. Esto deja la saturación de los hospitales de la comunidad en el 18,35 %, la quinta más alta de España; y la de las UCI en el 37,11 %.

Galicia y Cantabria, las UCI más desahogadas

Estas regiones no solo son las que mayor tasa de ocupación de pacientes graves con coronavirus, sino que también son, junto a Andalucía, Asturias y Castilla-La Mancha las que más camas tienen ocupadas, en proporción, sobre el total disponible en los hospitales: todas ellas están por encima de la media nacional, del 14,73%.

Asimismo, también en las ciudades autónomas se aprecia la saturación, tanto en planta como en cuidados intensivos. Melilla, con 51 pacientes ingresados y nueve de ellos grave, tiene ocupadas el 64,29 % de sus plazas UCI y el 28,49 % de camas totales para enfermos de COVID-19 -la tasa más alta de toda España-, mientras que Ceuta, que atiende a 40 personas, de las que siete requieren cuidados intensivos, con tasas del 21,39 % y del 41,18 %, respectivamente.

Por el contrario, las unidades de cuidados intensivos más desahogadas se sitúan en Cantabria, con 11 pacientes en UCI (9,4 % del total); Galicia, con 70 enfermos en UCI y una ocupación del 9,78 %, y Canarias, donde los pacientes graves con SARS-CoV-2 ingresados son 47 y ocupan el 10,61 % de las camas disponibles.

Aumentan los mayores de 65 años ingresados en las UCI

Aumentan los mayores de 65 años ingresados en unas UCI cada vez más saturadas

La presión hospitalaria aumenta y el perfil del paciente cambia. El porcentaje de hospitalizaciones y defunciones crece con la edad y los intensivistas alertan de que cada vez ingresan más mayores de 65 años. 

Los jóvenes de entre 15 y 29 años suponen uno de cada cinco casos detectados pero solo ingresa el 1% de los contagiados. Sin embargo, los mayores de 60 años, que se contagian en menor proporción, acaban en el hospital en el 17 % de los casos, según los datos notificados a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE). 

"Es un virus que se comporta como dos enfermedades: una más leve en personas jóvenes y otra más importante, en personas mayores", resume el vicepresidente de la Asociación Madrileña de Salud Pública, Javier Segura en declaraciones a TVE. Pero el estado de las personas de más edad en los hospitales es más grave: precisan más de ventilación mecánica y su estancia se alarga, contribuyendo a una mayor presión asistencial.

Perfil del hospitalizado: mayor de 65 y con fiebre

El perfil del paciente hospitalizado con coronavirus en España es el de un hombre mayor de 65 años con hipertensión y diabetes, que, además, presentan la fiebre como el principal síntoma clínico, tal y como se expuso en el Congreso Nacional de COVID-19 y de acuerdo con casos incluidos en el Registro Español de Resultados de Farmacoterapia (RERFAR-COVID19).

El registro -que detalla las características de los hospitalizados en España con la infección y los tratamientos que han recibido y en el que han participado 174 hospitales, casi 1.000 investigadores y 15.000 pacientes- muestra que el 58 % de los ingresados es hombre, con la hipertensión (50 %) y la diabetes (22 %) como las patologías previas asociadas más frecuentes.

La fiebre es el principal síntoma clínico que presentan el 40 % de los casos y las complicaciones más habituales son neumonía (40 % grave y 53 % leve) y el síndrome de distrés respiratorio (20 %). El índice de mortalidad intrahospitalaria, según los datos aportados, es del 18 %.

Por otra parte, uno de cada tres enfermos de COVID-19 que acudieron a los hospitales durante los primeros meses de pandemia necesitaba oxígeno desde su llegada a Urgencias y más del 80 % ingresó con neumonías, muchas de ellas graves.

Metodología y fuentes

Los datos de este mapa interactivo y de los gráficos que lo acompañan proceden de los informes oficiales publicados diariamente por los departamentos de Salud de las comunidades autónomas y por el Ministerio de Sanidad. Además, los primeros han facilitado a RTVE.es el número máximo de camas que pueden desplegar de ser necesario, de acuerdo con sus planes de contingencia, la mayoría elaborados para abordar los avances de fase en la desescalada.

El número de camas disponibles en el País Vasco, que aún no ha facilitado datos actualizados a RTVE.es, procede de declaraciones de la consejera de Salud en abril en referencia a los requisitos marcados por el Ministerio de Sanidad para la elaboración de dichos planes de contingencia. 

El mapa recoge tanto el número de pacientes ingresados en la fecha como el porcentaje respecto al número de camas disponibles. Los datos se muestran desagregados, como ingresos en planta y en UCI, y agrupados como el total de pacientes hospitalizados. 

Noticias

anterior siguiente