Enlaces accesibilidad

Premios Oscar

Oscar 2019: Entre lo previsible y lo inesperado

  • Si de mi dependiera, el Oscar estaría entre Infiltrado en el KKKlan, El vicio del poder o Roma
  • Especial Premios Oscar

Por
'El vicio del poder', 'La favorita' y 'Roma'.

Como cada año, me enfrento al reto intelectual, emocional, y a veces hasta psicológico, de tratar de desentrañar los misterios de las nominaciones a los Oscar a mejor película, volviendo a constatar, como cada año, que hay películas con las que me siento muy a gusto, y otras con las que no tanto. Otras, directamente, no acabo de entender que hacen ahí. Pero como ya es algo habitual desde la primera edición, y además, pasa en todos los demás premios que hay por el mundo (incluidos los de @DiasdeCine) haré de tripas corazón y trataré de acercarme a todas y cada una de las películas con la profesionalidad que se me presupone.

Por tratar de ordenar el sinsentido que un año más me parecen las nominaciones las agruparé por partes.

[CONSULTA TODOS LOS NOMINADOS A LOS OSCAR]

La negritud en los Oscar

Últimamente, además de las variables habituales a la hora de escudriñar lo que pasa por la mente de los miembros (y miambras) de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (o sea, quienes votan) hay que añadir otras variables. La variable 'negritud' es una de ellas que este año juega en dos ligas muy diferentes para mi gusto.

Black Panther (7 nominaciones) es una película entretenida, para mi gusto una más (ni más ni menos) de superhéroes al más puro estilo hollywoodiense (en su revisitación contemporánea a los héroes y heroínas de mallas y capas de distinta condición). La diferencia es que Black Panther tiene un título que es mucho más que un título, y que los superhéroes son negros.

'Black Panther'

Basada en comic que se remonta a los años 60 y que dio lugar a que las panteras negras tomasen como suyo el título del comic, poco puedo decir de Black Panther como película más allá de lo que ya he dicho. Lo pasé muy bien en el cine, pero ahí queda la cosa. Me da la impresión de que es más una película sociológica que una película en sí. En el cine donde la vi, un sábado, había un grupo de 10 chicas negras norteamericanas (no sé si debo decir “afroamericanas”) que aplaudieron a rabiar al terminar la películas. Por eso creo que a mí se me escapa algo, pero no creo que ese algo sea cinematográfico.

Donde si juega el cine, el de verdad, y jugando de verdad es en Infiltrado en el KKKlan (6 nominaciones), la película de Spike Lee, el sí, un auténtico superhéroe para sus hermanos negros. Su película sí habla de las cosas que hay que hablar y de la forma como hay que hablar en una película, y además lo hace sin renunciar a su estilo: desparpajo, insolencia, humor, y sin pelos en la lengua. De forma que con una forma cinematográfica brillante, Spike Lee nos cuenta una historia real, la de aquel infiltrado (negro) en el Ku Klux Klan que parece increíble, pero que fue.

'Infiltrado en el KKKlan'

Y de esa forma, Lee habla de cosas muy serias de una forma tremendamente amena y contundente, sin eludir el hablar claro sobre las cosas que quiere hablar. Infiltrado en el KKKlan está en las antípodas de Black Panther, y para mi gusto está a años luz como película. Y además, me parece que hace mucho más por la causa de la igualdad racial, pero también creo que es posible que me equivoque. A su favor Spike Lee tiene una de las (para mí) mejores películas del año en unos tiempos en los que se cuidan los detalles sobre igualdad. En contra, que Spike Lee es un bocazas impertinente tan necesario como molesto para el stablishment hollywodiense. Dicho esto, a mí me encantaría que ganase. Aunque solo sea por fastidiar. Estupendos, por cierto, John David Washington y Adam Driver.

Musicales y biopics (Déjà vu)

La verdad es que no acabo de entender como estas dos películas (que se ven muy bien, como Black Panther) están como finalistas en la categoría de mejor película.

Bohemian Rhapsody (5 nominaciones) es un biopic en toda regla, y a mí no me gustan los biopics. Si le quito la parte más melidrosamente biopic y me quedo con la parte más genuinamente rock, entonces la película me gusta y mucho, pero pesa más el biopic hagiográfico sobre el Gran Freddy Mercury. Siempre me pregunto si a estas grandes estrellas a las que (yo particularmente) admiramos les hacen falta estos retratos unidimensionales y casi angelicales cuando todo el mundo sabe que anduvieron (y disfrutando) por el lado salvaje del rock & roll.

'Bohemian Rhapsody'

Brian Singer dirige bien, y la película hay momentos (rokeros) que me gustan mucho, pero tan pronto como acaba me queda el regusto del I want and I can´t y lo que pudo haber sido a la manera que, por ejemplo, afrontó al personaje (y la persona) de Bob Dylan Todd Haynes en I'm not there. Dicho lo cual, Rami Malek lo hace muy bien, aunque para mi gusto le sobran algo esos dientes.

