Enlaces accesibilidad

Tres años con los refugiados de Siria

  • El reportero gráfico Olivier Kugler publica Escapar de la guerra y de las olas
  • Un libro en el que recoge su convivencia, durante tres años, con los refugiados sirios

Por
Detalle de la portada de 'Escapar de la guerra y de las olas'

En los últimos años el cómic ha sido uno de los medios que mejor ha reflejado el drama de las víctimas de las guerras, los inmigrantes y los refugiados; con autores y títulos tan destacados como Palestina y Jerusalén (Joe Sacco), La grieta (Carlos Spottorno y Guillermo Abril), Asylum (Javier de Isusi), Como si nunca hubieran sido (Javier y Juan gallego), Una travesía peligrosa (varios autores), Refugiados, viñetas solidarias (varios autores)...

Títulos a los que ahora se suma Escapar de la guerra y de las olas. Encuentros con refugiados sirios (El cuarto de las maravillas), del alemán Olivier KuglerUn trabajo tan bello como desgarrador en el que el reportero gráfico narra sus encuentros, durante más de tres años, con refugiados sirios. Y donde resume sus historias que, desgraciadamente suelen parecerse: casi todos huyen de la guerra para salvar sus vidas dejando atrás no solo sus posesiones materiales sino también, en muchos casos, a sus seres queridos o a sus cadáveres

Durante esos tres años, Olivier Kugler viajó junto a Médicos Sin Fronteras al Kurdistán iraquí, a la isla griega Kos y al campamento de refugiados de Calais (Francia), conocido como "La jungla", donde los refugiados intentan cruzar el Canal de la Mancha en su travesía hacia Reino Unido. También conoció a refugiados en Londres, Birmingham y Zimmonzheim, el pequeño pueblo alemán en donde Kugler creció.

Y lo hace con un libro que combina la dureza de las historias con la esperanza y que cuenta con un diseño realmente espectacular que le ha valido el premio del jurado en los Galardones europeos de diseño de 2018.

Ilustración de 'Escapar de la guerra y de las olas'

Historias inspiradoras

Historias muy duras de gente que tiene que huir de su casa para sobrevivir y, si tiene suerte y no muere en algún naufragio, o de hambre, o de enfermedades... logra llegar a países en los que no se les quiere y que prefieren mirar para otro lado. Países que también los utilizan como moneda de cambio para maquillar los principales problemas a los que se enfrenta la Europa actual, cada vez más dividida.

A pesar de todas esas penalidades, la mayoría de los refugiados no pierde la esperanza ni la alegría, aunque su futuro sea cuanto menos incierto.  Por eso, las vidas que Kugler retrata en este libro son, al mismo tiempo, trágicas e inspiradoras. Un testimonio de la insensatez del ser humano, pero también de su capacidad de resiliencia.

También hay testimonios muy interesantes y esperanzadores de inmigrantes que han logrado adaptarse a Europa y comenzar una nueva vida.

Un libro en el que el reportero se preocupa, sobre todo, de la gente a la que entrevista, de reflejar los tormentos que han padecido pero también de sus sueños y esperanzas de conseguir una vida mejor. Aunque la mayoría se conformarían con sobrevivir. Y muchos de ellos solo quieren poder volver a sus casas sin que los asesinen, no vienen a Europa a mendigar.

Un libro que no pretende que no nos compadezcamos de los refugiados sino que, simplemente, entendamos cómo es perderlo todo menos la esperanza en un futuro mejor. Y tener el valor para seguir adelante, confiando en un futuro mejor.

Página de 'Escapar de la guerra y de las olas'

Un tesoro ilustrado

Pero como decimos, a pesar de la dureza de las historias, el libro es un tesoro ilustrado y cuenta con un diseño tan novedoso como espectacular, de forma que parece atraernos a que entremos en sus páginas y visitemos esos campos de refugiados de los que casi podemos sentir el polvo. 

Destacar también los rostros de la crisis, los de sus protagonistas, que dejarán una marca indeleble en nuestros corazones.

Además, Kugler también nos ofrece interesantes reflexiones sobre la importancia de dar voz a los refugiados, de que los escuchemos para que los conozcamos mejor, porque la única forma de poder ayudarlos es conocerlos, comprender su mundo y su cultura. 

Hay un testimonio que refleja muy bien todo eso, el de una mujer que dijo al reportero: "Esperaba que en Europa se me tratara con respeto". Una petición muy sencilla pero que solemos olvidar con frecuencia. Al igual que nos saltamos los derechos humanos cuando nos apetece.

Página de 'Escapar de la guerra y de las olas'

Un antídoto contra la indiferencia

Actualmente parecemos inmunizados contra los reportajes de televisión sobre los refugiados. Nuestro cerebro los olvida inmediatamente porque preferimos centrarnos en cosas más agradables. Algunos van incluso más allá y, desgraciadamente, la ola de racismo y de intolerancia contra la inmigración es cada vez más preocupante en todo el mundo y en España (olvidando que España siempre ha sido un país de inmigrantes).

Este libro, con sus desgarradoras declaraciones y su retrato de las esperanzas de los inmigrantes, es el mejor antídoto para esa indiferencia que se ha apoderado de nosotros. Y su belleza hace que las cosas resulten más asimilables para nuestro cerebro; de forma que, en vez de mirar hacia otro lado, como solemos hacer, nos encontraremos acompañando a estos inmigrantes en su difícil periplo. 

Por eso recomendamos Escapar de la guerra y de las olas, un libro que los niños deberían leer en los colegios y los políticos en sus sillones  y que no debería faltar en ninguna biblioteca, porque cuando los artículos de periódico y los reportajes de televisión sobre los refugiados de Siria hayan caído en el olvido, muchos conservaremos este libro como un desgarrador, pero bellísimo, testimonio de una crisis que nos gustaría que no se repitiera (de ilusión también se vive).

Nos gustaría también destacar la excelente edición de El Cuarto de las maravillas de un libro tan complicado como este, en el que dibujo y textos están integrados de la forma en la que podéis ver en las imágenes.

Portada de 'Escapar de la guerra y de las olas'

Noticias

anterior siguiente