Enlaces accesibilidad

Camps asegura que actuó "hasta el límite" de su capacidad en el accidente de Metrovalencia

  • Asegura que no hubo "consignas mediáticas" del Consell
  • Ha comparecido junto a Juan Cotino y Víctor Campos
  • Las víctimas califican de "decepcionantes" y "frustrantes" las comparecencias
  • Cotino ha dicho que recurrirá el auto del juez por la visita del Papa

Por
En las Cortes valencianas el expresidente de la comunidad, Francisco Camps, ha comparecido en la comisión de investigación

El expresident de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha asegurado este lunes que, como presidente, intentó hacer "todo aquello que creía, que podía y que debía hacer", tras el accidente de Metrovalencia de 2006 en el que murieron 43 personas y 47 resultaron heridas, "hasta el límite" de sus "capacidades políticas y personales", y cada día buscó hacerlo "lo mejor posible".

Francisco Camps ha comparecido en las Cortes valencianas junto al exconseller Juan Cotino y al exvicepresidente valenciano, Víctor Campos, en la comisión que investiga este accidente del metro de Valencia que ocurrió en julio del año 2006.

Camps ha iniciado su comparecencia dando su "sentido pésame" a las familias de las víctimas -algunas presentes en la sala-, que, según ha dicho, "siempre" han sido las personas más importantes" en todo lo que el Consell hizo "desde el primer minuto".

Además, el expresident valenciano ha asegurado que no hubo "consignas mediáticas" del Consell sobre el siniestro y ha considerado que hablar de "apagón informativo es propio de regímenes autoritarios de otra época", y que es "imposible, por suerte" que se dé en sociedades plurales, y ha sostenido que nunca "ha vetado nada ni a nadie".

"Opacidad no hubo en ningún momento", ha aseverado Camps, quien ha añadido que "todo el Gobierno valenciano fue una oficina de información" y el único "plan" era ponerse al servicio de las familias y saber "la verdad" de lo ocurrido.

"Lo hicimos todo con toda la conciencia, con toda la responsabilidad y con todo el honor que correspondía a una circunstancia tan grave", ha señalado Camps, para quien todos en la Administración intentaron hacerlo "lo mejor posible" y con el objetivo de paliar el dolor de las víctimas.

Preguntado sobre la consultora a la que supuestamente el Consell pagó 621.000 euros para preparar las comparecencias en la anterior comisión de investigación de responsables de Ferrocarrils de la Generalitat, ha afirmado: "Lo de H&M (en alusión a la consultora H&M Sanchis) no sé lo que es. No lo sé, entre comillas, subrayado y con signos de exclamación".

Cotino pide "perdón" a las víctimas por "no haberlas atendido mejor"

Por su parte, el exconseller de la Generalitat y expresidente de las Corts, Juan Cotino, ha pedido "perdón" a las familias de las víctimas del accidente del metro de 2006 "por no haberlas atendido mejor", pero ha subrayado que intentó "ayudar en la medida de lo posible" durante las aproximadamente 35 visitas que realizó a título "personal". "No ofrecí nada a nadie para pedirles nada a cambio", ha dicho Cotino, quien ha hecho hincapié en que actuó "en conciencia".

Durante su intervención, ha explicado que acudió a las dos primeras concentraciones de las víctimas del metro en la Plaza de la Virgen, cuando salía de dos funerales en la Catedral, pero ha asegurado que no volvió a ninguna otra porque "no estaban cómodos" con que él estuviese allí.

La diputada de Podemos Fabiola Meco le ha instado a pedir perdón a las víctimas como cristiano por su comportamiento e implicación en los hechos. "Yo pido perdón siempre que siento que he hecho algo mal y pido perdón muchas veces. Y pido perdón a las familias por no haberlas atendido mejor, no por cristiano, sino porque creo que es humano", ha señalado Cotino.

"Si a alguna persona he podido ofender en mi vida, le pido perdón, pero todo lo que hice en aquel momento lo hice con plena libertad de conciencia sabiendo que tenía que hacer", ha agregado.

Visitas a los familiares

Cotino ha explicado que visitó a familias de víctimas la misma noche del accidente en el Anatómico Forense, en los Juzgados, en tanatorios y en el polideportivo de Torrent, donde habló con miembros del gobierno local y "estuvimos juntos dando el pésame". Asimismo, ha indicado que dio a familiares su tarjeta con su "número personal por si a alguien podía ayudar, estaba en disposición de lo que fuera".

Al respecto, ha dicho que hubo gente que le llamó, tanto de Torrent, como de fuera, a quien fue a visitar para ayudar. "Como cualquier personas creo, no hace falta ser político. Si uno puede en una situación difícil ayudar, intenta ayudar", ha resaltado. "Lo hice entonces y lo había hecho antes en muchas otras ocasiones", y ha puesto como ejemplo un accidente en Xirivella en los años 80 entre un tren y un autobús.

