Enlaces accesibilidad

Rusia

Putin convoca para el 1 julio el plebiscito para seguir en el poder hasta 2036

  • Los rusos podrán votar las enmiendas por adelantado durante los seis días previos o en algunas regiones incluso por internet
  • A pesar de que Rusia es el tercer país del mundo con más casos de coronavirus, las autoridades ven seguro su celebración

Por
Putin convoca para el 1 julio el plebiscito para seguir en el poder hasta 2036

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha convocado este lunes para el próximo 1 de julio el referéndum constitucional que le permitiría presentarse a la reelección en 2024, cuando habrá expirado su cuarto mandato presidencial y continuar en el poder hasta el año 2036.

"Celebraremos la votación rusa sobre las enmiendas a la Constitución de la Federación de Rusia el 1 de julio de 2020", ha afirmado el mandatario ruso, en una reunión con el grupo de trabajo para las enmiendas constitucionales transmitida por la televisión nacional.

El jefe del Kremin, que se vio obligado a cancelar la consulta prevista para el 22 de abril debido a la pandemia del coronavirus COVID-19, ha calificado de "impecable" la fecha, tanto desde el punto de vista jurídico como sanitario, lo que fue corroborado por las autoridades sanitarias durante una teleconferencia emitida en directo por la televisión en la que ha dado su opinión la jefa sanitaria rusa, Anna Popova.

Un plebiscito hecho a medida

A pesar de que Rusia es el tercer país del mundo en casos de la COVID-19 con 414.878, además de 4.855 muertos, el presidente ha destacado que la situación epidémica en el país ha mejorado sustancialmente y cree que 30 días es suficiente para que el país tome las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los votantes.

"No solo en lo que se refiere a la votación, sino a la vida en general, en el puesto de trabajo, en el transporte y demás. Por eso, necesitamos esos 30 días", ha señalado Putin.

Las enmiendas, que ya cuentan con el respaldo del Tribunal Constitucional, deberán ser ratificadas por los ciudadanos rusos en referéndum. Putin, de 67 años, está completando su segundo y 'a priori' último mandato consecutivo, que termina en 2024, tras haber ejercido previamente el cargo entre 2000 y 2008, cuando pasó el testigo a Dimitri Medvedev y él se convirtió en primer ministro.

Las enmiendas a la Constitución de Rusia establecen los nuevos requisitos que deberá cumplir el presidente del país, los miembros del Gobierno y del Parlamento y los altos cargos relacionados con la soberanía y la seguridad nacional.

Entre otras cuestiones, las reformas constitucionales modifican las funciones del Ejecutivo y del poder legislativo, prohíben expresamente la secesión de los territorios que integran Rusia fijan el límite máximo de dos mandatos presidenciales de seis años, salvo para el actual mandatario.

Una votación "absolutamente segura"

Popova se ha mostrado convencida de que el plebiscito, al que estarán llamados a votar más de cien millones de rusos, será "absolutamente segura" para los electores y descartó que una votación masiva pueda acarrear un empeoramiento de la situación epidémica en el país.

A lo que Putin añadió que la salud de los rusos "sigue siendo, sin lugar a dudas, la primera y más importante prioridad".

Por su parte, la presidenta de la Comisión Electoral Central (CE), Ella Pamfílova, propuso ella misma el 1 de julio como la fecha ideal para el plebiscito, aunque adelantó que tanto los miembros de las comisiones electorales como los periodistas y los votantes deberán acudir a la cita con las urnas con mascarillas y guantes.

Votación por adelantado y por internet

Para evitar aglomeraciones, los rusos podrán votar por adelantado durante los seis días previos a la consulta y dos o tres regiones, entre las que figurarán previsiblemente Moscú y San Petersburgo, lo podrán hacer por internet.

Esa opción ha sido muy criticada por la oposición, que considera que promueve el fraude electoral, además de que impide que la votación sea controlada por observadores independientes.

Las últimas encuestas apuntan a que la mitad o más de los rusos apoyan la reforma constitucional, aunque otros sondeos también indican que un tercio de la población está dispuesta a participar en protestas por la mala situación económica.

La pregunta que se hará a los votantes, según el decreto presidencial será "¿Aprueba usted los cambios a la Constitución de la Federación Rusa?". 

Los rusos deben responder sí o no a un solo proyecto de ley de reforma constitucional, aunque se trata de casi 200 enmiendas.

Noticias

anterior siguiente