Ha nacido una estrella (8 nominaciones) me gusta más que Bohemian Rhapsody, aunque la película sea la cuarta versión de la historia, tras la primera de George Cuckor (Hollywood al desnudo, 1932), William Wellman (Ha nacido una estrella, 19637), George Cuckor de nuevo con la versión música con Judy Garland (Ha nacido una estrella, 1954) y la de Frank Pierson (Ha nacido una estrella, 1976) con Kris Kristofferson y Barbra Streisand.

Días de cine - 'Ha nacido una estrella'

Bradley Cooper dirige y actúa mucho más que bien, y Lady Gaga consigue que me guste más de lo que jamás me ha gustado. Está fantástica en su papel de estrella naciente. Todo en la película me gusta, o dicho de otra forma, nada me disgusta, y me gusta muy especialmente el gran Sam Elliot. En realidad este Ha nacido una estrella la 5 versión) es casi una revisitación de la película de los 70, habida cuenta de que ya aquella se alejó del mundo del cine para centrarse en el mundo del rock. Me gusta Ha nacido una estrella. El único problema que encuentro para verla optando al Oscar a mejor película, es que es una película que ya he visto antes de verla. No sé si se entiende.

Cine de ayer y hoy

Eso es lo que es la estupenda Green Book (5 nominaciones) de Peter Farrelly en su primera incursión como director “serio” apartado de su hermano. Desde el minuto 1 sabemos lo que va a pasar en la (otra vez lo digo) estupenda Green Book, pero, a diferencia de Ha nacido una estrellame interesa mucho sumergirme en eso que ya conozco. Porque conozco la imagen general, pero no el detalle de esta historia basada en una historia real. Muy grande ese gran actor que va a más que es Mahersala Ali como Don Shirley, ese pianista negro exquisito atrapado en el racismo del profundo sur en aquel viaje de 1962, pero también atrapado en sus propios fantasmas como persona (y no digo más).

'Green book'

Y enorme (además de físicamente enorme) está Viggo Mortensen como Tony “Lip”, ese chofer italoamericano, un auténtico vividor, un golfo, un racista, un superviviente, y algunas cosas más, pero también con un sentido común fuera de lo común. Podríamos hacer un chiste fácil con Green Book  diciendo que sería una especie de Paseando a Miss Daisy, cambiando a la señora Daisy por el señor Shirley y a un chofer negro por uno italoamericano (y blanco) Muy buena película que demuestra que en el cine, además de saber lo que va a pasar, lo importante es cómo nos cuentan eso que sabemos que va a pasar.

La heterodoxia necesaria

Casi todos los años Hollywood se permite el lujo de colar una película fuera de norma, heterodoxa e inclasificable como este año ha hecho con El vicio del poder (8 nominaciones), de Adam Mckay, cuyo anterior trabajo, La gran apuesta, también estuvo en la misma situación hace unos años (y junto a la cual forma un colosal y heterodoxo díptico histórico sobre Estados Unidos, y el mundo, en los últimas décadas)

Partiendo de la aclaración de que el título original Vice es mucho más sugerente que el muy explícito El vicio del poder , Mckay volvía a contar con Christian Bale tras La gran apuesta para dar vida (aunque este término se quede probablemente corto) a Dick Cheney, vicepresidente de Estados Unidos. Junto a él, una fabulosa (como siempre, esto no es sorpresa) Amy Adams, Steve Carell como Donald Rumsfield Sam Rockwell como George Bush Jr.

Y al igual que hacía en La gran apuesta, Adam Mckay apuesta por una narración muy alejada de lo convencional, para construir un biopic tan heterodoxo (y por eso mismo tan gozoso) sobre un personaje tan sombrío y bigger tan life como Dick Cheney. El resultado, más que construir un biopic, es la deconstrucción de un personaje. Y mucha atención a la forma en la que Adam Mckay nos cuenta esa historia. Heterodoxa como pocas.

Las favoritas

Incluir a La favorita (10 nominaciones) entre las favoritas es fácil por dos motivos. El primero es un chiste fácil a raíz de su título. Y el segundo es porque junto a Roma, es la película que más nominaciones acapara, un total de 10. La favorita no es mi favorita sin embargo. Parto de la base de que el excelente trabajo de sus tres actrices juega a su favor en unos tiempos en los que reivindica, y con toda la razón del mundo, que las mujeres tengas papeles “de verdad” en las películas.

Olivia ColmanRachel Weisz Emma Stone se salen, cada una de ellas en el papel que le toca, la primera como La Reina Ana, la segunda como su favorita, Lady Sarah, y la tercera como prima de la segunda y a su vez aspirante a favorita. Un juego de lucha por el poder, de arribismos, de intrigas, de dominaciones. Hasta aquí, por lo que a mí respecta, todo bien. Vaya por delante que La favorita me gusta. La he visto ya dos veces. Ahora vienen mis peros… la elección por parte de Yorgos Lanthimos de esos angulares extremos para contar su historia me pone de los nervios, consiguiendo casi sacarme de la película varias veces. Por el preciosismo de su puesta en escena, no puedo evitar que me recuerde a Barry Lindon aunque prefiera la “limpieza visual” de esta última. Por las luchas entre los personajes no puedo dejar de pensar en dos títulos tan diferentes como Las amistades peligrosas y Eva al desnudo.