Ha señalado que en sus visitas a familiares iba "en nombre personal, pero lógicamente, después, de muchos temas" informaba a la comisión interdepartamental de la Generalitat. "Si podíamos ayudábamos, pero a cambio de nada", ha aseverado. A su juicio, es "absurdo" pensar que ofrecía ayuda a las familias a cambio de que no denunciaran.

"Yo fui como Juan Cotino, pero resulta que también era conseller", ha manifestado. En este sentido, ha manifestado que no fue "por razón de cargo", fue porque le dio "la gana" y porque entendía que "debía ayudar y apoyar en la medida de mis posibilidades a la gente que lo estaba pasando muy mal".

Ha indicado que cada conversación con una víctima de un brutal accidente es una "conversación diferente", y ha asegurado que "no iba con ninguna ficha sabiendo quién era cada familia". "No he gastado información privilegiada de ningún tipo nunca en la vida", ha resaltado.

Por su parte, el exvicepresidente valenciano, Víctor Campos, ha afirmado este lunes que el exconseller Juan Cotino "tuvo una parte activa" al relacionarse con "algunas familias" de las víctimas e hizo una labor "muy buena, con mucha entrega y "mucho trabajo", lo que ha alabado.

Campos ha explicado que Cotino "se ofreció voluntariamente" a ir a visitar a familiares de las víctimas porque tenía "relación muy estrecha con algunas personas de Torrent", y se ha preguntado "qué hay de malo" en ello.

Las víctimas califican de "decepcionantes" las comparecencias

La asociación de víctimas del accidente de metro de 2006 ha calificado de "decepcionantes" y "frustrantes" las comparecencias de este lunes del expresident de la Generalitat Francisco Camps y del exconseller Juan Cotino.

Así lo ha declarado a los periodistas la presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J), Rosa Garrote, quien ha señalado que, aunque no esperaban otra cosa, les ha resultado "decepcionante y frustrante" que tras diez años no hayan hecho examen de conciencia ni tengan "la humanidad necesaria" para reconfortar a las víctimas.

Rosa Garrote ha afirmado que necesitaban que los entonces dirigentes de la Generalitat valenciana reconocieran "que la gestión no había sido correcta y que las cosas no se habían hecho bien" y, aunque ha lamentado que no hayan sido capaces, les siguen "tendiendo la mano" para cuando quieran reconocer que no lo hicieron bien.

Cotino: "Nunca he metido mano en la caja"

El exconseller Juan Cotino también ha avanzado este lunes que va a recurrir la decisión del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata de proponer que sea juzgado por la contratación de las pantallas y megafonía a una sociedad pantalla de la trama Gürtel con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006 porque, según ha asegurado, "nunca ha metido" la mano en ningún cajón.

En el escrito de recurso ante el juez, al que ha accedido Europa Press, Cotino califica como "gratuitas" y "sin pruebas ni fundamento" las acusaciones en su contra y niega haberse reunido con el cabecilla de la trama Gürtel Francisco Correa, su número dos Pablo Crespo o el responsable de Orange Market, Alvaro Pérez, 'El Bigotes', a los que -dice- ni siquiera conocía.

Cotino ha respondido de este modo a los medios de comunicación antes de comparecer en la comisión del Parlamento valenciano en la que se investiga el accidente de metro de 2006, al ser preguntado por la petición de once años de cárcel de la Fiscalía Anticorrupción, que le acusa de "impulsar activamente" la contratación de una empresa pantalla de la trama 'Gürtel' en la retransmisión de la visita que el Papa Benedicto XVI hizo a Valencia los días 8 y 9 de julio de 2006.

Cotino ha reconocido que en su vida política y laboral ha podido "meter la pata muchas veces" en sus gestiones, pero ha subrayado que "nunca ha metido la mano en ningún cajón sabiéndolo" ni ha permitido que "la metieran".

Así, ha indicado que ha llevado a su abogado el auto del juez para que "haga el recurso pertinente". "Y en eso estamos", ha dicho Cotino para agregar que no está conforme con el escrito del juez porque no cree que "sea así" los hechos.

Además, el exconseller valenciano también ha defendido que hace años pidió en un escrito a la Audiencia Nacional ir a declarar "voluntariamente" para explicar "todo lo que supiera" sobre la visita del Papa en 2006 y ha insistido en que cuando fue citado acudió.

"El juez no me preguntó nada porque el PSOE no me acusó de nada y respondí a la fiscal en todo aquello que me pidió", ha defendido Juan Cotino para quien dos años después de eso ve un auto del juez "de puerta giratoria" en la que se le acusa de "no sé sabe cuántas cosas".

Noticias

anterior siguiente
-->