Enlaces accesibilidad

Francia anuncia el cierre de todos los lugares abiertos al público que no sean "indispensables"

Por
Cartel en la Torre Eiffel en la que advierte de su cierre por el coronavirus
Cartel en la Torre Eiffel en la que advierte de su cierre por el coronavirus Thomas SAMSON / AFP

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ha anunciado el cierre de todos los lugares abiertos al público a excepción de los "indispensables" debido al incremento en la difusión del coronavirus COVID-19 en las últimas horas y que se ha atribuido a que no se hayan respetado las recomendaciones oficiales a los ciudadanos. La medida entrará en vigor a partir de la medianoche del domingo. 

El jefe del Gobierno ha asegurado que "las primeras medidas adoptadas para limitar las reuniones han sido imperfectamente aplicadas", lo que ha provocado "una aceleración de la difusión del virus y, en cientos de territorios, a un aumento del número de personas en reanimación". 

Francia suma ya cerca de 4.500 contagiados por coronavirus y han fallecido más de 90 personas. 

[Sigue la última hora del coronavirus]

Cierre de todos los establecimientos no considerados de "primera necesidad"

El director General de Sanidad, Jérôme Salomon, ha indicado que el país ha pasado a la fase 3 (de tres), ante la rápida propagación de la epidemia, lo que supone que el virus circula ya en todo el territorio francés. 

A partir del domingo, únicamente permanecerán abiertas las tiendas de alimentación, farmacias gasolineras, bancos, estancos y quioscos de prensa, ha señalado en una comparecencia. También los transportes públicos permanecerán abiertos aunque con una reducción en las frecuencias de llegada. Al mismo tiempo, hizo un llamamiento a los ciudadanos para que limitasen los desplazamientos lo máximo posible y solo en caso de que sea estrictamente necesario. 

Las elecciones no se suspenden pero contarán con fuertes medidas sanitarias

La primera vuelta de los comicios municipales se llevarán a cabo con estrictas medidas de precaución sanitaria en las 70.000 mesas electorales a las que están llamados más de 47 millones de ciudadanos para renovar 35.000 ayuntamientos. 

En un comunicado dirigido a la nación, el presidente francés, Enmanuel Macron, aseguró que no iba a cancelar las elecciones por la amenaza del coronavirus COVID-19, aunque se celebrarían con fuertes medidas de prevención para seguir cumpliendo con la actividad democrática. 

En relación con este punto, El director General de Sanidad, ha indicado que las elecciones se celebrarán porque los expertos científicos no les han aconsejado suspenderlas.

Francia cierra sus centros educativos pero mantiene las elecciones municipales

Noticias

anterior siguiente