Personalmente creo que La favorita  hubiera sido una mucha mejor película en otro registro visual. Pero yo soy un poco peculiar para estas cosas, y cuando un director se hace notar con la cámara, o es para cambiar la historia del cine, o me chirria. En este caso me chirría. No soy un tiquismiquis, es que me dibujaron así.

Y llegamos a Roma (10 nominaciones), de Alfonso Cuarón. Teniendo en cuenta que es un auténtico peliculón, arriesgado, con alma, todo un reto formal y emocional, distribuida de una forma tan novedosa hasta ahora como normal desde ahora que es desde el respaldo de una plataforma como Netflix. Avalada ya por numerosos premios y reconocimientos, deslumbrante en su blanco y negro analógico, Roma ha sido rodada en película de 65 mm con el mismo Alfonso Cuarón como director de fotografía, y cuenta una historia tan personal como universal.

No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 07/12/18 - ver ahora
Transcripción completa

Desde el cine que se aproximan a lo real hasta películas

que juegan con lo fantástico o lo mitológico.

Así se estrena diciembre en las salas. Comenzamos.

(Música)

Vives con gente peligrosa.

Cambia de registro para hacer un remake de los grandes

clásicos del cine italiano.

Recrea la tragedia del submarino ruso.

Alfonso Cuarón ganó el León de Oro en Venecia con una película

sin falsa nostalgia.

(Música)

Los viejos roqueros del cine británico,

con Michael Caine a la cabeza, protagonizan "Rey de ladrones".

Los protagonistas se enfrentan al último gran golpe de sus vidas.

Está claro que son ingeniosos, una banda organizada.

-¿Qué?

-Como una tapia.

"Rey de ladrones" recrea el atraco real perpetrado

por una banda de ladrones de la vieja escuela

en pleno centro de Londres.

Una historia fascinante no solo por el botín cosechado,

14 millones de libras,

sino por la media de edad de los que lo llevaron a cabo.

Todos salvo uno rebasaban los 60 en el momento del atraco.

(HABLA EN INGLÉS)

Establecimiento, nadie en casa, sin armas.

-¿Sin disparar? Es un poco aburrido, ¿no?

La película es condescendiente con el hecho real

y con sus protagonistas.

Se cuenta desde la épica del ladrón de guante blanco

con Michael Caine a la cabeza.

Es frustrante ver cómo te apuñala por la espalda.

Es frustrante ver cómo te apuñalan por la espalda.

-El ciego guía al sordo.

Está el humor de la torpeza de los miembros de la banda

y la incapacidad de la desconfianza surgida entre ellos

a la hora de repartir el botín.

(HABLA EN INGLÉS)

El británico es el director.

Un especialista en llevar al cine historias extraídas de la vida real.

Es el responsable de "Man on Wire",

aquellas maravillas de Philippe Petit.

Y también de la dramatización de un joven Stephen Hawking.

Ahora, en "Rey de ladrones" propone una fábula de ladrones

que es capaz de entretener sin emocionar demasiado.

¡Madre mía, no me lo puedo creer!

Julia Roberts encarna a una madre coraje que se resiste

a ver cómo su hijo adolescente arroja su vida por la borda,

incapaz de desengancharse de sus adicciones.

Un subgénero muy proclive al dramón lacrimógeno

del que "El regreso de Ben" apenas acierta escapar.

Un matrimonio birracial que se ama y respeta,

tres hijos muy bien educados y hasta un perrito

al que consideran uno más de la familia.

Luego está Ben, el hijo pródigo que lo pone todo patas arriba

con su regreso. Asistimos a la lucha de Julia Roberts

contra el criterio del resto de la familia.

Tienes que volver a casa.

Después, el filme se desvía por caminos trillados del thriller

para concluir arribando al punto de partida,

donde la moraleja se impone por encima del nervio dramático.

El diagrama de interés fluctúa arriba y abajo solo animado

por el buen hacer de Julia Roberts

y el joven descarriado, hijo del propio director.

Qué mejor consejero para una película de atracos

que un auténtico atracador de bancos.

De esa complicidad nació un documental.

Vida y cine se retroalimentan en "Apuntes para una película

de atracos".

¿Sabes esa sensación cuando estás sin rumbo?

Y de repente lo ves muy claro.

De repente entiendes que tienes que cambiar tu vida.

-Estamos acostumbrados a ver, en general, dos tipos

de documentales,

el documental periodístico

y el documental de observación pura.

Yo, que vengo de la ficción,

intento hacer documental trabajando con técnicas que tienen que ver

con contar un relato, y, por otro lado,

con evidenciar que se está haciendo una película.

La filmación se convierte en una especie de performance a veces.

Hace unos años quedamos fascinados por "Mapa",

donde la simbiosis entre cine y vida parecía fluir de forma natural.

