Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El coronavirus obliga a repensar la movilidad: Italia prepara un bono bici para moverse de otra manera

Por
Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Italia fomentará el uso de la bicicleta con bonos de hasta 500 euros

Cierren los ojos e imagínense una capital como Roma, en tiempos de no pandemia y en hora punta. Tráfico, atasco, el autobús que no llega o no para porque no cabe nadie más. Piensen ahora en un día de confinamiento donde hemos podido escuchar el silencio y hasta el fluir de una fuente lejana, donde las ciudades estaban vacías y sí, se echa de menos a la gente pero no al ruido ni la contaminación. Italia vive ahora la reapertura, llamada Fase 2, como una oportunidad también para vivir y moverse de otra manera.

Llevar mascarilla, guardar la distancia obligatoria entre pasajeros, sentarse cada dos asientos vacíos… El coronavirus ha alterado los trayectos en metro o en autobús. Cabe mucha menos gente pero sigue habiendo la misma necesidad de moverse por la ciudad y más desde que se ha retomado la actividad productiva y mucho más cuando en septiembre abran colegios y universidades.

 Asientos prohibidos en el metro de Roma para garantizar la distancia entre personas

Asientos prohibidos en el metro de Roma para garantizar la distancia entre personas

Se trata de dar un incentivo, de financiar una alternativa al transporte público en aquellas zonas con mayor densidad de gente

Cambia la forma de trasladarse y el gobierno italiano ha tenido una idea: “Desde el 4 de mayo, quien haya comprado una bicicleta, un patinete eléctrico o un abono para alquilar estos medios, podrá ir a una página web para hacerse reembolsar entre el 60 y 70% del precio hasta un tope de 500 euros”, nos explica Paola de Micheli, ministra de Infraestructuras y Transporte en una videoconferencia con corresponsales extranjeros.

“Se trata de dar un incentivo, de financiar una alternativa al transporte público en aquellas zonas con mayor densidad de gente, en las capitales de provincia con más de 50 mil habitantes”, puntualiza. Para hacerse con esta ayuda, habrá que demostrar que se es residente en la ciudad donde se trabaja o estudia, no vale para quien está de paso.

"El coche no es adecuado para la ciudad. La bici es el futuro"

La medida forma parte de un nuevo decreto bautizado “Relanza” que el Gobierno ultima estos días y prevé ayudas de más de 50.000 millones de euros para familias y empresas golpeadas por la crisis del Covid-19.

El 67% por ciento de los italianos se mueve en coche

Además del bono bici, se quiere animar a los ayuntamientos a que habiliten más kilómetros de carril bici, sobre todo hacia aquellas zonas con mayor concentración de oficinas públicas y actividad comercial.

Se busca también hacer las ciudades más sostenibles, más pensadas para vivir, con menos coches y menos ruido, sacar alguna lección de las restricciones impuestas por la pandemia que nos han hecho descubrir otro paisaje urbano. “Es ahora o nunca”, afirma contundente Gianluca Santilli, presidente del Observatorio Bikeconomy que lucha por un mayor uso de las dos ruedas.

El 67% por ciento de los italianos se mueve en coche, no es fácil cambiar esta mentalidad, ojalá la situación que vivimos ahora sea un punto de inflexión para hacerlo. El coche no es adecuado para la ciudad. La bici es el futuro”, añade en una charla con la prensa extranjera.

Hay algunas ciudades italianas que han tomado la delantera en ser más “bici-friendly”. El ayuntamiento de Bari, por ejemplo, ya subvenciona con hasta 200 euros la compra de una bicicleta nueva, o da 25 céntimos por cada kilómetro que se haga sobre dos ruedas para ir a trabajar hasta un máximo de 400 al mes. En Pésaro, han creado una red de carriles que como la del metro marca una serie trayectos con sus paradas y numeraciones para acceder a los puntos neurálgicos de la ciudad.

Es el inicio de un cambio de tendencia y de prioridades que parece acelerarse con la pandemia para demostrar que otra forma de vivir y de moverse mejor es posible. “Si países como Holanda lo han conseguido, nosotros también podemos. Hace falta voluntad política y ciudadana, poner de acuerdo a las administraciones. La bici es, además, más democrática”, remata Santelli.

Noticias

anterior siguiente