Enlaces accesibilidad

Líbano

Una fuerte explosión en el puerto de Beirut deja al menos 100 muertos y miles de heridos

  • La deflagración se ha originado en un almacén de explosivos de la capital libanesa 
  • Cientos de personas han quedado atrapadas bajo los escombros de edificios y los hospitales están saturados

Por
La explosión de un almacén en Beirut deja miles de heridos

Una fuerte explosión en el puerto de Beirut ha sacudido este martes la capital libanesa, arrasando a su paso numerosos edificios y cristales. El incidente ha provocado la muerte de al menos 100 personas y deja más de 4.000 heridos, según los balances oficiales. Cientos de personas permanecen atrapadas entre los escombros cercanos a la zona y los hospitales están saturados.

El incendio se originaba sobre las 18:15 hora local en un almacén de explosivos cerca de los silos de trigo del puerto. La deflagración ha generado una enorme onda expansiva que ha podido sentirse y verse a un radio de decenas de kilómetros, incluso fuera de la ciudad y en la isla de Chipre, según varios testigos. Las autoridades investigan las causas del incidente sin que por el momento se conozca qué sustancia contenía el almacén.

La explosión en Beirut, en imágenes.

La deflagración ha dejado miles de heridos y un centenar de muertos

anterior siguiente
23 Fotos 1 / 23 ver a toda pantalla
  • Día después tras la explosión en Beirut que ha dejado cien muertos

    Día después tras la explosión en Beirut que ha dejado cien muertos.

    Vista general del puerto de Beirut, Líbano este miércoles tras la explosión de ayer que ha dejado hasta la fecha más de cien muertos y 4.000 heridos. 

    EFE
  • Un hombre con mascarilla conduce su motocicleta en el distrito comercial Gemmayzeh

    Un hombre con mascarilla conduce su motocicleta frente a coches y tiendas en el distrito comercial Gemmayzeh

    Un hombre que llevaba una máscara protectora contra el coronavirus conduce su motocicleta frente a autos y tiendas dañados en el distrito comercial Gemmayzeh de Beirut.

Los equipos de emergencia trabajan sin descanso para sofocar la gran columna de humo de color rojizo que se ha extendido por el cielo de la capital, mientras el Gobierno ha dado orden de tratar a todos los pacientes y atender a los damnificados en el mayor accidente de la ciudad en años. El ministro de salud, Hamad Hassan, asegura que se necesitara tiempo para poder calcular los numerosos daños. 

"Hay mucha gente desaparecida hasta ahora, pero es difícil buscar por la noche porque no hay electricidad. Estamos ante una verdadera catástrofe y necesitamos tiempo para evaluar el alcance de los daños". 

Las imágenes que sucedían a la deflagración mostraban personas sepultadas entre edificios derrumbados, algunas cubiertas de sangre, otras con trozos de cristales clavados en el cuerpo. Una situación que ha saturado los hospitales de la zona: solo el Hospital Dieu ha superado su capacidad máxima al atender a más de 500 pacientes, según la cadena LBCI

El presidente, Michel Aoun, ha convocado de urgencia al Comité de Defensa, mientras que el primer ministro ha decretado una jornada de luto nacional este miércoles. El presidente libanés también insiste en que se debería declarar un estado de emergencia en Beirut durante las próximas dos semanas.

La explosión amenaza una nueva crisis humanitaria en una nación que alberga a cientos de miles de refugiados sirios y que está lidiando con la crisis económica para soportar la mayor carga de deuda del mundo.
 

"Caos" en la capital

La capital libanesa se ha convertido en todo un escenario "caótico", de acuerdo con el relato de sus residentes, que han llegado a creer que se trataba de un terremoto y describen una ciudad cubierta de cristales, sangre, ambulancias y escombros.

"Hemos escuchado y notado la explosión, que parecía relativamente cerca de nosotros. Ha sido bastante impactante, porque al pasar por el centro de Beirut he visto gente sangrando, parte de edificios y ventanas en el suelo...un caos total", ha relatado a TVE Daniel Giménez Alcañiz, un español que se encontraba a ocho kilómetros del puerto en el momento de la explosión.

He visto gente sangrando y parte de edificios y ventanas en el suelo

Otro testigo ha explicado a Reuters que ha visto una "bola de fuego y humo" en el cielo. "La gente gritaba, corría y sangraba. Los balcones han volado de los edificios. Los cristales de los rascacielos han llegado a caerse a la calle". 