Pero se sustentaba en el talento, muchas horas de trabajo

y un profundo conocimiento de los directores

a los que Siminiani admira.

Yo pondría dos puertos.

Por un lado, el ciclo autobiográfico.

Por otro lado, el ciclo autobiográfico de Truffaut.

Esta influencia, sumada a la atracción que Siminiani siente

por el género de atracos,

por el germen de la película que se estrena.

Ha invertido cinco años y no seduce una vez más.

Ha invertido cinco años y nos seduce una vez más.

Soy una persona muy controladora.

Tuve la necesidad de intentar salir de eso

y dejar que entrasen dinámicas más aleatorias, más de la vida.

La única forma empezar a grabar procesos de la vida

que yo no controlaba.

Con el tiempo les acabo dando forma,

pero la semilla no depende de mí tanto.

-Hasta donde me alcanza la memoria,

siempre quise hacer una película de atracos.

Había llevado una doble vida compaginando los atracos

con su trabajo de repartidor de pescado.

Muestra la historia de una complicidad,

la de un director de cine y un verdadero ladrón de bancos,

el Robin Hood de Vallecas.

Supone un terremoto emocional para los dos.

Esta calle es visitable.

Puedes transitar por el subsuelo.

-No sé si puede llegar la cámara aquí.

Me pusieron las esposas. Elías, átame.

Estabas bajando así, como en los cómics de "Tintín".

Siminiani juega con la música, con el grafismo, con el montaje.

E

Es cierto que la película es mucho más juguetona al principio.

Cuando va adentrándose en el núcleo emocional de Flako,

di un paso atrás con esa especie de repertorio formal.

Y la peli se hace más sobria.

El tono es ligero, intentando no dramatizar demasiado.

El tono al que intento acercarme es muy serio.

Cuando conozco a Flako y le voy conociendo más en esos encuentros,

él va ganando terreno porque es un personaje fascinante.

Todo el plan que tenía,

empecé a sentir que era mejor lo que él tenía que ofrecer.

-Mi padre cayó por narcotráfico con los colombianos.

-Nada que yo pueda contar le va a ganar a esto.

-Mi madre, yo y una pistola.

-Hay una voluntad de pasar del yo al tú como cineasta.

El tú en este sentido es Flako.

Emocionante y muy divertida,

reaviva nuestro amor por el cine de género,

pero también nuestra fe en el ser humano,

y lo hace derrochando generosidad creativa.

Adquiere nuevos significados.

Acercar nuestro cine a los más jóvenes

y hacerlo través de cineastas diferentes y especiales.

Es la iniciativa de la Filmoteca Nacional,

en colaboración con la agencia de gestión cultural Las Espigadoras.

Es un proyecto que aplaudimos desde "Días de cine".

Es un programa que ha puesto en marcha Filmoteca

este año por primera vez.

-Es una agencia de gestión cultural.

Tratamos de aproximarnos al cine como hecho culturaL.

-Estamos intentando acercar a nuevos públicos,

a públicos infantiles y adolescentes principalmente,

al cine, y al cine español en este caso.

-Es el proyecto con el que arranca Las Espigadoras.

Es una plataforma que procura tender un puente entre la educaciónd

y el mundo del cine.

Que conjuguen dos cosas.

Por un lado, elementos de valor puramente cinematográfico

con elementos sociales.

-En estas sesiones matinales lo que hacemos es tender un puente

entre el lenguaje más divulgativo,

y en la sesión hablamos de cine.

-Han creado unas guías didácticas

para que los profesores puedan utilizarlas en el aula,

incluso aquí, en las sesiones que se realizan.

-Cuando les das la oportunidad de descubrir ciertas películas

que podrían parecer más difíciles, no tienen prejuicios.

Hasta los propios docentes se sorprenden.

-Para ellos este tipo de cine es una cosa revolucionaria.

-Los niños están mucho más abiertos a recibir todo tipo de estímulos

y de obras y lenguajes y narrativas distintas.

No tienen prejuicios adquiridos.

Los propios profesores dicen: "¿Pero cómo vamos a ponérselo

a unos niños de 10 o 12 años?".

Hay mucha diferencia cuando los profesores han podido trabajar

en el aula previamente las películas que van a ver.

Desarrollamos unos contenidos pedagógicos.

Incluimos unos ejercicios al final de la guía

para antes y después del visionado.

Para que se enfrenten habiendo reflexionado

sobre cosas que ya conocen.

Ideas y anécdotas que les hayan ocurrido a ellos

que luego vean reflejadas en pantalla.

-Lo hicimos casi al revés.

El primer corto con los problemas de la mecanización.

Para que reflexionaran un poco.

En la segunda parte tratamos de incidir en la institución

de libre enseñanza

y en las misiones pedagógicas

para tratar de implicar no solo a las escuelas y a las familias,

sino a toda la sociedad

para corresponsabilizarnos en la labor de educar a nuestros chavales.

