Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Más del 10 % de pacientes graves de COVID-19 tienen anticuerpos que empeoran la enfermedad

Por
Más del 10% de pacientes graves de COVID-19 tienen anticuerpos que empeoran la enfermedad

Más del 10 % de los pacientes graves de COVID-19 empeoran por un fallo en su sistema inmunitario, según dos estudios internacionales publicados este jueves en la revista científica Science

Las investigaciones concluyen que en torno al 14 % de los más de 3.000 pacientes analizados tienen defectos genéticos que atacan al interferón de tipo I, una molécula que combate las enfermedades respiratorias como la que provoca el coronavirus SARS-CoV-2. En este caso, se trata de una respuesta de tipo autoinmunitaria, es decir, que el propio sistema inmune de una persona genera anticuerpos que bloquean las moléculas de defensa. 

"El 3 % de los pacientes tienen un defecto congénito que hace que no produzcan la sustancia esencial para la defensa. En más del 10 %, lo que ocurre es que tienen anticuerpos que bloquean el interferón", explica en el Canal 24 Horas el director de Pediatría y experto inmunólogo del Hospital Germans Trias i Pujol, Carlos Rodrigo.

Un defecto poco frecuente

Los investigadores analizaron muestras de sangre de 987 pacientes con neumonía grave en todo el mundo para observar que el 10,2 % de ellos tenían anticuerpos que neutralizaron el interferón propio, mientras que otros tenían niveles sanguíneos muy bajos o casi indetectables de la sustancia. Además, la molécula no se activó en el organismo de las personas analizadas hasta que no se infectaron del nuevo coronavirus.

En cambio, ninguna de las 663 personas con infección leve o sin sintómas de la COVID-19, ni de las 1.1127 personas sanas tenía esos anticuerpos dañinos, mientras que solo el 0,33 % de la población general analizada presentaba este defecto.

En el segundo estudio, los científicos secuenciaron el ADN de 659 pacientes en estado crítico y el de 534 personas en estado leve y hallaron que el 3,5 % de las personas graves con neumonía potencialmente mortal presentaban este error genético o niveles extremadamente bajos del inteferón I, independientemente de su edad, sexo o etnia.

El experto en interferón del Instituto Hudson de Investigación Médica, Paul Hertzog, explica en la revista Science que ninguno de los pacientes que produjeron este tipo de anticuerpos tenían antecedentes de enfermedades virales potencialmente mortales. "Esto sugiere que dependemos más de los interferones de tipo I para protegernos contra el SARS-CoV-2 en comparación con otras infecciones virales".

El 94 % de los pacientes con estos anticuerpos son hombres

El 94 % de los casos que generan estos anticuerpos son hombres, lo que permitiría explicar por qué la enfermedad  es más grave en los varones. 

"Es interesantísimo saber que el 94 % de las personas que tienen autoanticuerpos son varones, y eso explica por qué hay muchos más varones con enfermedades graves. Podríamos dedicar las vacunas a estas personas que tienen la predisposición identificada y potencialmente [desarrollar] un tratamiento con interferón en las fases iniciales", pronostica el doctor Rodrigo. 

Más del 10 % de pacientes graves de COVID-19 empeoran por un error en el sistema inmunitario

Según el experto, las conclusiones de las investigaciones abren la puerta a identificar a personas de riesgo y permitiría explicar por qué la enfermedad grave es más frecuente en hombres.

Hacia una nueva vía de tratamiento

Las evidencias presentadas en los dos trabajos apuntan a una nueva vía de prevención o tratamiento contra la COVID-19. "Sugieren que la administración del interferón de tipo I puede tener un beneficio terapéutico en pacientes seleccionados, al menos al principio del curso de la infección", según señala uno de los trabajos.

Asimismo, los doctores concluyen que el "hallazgo inesperado allana el camino para la intervención terapéutica, incluida la plasmaféresis" y que la inyección del inteferón puede tener "efectos beneficiosos" en este tipo de pacientes. 

Posiblemente, podemos aplicar tratamientos que eliminen estos anticuerpos o que los bloqueen

Según el doctor Carlos Rodrigo, estos descubrimientos se traducen en que se podría "dedicar las vacunas a estas personas que tienen la predisposición identificada y [desarrollar] un tratamiento potencial con interferón en las fases iniciales para dar lo que les falta".

Por su parte, el jefe de Unidades Infecciosas e Inmunodeficiencias de Pediatría del Hospital Vall d'Hebron, que ha participado en el proyecto, explica a TVE que "posiblemente, podemos aplicar tratamientos que eliminen estos anticuerpos o que los bloqueen de alguna manera. Y los que no lo tengan, posiblemente se beneficiarán de no hacer esos tratamientos, que serían inútiles y podrían tener efectos secundarios". 

Noticias

anterior siguiente