Enlaces accesibilidad
Elecciones en Francia

Rumores de una relación extramarital obligan al independiente Macron a dar explicaciones públicas

  • Ha desmentido tener un affair con Matthieu Gallet, presidente de Radio France
  • Las encuestas igualan en cabeza a Le Pen y Macron para la primera vuelta
  • La polémica se suma al escándalo "Penelopegate" que afecta a Fillon

Por
El ex ministro de Economía francés y candidato independiente, Enmanuel Macron
El ex ministro de Economía francés y candidato independiente, Enmanuel Macron AFP JEAN-PHILIPPE KSIAZEK

A dos meses de la primera vuelta de las presidenciales francesas, con la candidatura del conservador François Fillon malherida por el "Penelopegate", un nuevo escándalo, no demostrado pero sí en fase de rumor avanzado, sacude la opinión pública francesa: El independiente Enmanuel Macron, ex ministro de Hollande y promesa al alza en las encuestas ha tenido que dar explicaciones públicas tras ser acusado de mantener un 'affaire' extramarital con otro hombre, Matthieu Gallet, presidente de Radio France.

Con la ultraderechista Marine le Pen escalando tras la caída en desgracia de Fillon, las encuestas han situado a Macron, casado desde 2007 con Brigitte Trogneux, como favorito. A la izquierda del arco político, las fidelidades hacia Valls no dejan fraguar definitivamente la candidatura socialista de Hamon, y los apoyos sueltos pueden gravitar hacia los "insumisos" de Melenchon, un refugio a la siniestra de los socialistas.

En este escenario electoral, y sobre el escenario de un teatro, el Bobino de París, Macron ha desmentido públicamente el rumor durante un acto político: "Si pensáis que he llevado una doble vida junto al señor Gallet, es que mi holograma ha escapado", afirmó ironizando el candidato autoetiquetado como centrista.

De izquierda a derecha, división y escándalo

Acosado por la justicia, las encuestas y las revelaciones periodísticas, el candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, ha reunido este martes a los parlamentarios de su partido para recabar su apoyo antes de volver a su campaña electoral. En una masiva rueda de prensa el lunes en su sede de campaña, Fillon trató de argumentar que los trabajos como asistentes parlamentarios de su esposa y sus hijos eran "legales y transparentes" y que su remuneración estaba "justificada"

Le Canard Enchaînéel semanario que destapó el escándalo, ha echado más leña al fuego y ha desvelado que Penelope Fillon se embolsó 45.000 euros en dos indemnizaciones por despido pagadas por la Asamblea Nacional. "Un linchamiento mediático", se quejó el condidato este lunes.

En un paso adelante, Fillon ha anunciado que este miércoles se dirigirá a los franceses en una carta publicada por los principales diarios regionales en la que tratará de zanjar con nuevas explicaciones la polémica desatada por los empleos como asistentes parlamentarios que atribuyó a su mujer, Penelope, y a dos de sus hijos, objeto de una investigación judicial.

Las encuestas y la incógnita de la ultraderecha

Fillon, favorecido por las encuestas antes del "Penélopegate", como se conoce la polémica de su esposa, persiste en su intención de presentarse a los comicios. La Figura de Fillon era vista por muchos como el colchón que podría frenar el ascenso del antieuropeista y xenófobo Frente Nacional liderado por Marine le Pen. Ahora esto es una incógnita, y los sondeos le descartan y miden como rivales a Macron y Le Pen.

Un sondeo difundido este martes por el instituto demoscópico Ifop ha revelado que Fillon sigue relegado en el tercer puesto en intención de voto en la primera vuelta (con un 18,5%), lo que le impediría disputar la segunda ronda.

Además, la caída es más pronunciada cuando se observa que, en una semana, el porcentaje de franceses que creen que será finalmente elegido como presidente de la República ha pasado del 25% al 15%. Bajo esta línea se mueven los apoyos al socialista Hamon y al resto de la izquierda, mientras que Le Pen y Macron miden fuerzas con una cuarta parte de la intención de voto a su favor, ligeramente inclinada al centrista.

El exministro de Economía, Emmanuel Macron, ha sido el gran beneficiado de todo. Ahora queda ver cómo pueden afectarle los nuevos rumores a su figura, y qué recorrido tendrán.

Noticias

anterior siguiente