-Creo que Valdelomar, en una época como la actual,

en que predomina el cine narrativo, el cine que narra un argumento,

es un revolucionario.

Tan revolucionario como cuando en la pintura se inventa el cubismo

o la pintura abstracta.

Hasta entonces, la pintura era un remedo fotográfico de la realidad.

Con Picasso y otros muchos,

comienza y desmantela todo aquello.

La revolución tecnológica

y expresiva que supuso la vanguardia es la que representa Valdelomar.

-Llevamos alrededor de 20 sesiones. Estaremos todo 2018.

-Cuenta con la colaboración de aula film.

Hemos ido involucrando a mucha gente para llevar a la gente al cine.

Con todos los distribuidores hemos logrado llegar a acuerdos

donde los distribuidores de cine europeo ponen de su lado

para que los profesores puedan hacer un uso legal del cine.

Igualmente, en unas condiciones económicas justas

para que cualquier colegio pueda organizar esas matinales.

-Venimos todos los años.

-Cada año mejora. -Me entusiasma.

47 ediciones lleva el festival internacional de cine de Cartagena.

Ha vuelto a contar con una esmerada selección de películas

estrenadas en festivales como Cannes o la Seminci.

En la ceremonia de clausura, fue el invitado de honor.

Muy agradecido.

Este año, una coproducción dirigida por Roberto Canuto

ha sido el ganador de la sección oficial.

Una grandísima alegría.

"El contratiempo" se hizo con el premio.

Me ha sorprendido, la verdad.

Además, el premio de jurado joven.

Un gran broche de oro para un festival

que mima hasta los más pequeños detalles.

Tiempo para recomendaros cine a los espectadores.

Comenzamos con "Dogman", neorrealismo mágico.

Pues sí. Un director muy serio que ha hecho "Gomorra".

¿Qué preestreno tenemos?

Se llama en español "La búsqueda de la felicidad".

Será el jueves en los cines princesa.

Festival de cine y derechos humanos. Suena muy bien.

Cine y derechos humanos van unidos en este festival.

Se pueden ver títulos que tienen que ver con eso que echamos mucha

Se pueden ver títulos que tienen que ver con eso que echamos mucho

en falta últimamente en muchas partes del mundo.

Hay que votar ya.

Queremos que los espectadores votéis vuestra película española favorita.

Lo que tiene que hacer la gente es entrar en la página web

de "Días de cine". Es muy sencillo.

Estos son maravillas.

Son libros o películas, o películas o libros.

Son unas películas estupendas.

Tienen esas cosas que antes salían en los extras de los DVD.

Aquí se puede leer en papel.

Ediciones especiales.

"Vida en sombras", que ya podemos disfrutar en DVD.

Este título corresponde a un guion cinematográfico de 1947.

Nos gustan los heterodoxos, y más aún si son enamorados del cine.

Una de esas rara avis del cine español.

Es muy poco conocido.

Antes del streaming y las plataformas de pago,

el cine ya existía.

¡La fotografía del movimiento!

Heterodoxa es esa película inclasificable

sobre el amor al cine con Fernando Fernán Gómez de protagonista.

Todo en la vida de Carlos Durán, desde su mismo nacimiento,

está marcado por el cine.

Todo en su vida parece ser visto por el objetivo de una cámara.

Su vida cada vez está más ligada al cine.

Hace cine, habla de cine.

Tuvo serios problemas con la censura

y ha sido una película apenas pista.

Inicialmente, por considerar que se trataba de un reportaje

sobre el cine más que de una obra dramática.

La edición recupera tanto la versión vista como la previa a la censura.

En un momento dado decidió soñar en cine una vida en sombras.

Además de ser un director con mucho talento,

también es un apasionado espectador.

Le hemos preguntado por su secuencia preferida

y ha elegido una que pertenece a una película que, según dice,

vería todos los días.

Para mí el cine es una especie de portal donde uno entra

y se lanza a la imaginación.

De alguna forma viene a suplir esa angustia que tenemos

de no poder vivir otras vidas.

Por un momento, uno explora a través de una especie de espejo

al otro.

Mi secuencia favorita es, sin lugar a dudas,

el inicio de "Espantapájaros".

Esa secuencia entre dos vagabundos,

Al Pacino y Gene Hackman, que se encuentran en medio de la carretera.

Durante siete minutos están esperando, los dos mirándose,

pasan coches, y uno grita el coche que pasa.

pasan coches, y uno grita al coche que pasa.

Y están los dos vagabundos,

dos individuos que no se conocen,

uno para un lado de la ruta, el otro para el otro,

y nadie les detiene.

A partir de ahí, uno sabe que se ha formado

una gran sociedad entre dos individuos que no tienen nada

en común.

Y hay algo que tiene que ver con el hecho de lo humano,

el hecho del compromiso, del compañerismo de dos seres

que se vuelven compañeros de ruta y se alían como siempre.

Y decidan: "Vamos a sostenernos en conjunto".

--deciden

De hecho, Al Pacino tiene una discusión sobre quién eligió

a quién.

