Enlaces accesibilidad

Ninguna de las 10 mujeres asesinadas por violencia de género en lo que va de año denunció a su agresor

Por
Ninguna de las víctimas de violencia de género de 2020 denunció a su agresor

En lo que va de año, 10 mujeres han sido asesinadas por violencia machista -una cada cuatro días- y ninguna de ellas había presentado denuncia contra su agresor. Según la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, se debe a que las víctimas siguen sin confiar en el sistema, algo a lo que se tratará de dar solución, ha anunicado, a través de nuevas medidas de acompañamiento judicial.

"El 13% de las mujeres no denuncian por el miedo a no ser creídas y eso es una responsabilidad social", ha subrayado Rosell, quien ha subrayado este lunes durante una comparecencia que la violencia machista volverá a ser cuestión de Estado y ha revelado, además, algunos datos sobre el tiempo de denuncia de las víctimas, en base al último informe solicitado por el Ejecutivo.

De ese estudio se desprende que la media en denunciar de las mujeres es de 8 años y 8 meses. En el caso de las víctimas que tienen hijos mayores de 18 años, son más de 15 los que soportan los malos tratos sin denunciar, mientras que las mujeres con hijos menores de 3 años tardan de media 6 años en delatar a su agresor mediante la vía policial o judicial.

Boletines RNE - La violencia machista volverá a ser cuestión de Estado

El 28% manifiesta "inseguridad" para afrontar el proceso judicial

Una de las causas, ha señalado Rosell, es que el 28% de las víctimas manifiesta "mucha inseguridad a la hora de afrontar un proceso judicial", razón por la que el acompañamiento se convierte en una medida importante en cuanto que ofrecerá un apoyo psicológico que evitará que se sientan "desasistidas" y que el procedimiento penal se pueda convertir en una "revictimización" o un tipo de "violencia institucional".

"Hay que dar seguridad a las mujeres para que denuncien, pero no una seguridad que consista solo en encerrar a los agresores y tirar la llave", ha precisado la delegada, que cree que para que las mujeres aumenten su confianza en el sistema también son necesarias las prestaciones económicas y las soluciones laborales, habitacionales de escolarización para sus hijos e hijas.

Más educación y más acompañamiento 

Rosell ha tachado de "reduccionista y absurdo" el enfoque únicamente penal para acabar con la violencia de género y la violencia sexual, y ha recalcado que desde el Gobierno se anunciarán nuevas medidas para que ese acompañamiento se amplíe a otros círculos y las mujeres puedan salir de ese "círculo de dependencia", que no es solo emocional, sino también económico. 

La delegada del Gobierno contra la violencia de género también ha insistido en que es necesario seguir apostando por la educación como una de las herramientas más eficaces para prevenir y detectar nuevos casos.

Este lunes se ha confirmado como caso de violencia de género el asesinato de una mujer en Lugo, por lo que son 10 las víctimas en lo que va de año y 1043 desde que arrancó el registro oficial, en 2003. 

A pesar de que ninguna de las víctimas de 2020 denunció a su agresor, los últimos datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género señalan que hubo un aumento de las denuncias en 2019 y casi el 72% fueron presentadas por la propia víctima.

Noticias

anterior siguiente