Enlaces accesibilidad

Zarrías se remite a su declaración ante el Supremo, como Chaves y Griñán, por el caso de los ERE

  • También los exconsejeros Martínez Aguayo y Avila ratifican su declaración ante el TSJA
  • El abogado de Zarrías critica que se haga "un juicio paralelo" a su cliente

Por
Gaspar Zarrías no declara y ratifica su declaración al supremo por el caso de los ERE

El exvicepresidente y exconsejero de Presidencia de la Junta de Andalucía Gaspar Zarrías se ha acogido este miércoles a su derecho constitucional a no declarar ante el juez que investiga la pieza del procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas investigadas en el caso de los ERE irregulares y ha ratificado únicamente la declaración que prestó ante el Tribunal Supremo (TS).

De este modo, Zarrías ha comparecido durante apenas diez minutos ante el instructor y, tal y como ya había anunciado por escrito, se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar y ha ratificado la declaración prestada en el Supremo, tal y como también hicieron los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

El exvicepresidente ha salido de la sala, ha saludado a algunos ciudadanos en los pasillos de los juzgados y ha optado por salir por la puerta principal del edificio judicial tras darle la opción de hacerlo por la trasera.

Antes que Zarrías, comparecieron por la misma pieza relativa al procedimiento empleado por la Junta para pagar los ERE los exconsejeros de Hacienda Carmen Martínez Aguayo y de Economía Antonio Ávila, que tampoco declararon y se remitieron a lo que dijeron en abril de 2015 como aforados en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Tras comparecer y salir del juzgado, Aguayo fue rodeada durante unos minutos por los informadores gráficos, y para evitar lo mismo, Ávila salió por la puerta trasera, mientras que poco después Zarrías lo hacía por la delantera, donde le esperaba un coche aparcado tras numerosos cámaras de televisión y de fotografía.

El abogado de Zarrías dice que es "un juicio paralelo"

Por otro lado, el abogado de Gaspar Zarrías, Gonzalo Martínez-Fresneda, ha criticado este miércoles que la declaración como investigado de su cliente forma parte "de un juicio paralelo con una finalidad claramente política" y ha anunciado que pedirá el archivo de la causa respecto de su patrocinado.

El letrado de Zarrías, que ha realizado estas declaraciones a los periodistas después de que haya concluido la comparecencia de su patrocinado ante el juez Alvaro Martín, ha criticado el 'paseíllo' que ha supuesto esta nueva declaración y ha considerado que ésta va "en perjuicio de la imagen de los investigados", pues en el caso de Zarrías "ha tenido que soportar el zarandeo de la gente que había en la puerta" de los juzgados.

Sin embargo, en las comparecencias de este miércoles no se ha registrado ninguna concentración de ciudadanos ante la puerta de los juzgados, como sí ocurrió el 16 de marzo cuando se citó a los expresidentes Chaves y Griñán, que fueron increpados.

El abogado ha lamentado que la comparecencia de este miércoles se ha hecho "sin que haya una justificación procesal", y ha aseverado que "no tiene ningún sentido", porque tanto Zarrías como el resto de exaforados que han comparecido ante el magistrado a lo largo del presente mes de marzo "tuvieron ocasión de declarar ante los tribunales ante los que estaban aforados y contestaron unos interrogatorios muy extensos y muy completos, donde no quedó ningún tema por tratar".

Ratifican sus declaraciones en el TS y TSJA

El 16 de abril de 2015, Zarrías dijo en el Supremo que las propuestas de modificación presupuestaria elevadas al Gobierno andaluz desde la Comisión de Viceconsejeros que él presidía eran legales y tuvieron el visto bueno del interventor.

El exdiputado socialista respondió a las preguntas del magistrado del alto tribunal Alberto Jorge Barreiro y aseguró que las propuestas de modificación presupuestaria que pasaban por la Comisión General de Viceconsejeros, los llamados "consejillos", siempre llevaban el informe favorable del interventor general.

En las breves comparecencias de este miércoles de Zarrías, Aguayo y Ávila se ha repetido el mismo esquema: todos se han remitido a sus declaraciones del año pasado en el TSJA y en el Tribunal Supremo cuando eran aforados y se han negado a contestar a nuevas cuestiones.

Sobre las preguntas que no han contestado

También se ha producido un debate jurídico sobre si era pertinente dejar constancia de las preguntas que quería formular la Fiscalía Anticorrupción a pesar de que los tres habían manifestado su intención de no contestar.

El juez ha concluido que se podía dejar constancia por escrito de las preguntas de la Fiscalía, a lo que se han opuesto la Junta de Andalucía, que ejerce la acusación particular, así como los abogados de la exconsejera y de Zarrías, que ha lamentado el hecho de que se hagan esas preguntas para que luego trasciendan a los medios de comunicación.

Una vez zanjado el debate, la Fiscalía ha preguntado a Zarrías por una carta que había en el expediente de la empresa Primayor que había enviado el comité de empresa sobre el cobro de nóminas, un asunto que se habría arreglado tras su intervención, han señalado fuentes judiciales.

A Martínez Aguayo y a Ávila, la Fiscalía les ha preguntado si conocían los informes ejecutivos que la Intervención de la Junta de Andalucía mandaba a los miembros del consejo rector de la agencia pública Idea, quienes a su vez pertenecían a las empresas públicas de la Administración andaluza.

Además, la Fiscalía ha preguntado a Ávila si, dada su participación activa en el consejo rector de Idea, se produjo en más ocasiones lo ocurrido en noviembre de 2003, cuando el secretario advirtió de un informe contrario de la Intervención para conceder una ayuda a Sandetel.

Noticias

anterior siguiente