"Vaya compañero que elegí". "No, yo te elegí".

Y eso es suficiente.

Estos dos individuos están solos ante el mundo.

Les hace sentir que pueden proyectar un futuro.

Todos saben que eso es mentira.

Es un disparate gigantesco.

Pero la necesidad de proyectar un futuro, aunque no sea real,

pero necesitan crear una narrativa para mantenerse vivos.

Y eso lo ven los ojos de Al Pacino y Gene Hackman,

siendo dos actorazos.

En el fondo no deja de ser una revisión humanista

del "Quijote".

Tras su paso por el festival de cine de Venecia,

donde se alzó con el León de Oro,

parece que todos los caminos conducen a Roma,

pero a la Roma de Cuarón.

Nos lleva a los años 70 para hacer un retrato de las personas,

sobre todo de las mujeres, que marcaron su infancia.

El resultado es una obra maestra.

(Música)

Ganó el León de Oro en el último festival de Venecia.

Después pasó por el de San Sebastián,

donde nos encontramos con Alfonso Cuarón.

Ahora se estrena "Roma", producida por Netflix.

Es algo que quería hacer mucho tiempo y nunca me atreví.

No me atrevía por falta de recursos.

No tenía recursos materiales para hacer la película

como quería hacerla.

Tampoco tenía los recursos emocionales.

Estaba demasiado acostumbrado

a los recursos de una narrativa.

La narrativa en sí es una red donde sabes dónde vas a caer.

Película de fascinante fotografía en blanco y negro

en la que el cineasta regresa a su país y a su infancia

para reconstruir sus vivencias a principios de los 70.

En torno a una sirvienta indígena en primer término.

A la ciudad de México D.F.

Incluso al país, que vivía momentos turbulentos.

Un reflejo también de la humanidad.

Es lo que cualquier cineasta intenta hacer.

Sigue la circunstancia de este personaje muy específico,

que fue el punto de partida de todo esto.

Uno de los personajes que más he amado en mi vida.

Pero a partir de eso es para explorar temáticamente

muchos otros temas.

No solo son este personaje.

(Música)

En realidad, todos los temas que se tratan no son específicos de México,

son bastante universales.

De hecho, muchos se han agudizado.

Incluso en los países desarrollados

que intentan ignorar esas temáticas.

"Roma" es, en cierto modo, salvando las distancias,

el "Fanny y Alexander" de Alfonso Cuarón.

Hay otras temáticas que continúan,

como la temática de la familia y del amor,

que son aún más universales.

(Música)

Vamos a dedicar los próximos minutos a dos películas

que llegan de Estados Unidos.

La primera es "Robin Hoood", la adaptación de la leyenda,

una nueva adaptación que trata de establecer conexiones

entre el relato clásico y la actualidad.

La otra es un thriller sórdido y duro donde destaca

la interpretación de su pareja protagonista.

Corren rumores sobre un ladrón.

Y nuestros plebeyos han recuperado el optimismo y la esperanza.

Probablemente la nueva adaptación de Robin Hood no sea la película

más adecuada para recomendar a un cinéfilo,

pero sí a su hijo de 15 años.

Los actores protagonistas no pueden estar peor.

Tiene una gran virtud,

desentrañar las estructuras de poder contemporáneas.

El espectador se entretiene, pero no permanece ajeno al discurso.

El cine de aventuras para jóvenes con discurso político

está de vuelta.

Al principio piensas:

"¿Realmente necesitamos una nueva película de Robin Hood?".

Concluyes que no importa la época que sea.

Allá donde hay poderes que abusan de la gente,

hay necesidad de una figura como Robin Hood.

En el siglo XXI tenemos opresión religiosa, gobiernos corruptos,

más avaricia que nunca, abusos.

Para hacerlo relevante, no teníamos que contarlo

desde la óptica clásica del cuento de hadas.

Que la vean y digan: "Guau, eso está sucediendo ahora".

Roy es un asesino a sueldo que padece una enfermedad pulmonar.

Una encerrona de su jefe provoca que tenga que huir

con una chica desamparada que se ha visto obligada a prostituirse.

Solo pueden huir,

tratar de pasar desapercibidos y tratar de encontrar una vida mejor.

En su huida a ningún lugar, recoge a su hermana,

pero cuando se atisba la luz, llega la tormenta.

Ben Foster da a su personaje la verdad necesaria.

Nos recuerda que el infierno es real.

Conocida por su trabajo como actriz en "Malditos bastardos",

después de dos películas y un documental,

se estrena como directora con un thriller dramático,

una historia de amor y redención.

La directora francesa demuestra su sensibilidad

para mostrar el alma de estos personajes atormentados

sin olvidar la trama criminal, que, con acierto,

se queda en un segundo plano.

Los clásicos de Disney llevan décadas marcando la infancia

de diferentes generaciones.

Seis años después de "¡Rompe Ralph!", llega la secuela.

Pretende demostrarnos lo que sucede cuando hacemos clic en una web.

¿Wifi?

-¿Por qué no entramos a ver?