"La explosión me dejó a metros de distancia. Estaba aturdida y estaba toda cubierta de sangre. Me llevó de vuelta la visión de otra explosión que presencié contra la embajada de Estados Unidos en 1983 ", ha declarado Huda Baroudi, diseñadora de Beirut a Reuters. 

Helicópteros, ambulancias y el Ejército se han desplegado por la ciudad para auxiliar a las víctimas y tratar de extinguir las llamas ya entrada la noche. El alcance del incidente ha sido tal, que hasta un equipo de bomberos "ha desaparecido" tras la explosión, según ha declarado el gobernador a la cadena Sky News.

Daniel Giménez, español residente en Beirut: "Han notado la explosión incluso en Chipre"

Trump afirma que la explosión parece un "ataque" con "bomba"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha señalado este martes que la explosión fue en realidad un "ataque" con "algún tipo de bomba". "Parece un ataque espantoso", ha afirmado Trump en rueda de prensa al referirse a lo ocurrido. 

"Me he reunido con algunos de nuestros grandes generales y ellos parecen sentir que lo fue un ataque. Esto no fue un suceso tipo una explosión industrial", ha continuado el presidente, contradiciendo así la versión de las autoridades locales. "Esto parece que fue, según ellos, lo sabrán mejor que yo, pero parece que piensan que fue un ataque, fue algún tipo de bomba", ha añadido.

Trump, también ha enviado sus condolencias al Líbano por las decenas de fallecidos y miles de heridos en la explosión y ha ofrecido ayuda estadounidense. "Estados Unidos está listo para ayudar al Líbano", ha señalado el mandatario republicano en una sesión informativa de la Casa Blanca. "Estaremos allí para ayudar, parece un ataque terrible", ha insistido. 

Sin embargo, varios funcionarios estadounidenses, hablando bajo condición de anonimato, han contradicho la opinión de Trump.

Qatar, Irak y Kuwait planean enviar asistencia médica al Líbano, según las agencias de noticias estatales en Medio Oriente.

Otros países como Brasil, Gran Bretaña, Francia o Alemania también ha expresado su conmoción por lo ocurrido y se han ofrecido para prestar ayuda. También España, a través de la cuenta oficial del Ministerio de Defensa, ha lamentado lo sucedido y ha mostrado su apoyo al pueblo libanés. Además, ha informado de que el contingente español de UNIFIL está preparando un convoy con medios sanitarios y logísticos para desplazarse hasta Beirut y que no hay heridos entre el personal militar español desplazado en la zona.

Se desconoce el origen del fuego

Las primeras informaciones apuntan a que el fuego se ha originado tras un incendio en un hangar de silos de trigo del puerto. El ministro del Interior ha asegurado desde la zona cero que la nave contenía "algún tipo de explosivo confiscado hace años", mientras que algunos medios hablan de gasolina o nitrato. 

Aoun por su parte señala que es "inaceptable" que 2.750 toneladas de nitrato de amonio se almacenasen durante seis años sin medidas de seguridad y ha prometido que los responsables "pagarán el precio" y se enfrentarán a "castigos severos". También ha señalado que "los hechos sobre este peligroso almacén en pie desde 2014 verán la luz".

Las autoridades investigan además si se trata de un accidente o de un incendio intencionado y no está claro si ha habido una o dos explosiones, tal y como han relatado residentes de Chipre, a 180 kilómetros de Beirut. 

El accidente coincide con el retorno de las violentas protestas contra la situación económica en las calles del país. Se produce, además, a tres días del veredicto del Tribunal Especial de la ONU sobre el atentado chíita que en 2005 acabó con la vida del primer ministro Rafik al-Hariri y otras 21 personas. El organismo ha indicado que ningún trabajador de la ONU ha resultado herido: "No tenemos información sobre lo que ha ocurrido exactamente, qué lo ha provocado, si es accidental o intencionado", ha afirmado uno de sus portavoces a la prensa. 

Ante tal situación, el primer ministro ha pedido ayuda a la comunidad internacional. Francia, Israel, el Reino Unido y Estados Unidos ya han ofrecido su asistencia en una ciudad que ha anochecido desbordada por la tragedia.

Noticias

anterior siguiente