Vuelve el simpático personaje de Ralph junto

a Vanellope von Schweetz.

Ambos cautivaron a los más pequeños en 2012 con "¡Rompe Ralph!".

¿Por qué eres tan impertinente?

Ahora se adentran en el peligroso espacio de la red

informática mundial con "Ralph rompe Internet".

Carga las baterías y ponte tu vestido de los domingos, guapa,

porque nos vamos pitando. Nos vamos a Internet.

Vamos a ver una animación alucinante.

¿Hola? ¿Hay alguien aquí?

Ya estamos online.

-Es una historia muy sencilla sobre dos amigos

que tienen la misma ideología

y se dan cuenta de que hay un obstáculo que puede acabar

con su amistad, y todo ocurre en un mundo muy loco como es Internet.

Rick Moore y Phil Johnston saben lo que hacen en el mundo

de la animación.

Ya nos sorprendieron con películas como "¡Rompe Ralph!".

Han pasado por España para presentar su nuevo trabajo.

Me parece que intentar adivinar lo que vas a decir.

-La autorrelleno está algo agresivo.

-Mi autorrelleno está algo agresivo.

Se tocan temas diversos que pueden comprender

de diferente manera niños y adultos.

Los peligros de los virus, las páginas no aptas para menores...

Esperad, yo también soy una princesa.

-¿Qué clase de princesa?

-¿Tienes pelo mágico? -No.

-¿Todo el mundo da por hecho que tus problemas se solucionan

cuando aparece un hombre grande y fuerte?

Nos podemos sorprender con un sinfín

de lo que podríamos considerar lo contrario

a la publicidad subliminal.

En "Ralph rompe Internet" aparecen las grandes páginas internacionales

más visitadas de la red.

Lo interesante desde el punto de vista legal es que no tienes

que obtener el permiso de una empresa para poner su negocio.

Así que hemos incorporado sitios que pensamos que representan

esa web mundial.

-Es el milagro más bonito que he visto en mi vida.

Pero es tan enorme... Parece megainfinito.

Pocas veces los estudios de Walt Disney se deciden

a realizar secuelas.

Ya se han embarcado en la tercera con "Frozen 2".

Apuestan fuerte por una historia desbordante de imaginación,

aunque empapadas de realidad.

La familia, la fugacidad de la vida, el amor,

la pérdida o la justicia son algunos de los temas.

Es una odisea bajo el mar que recuperan la tragedia vivida

en el submarino nuclear ruso en agosto del 2000.

El director danés habla de las consecuencias

y de la negligencia gubernamental que vino después.

El 12 de agosto del año 2000,

el mundo entero se levantó angustiado

con una noticia que nos situaba en los estertores de la guerra fría.

El submarino nuclear de nacionalidad rusa,

El submarino nuclear de nacionalidad rusa

se hunde tras sufrir dos potentes explosiones.

Lo que vino después es un cúmulo de despropósitos

que ahondarían más en la tragedia.

El todopoderoso presidente Putin llevaba tres meses en el cargo.

Recordamos aquel episodio en forma de películas.

El productor francés Luc Besson levanta este proyecto.

En el último momento, el proyecto le llega al director danés

a través de su protagonista.

Ya habían trabajado juntos en "Lejos del mundanal ruido".

En principio, crecido en las entrañas del movimiento Dogma,

y hoy todo un todoterreno fiable,

no parece tener mucho que ver con su productor, Luc Besson.

Besson fue muy generoso conmigo.

Me dijo que me iba a tratar como a él le gustaría que le tratasen.

Lo que significaba total libertad.

No estoy de acuerdo del todo en que no sea una típica película.

El corazón de la película tiene que ver con la familia,

la solidaridad, la injusticia y el amor.

Trata sobre el individuo contra la comunidad

y sobre la plenitud de la vida.

Todas esas cosas siempre han estado en mis películas.

Tiene que a imaginar usted quejara la armada rusa

Tiene que imaginar usted que para la armada rusa

los submarinos eran su orgullo.

Algunos estaban para ser desahuciados.

No podían costear su mantenimiento.

Fue una época de pobreza para los rusos.

La película trata sobre la solidaridad y, al mismo tiempo,

la falta de solidaridad.

La falta de lealtad de los de arriba.

Les abandona literalmente.

Las autoridades rusas debían tomar una decisión,

aceptar la ayuda de países occidentales

o preservar sus instintos militares y salvaguardar el orgullo nacional.

Es una decisión quizá no fácil, pero, en mi opinión,

fue tomada erróneamente con un resultado frutal.

--brutal

En submarino siempre tendrá de su lado los beneplácitos

de la cinefilia.

Un espacio cerrado, sin escapatoria,

errante o inmovilizado en las profundidades abisales.

"El submarino", la volví a ver.

Te deja pasmado.

La había visto de joven. Volverla a ver fue increíble.

Me obligaba a combinar credibilidad con grandeza.

La credibilidad ha estado siempre presente en mi carrera.

En cuanto a la grandeza, basta con ver el cine de David Lean

para quedarse impregnado de ella.

Luca Guadagnino se había obsesionado con "Suspiria",

una de las obras de Dario Argento

una de las obras de Dario Argento, estrenada en 1997.

Consigue llevar al cine una versión muy personal.

Mantiene el título, pero dura una hora más que la original.

En ese edificio no todo es lo que parece.

Atreverse a realizar un remake de una obra tan celebrada

por los aficionados al terror,

que la califican de clásico, demuestra atrevimiento y seguridad.

Al principio, me daba cosas, un equilibrio perfecto.

La Luca Guadagnino se le abrieron las puertas

con "Call Me By Your Name".

¿Os parece si descansamos 10 minutos?

La presencia de Tilda Swinton es obligada.

Una especie de musa del director,

con la que ya había colaborado en tres ocasiones.

Su afán de protagonismo no se contenta con uno,

sino que necesita tres personajes.

Oscuridad.

Lágrimas.

Y suspiros.

Luca Guadagnino ha tomado algunas distancias

respecto a Dario Argento, tratando de hacer suya la historia.

Traslada la acción de Frankfurt a Berlín e introduce

una contextualización histórica y política relativa.

Su ensamblaje en la trama principal,

la de las brujas asesinas en la escuela de danza,

no acaba de estar clara.

Tampoco consigue dotar de mayor entidad al psicoanalista,

que termina por ser una marioneta del guion.

La secuencia del aquelarre,

que pretende mejorar la ingenuidad y actualizar la versión de Argento,

no responde a las expectativas. Queda por debajo.

También se diferencia de Argento en las estrategias visuales,

musicales y narrativas.

Los colores visuales han mutado en una paleta dominada por los grises,

colores oxidados y azules y verdes pálidos.

Argento entraba en harina rápidamente

con el primer estruendoso asesinato

y buscaba inspirar miedo al patio de butacas.

Mientras que Luca Guadagnino cocina con miedo más lento

una atmósfera tenebrosa que se desvanece.

Está por llegar.

(Gritos)

(Música)

En "28 días después",

Danny Boyle le dio una vuelta de tuerca al género de los zombis

y lo llevó al miedo contemporáneo a las epidemias.

Los zombis se han metido en todos los medios.

La próxima semana se estrena un musical zombi titulado

"Ana del apocalipsis".

Vamos a rendir homenaje a "Thriller", el videoclip de Michael

Jackson, que cumple 35 años.

Así nos despedimos hasta la semana que viene.

(Música)

Días de cine - 07/12/18

Debo decir que me sorprendió cuando en los créditos ponía que se había rodado en 65 mm, porque hasta ese momento hubiera jurado que era 4K y no especialmente por la textura de la imagen o s nitidez, sino sobre todo por la gamma dinámica entre las luces más altas y los detalles más oscuros en algunos planos. Sin embargo, pensándolo bien, una película tan personal como Roma, tenía que rodarse en película analógicaRoma de Alfonso Cuarón cuenta la propia historia del niño que fue Alfonso Cuarón en la Colonia Roma de Ciudad de México a comienzos de los años 70 en una familia burguesa en la que el aglutinante emocional parece recaer en la figura de Cleo, una de las criadas de la casa.

Yo sé que Roma es una de esas películas en las que lo que para unos son valores, para otros son defectos. Yo soy de los que ven valores y no defectos. Me parece muy arriesgado contar esas historias de la forma en que Cuarón la cuenta, tomándose su tiempo para crear en el espectador el estado emocional esperado. Hay planos portentosos en los que parecen convivir varias películas dentro. Y me llama mucho en la planificación de cámara el uso recurrente a movimientos a derecha e izquierda durante los que pasan montones de cosas, que ya utilizaba Cuarón en Gravity.

Roma tiene un poco de Amarcord y un poquito de Fanny y Alexander en lo que toca a los recuerdos de infancia de ese niño que un día lo fue y que ahora dirige películas. En su favor, la calidad y calidez. En su contra, no sé si Hollywood está para premiar dos años seguidos a un cineasta mexicano tras Guillermo del Toro el pasado año. Teniendo en cuenta que Cuarón ganó con Gravity, y que Roma está nominada tanto como mejor película como mejor película en habla no inglesa, (la quinta vez que esto ocurre) pienso que es posible que gane una de las dos, pero no sé si las dos.

También pienso que Green Book es la típica buena película que gusta a todo el mundo pero que no cambia la historia del cine que puede ganar con una historia ejemplar. También pienso que La favorita podría hacer honor a su nombre por el tema de sus actrices y sus poderosos papeles.

Pero también pienso que la Academia puede premiar de forma más fácil a Bohemian Rhapsody o Ha nacido una estrella, premiando así a la taquilla. No quiero ni pensar que pudiera ganar Black Panther. Si de mií dependiera, la cosa estaría entre Infiltrado en el KKKlan, El vicio del poder o Roma

Voy a darle unas vueltas antes de decantarme.

@Gerardo_DDC

Noticias

anterior siguiente