Enlaces accesibilidad

Benjamín Lacombe nos desvela los secretos de María Antonieta

Por
Videobook de 'María Antonieta. Diario secreto de una reina'

Como todos los años el ilustrador Benjamín Lacombe (París, 1982) vuelve a Madrid por navidad, y si en 2013 y 2014 nos mostró sus espectaculares versiones de Nuestra Señora de París y Madame Butterfly (Edelvives), esta vez presenta dos libros: Retratos gatunos (Edelvives) un divertido compendio de gatos, realizado en colaboración con el escritor Sébastien Pérez; y la que puede ser su obra más ambiciosa hasta el momento: María Antonieta. Diario secreto de una reina (Edelvives) en el que reconstruye el perfil psicológico de Mará Antonieta a través de sus cartas; y para el que ha contado con el asesoramiento de la historiadora Cécile Berly, también autora del prólogo del libro.

Una obra realmente espectacular que viene acompañada de una exposición con las ilustraciones originales, que podrá verse desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el 22 de enero de 2016 en La Galerie du 10, en el Instituto Francés de Madrid (C/ Marqués de la Ensenada, 10).

Además, os recordamos que ya podéis dejar vuestras preguntas para el encuentro digital con Benjamin Lacombe, este viernes 11 de diciembre, en RTVE.es.

Fragmento de una ilustración de 'María Antonieta. Diario de una reina'
Fragmento de una ilustración de 'María Antonieta. Diario de

Fragmento de una ilustración de 'María Antonieta. Diario de una reina' Edelvives

“Siempre me ha fascinado María Antonieta”

Portada de 'María Antonieta. Diario de una reina'
Portada de 'María Antonieta. Diario de una reina'

Portada de 'María Antonieta. Diario de una reina' Edelvives

Benjamin Lacombe nos comenta por qué quiso indagar en la personalidad de María Antonieta (esposa de Luis XVI y reina Consorte de Francia cuando estalló la Revolución Francesa): “Siempre me ha fascinado y me ha atraído su figura. Ya desde la escuela me obsesionaba uno de los retratos más conocidos de María Antonieta con sus hijos realizado por Elisabeth Vigée-Lebrun. Y siempre había querido indagar en la personalidad de la primera y la única Reina de Francia que fue condenada a muerte”.

Para ello, Lacombe ha recurrido a una serie de cartas auténticas que María Antonieta cruzó con algunos de sus allegados, sobre todo su madre (María Teresa de Austria). Y ha completado esas cartas con la fórmula narrativa del diario secreto, que le permite imaginar los pensamientos íntimos de la Reina: “Quería conocerla mejor y llegar a su verdadera personalidad, porque con este tipo de figuras históricas a veces es difícil llegar a su Interior. María Antonieta es un Icono de la Revolución Francesa y de la moda. Pero solemos olvidar cómo era la auténtica María Antonieta, la mujer… su aspecto femenino. Por eso, en cooperación con Cécile, y a través de esas cartas, descubrimos un poco más sobre la psicología de la auténtica María Antonieta”.

“Y sobre todo –continúa Lacombe- profundizamos en toda la presión que siente, porque ella no estaba preparada para lo que se le venía encima con 15 años, porque ni siquiera tenía que ser la reina, sino su hermana. Así, imaginamos cómo vivió esa presión y el destino fatal que le esperaba al final”.

Recreación de Lacombe del famoso cuadro El columpio, de Jean Honoré Fragonard (1732-1806)

Recreación de Lacombe del famoso cuadro El columpio, de Jean Honoré Fragonard (1732-1806) Edelvives

La auténtica María Antonieta

Salvo excepciones, el cine y el imaginario popular nos han dejado una imagen muy frívola de María Antonieta. Por eso preguntamos a Cécile Berly, historiadora experta en la época y asesora de Lacombe en este libro, ¿Cómo era la auténtica María Antonieta? “Al principio respondía a esa imagen que ha perdurado: era frívola, inconsecuente, ligera (sólo tenía quince años cuando se casó con el Rey en 1770), pero vemos que con la edad, y sobre todo con la maternidad, va adquiriendo un toque más serio, más responsable. Además, tenía inteligencia política, porque escribió muchísimo, incluso con lenguajes en código, sobre la complicada situación que atravesaba Francia en esos momentos”.

“Por supuesto tenía esa faceta frívola de Reina de la Moda, de la superficialidad –continúa Cécile, pero vemos que poco a poco se convierte en una Reina cada vez más seria, más reflexiva… Algo que no mostró a su llegada a Versalles, porque no se la exigía que pensase ni actuase; su única obligación era procrear. Pero paulatinamente la Reina cobró una gran importancia, tanto en el propio palacio como en la vida política de la época”.

Ilustraciones de 'María Antonieta. Retrato de una reina'

Ilustraciones de 'María Antonieta. Retrato de una reina' Edelvives

“Con este libro –asegura la historiadora- Benjamin ha renovado completamente la imagen que teníamos de María Antonieta. En los últimos quince años hay dos obras que han cambiado la visión que teníamos sobre ella, la película de Sofía Coppola (2006) y la imagen que nos brinda Benjamín en esta obra”.

Benjamin reconoce que la película de Coppola ha sido fundamental para crear este libro: “La película de Sofía Coppola me encanta y me gusta mucho que tomase parte por la Reina aunque para ello se tomara todas las licencias históricas y libertades que quiso. No podemos olvidar que a María Antonieta no la habían preparado para ser Reina y en la película se ve cómo se rebela contra todos esos encorsetamientos, con esa frivolidad y modernidad que a mí me interesa”.

“Pero para documentarme no he usado la película de Coppola –asegura Lacombe- porque tengo la fortuna de vivir en París y puedo ir a Versalles cuando quiera. Además Cécile me ha proporcionado muchísima documentación real y esa ha sido nuestra auténtica fuente de inspiración, la vida real de María Antonieta”.

La familia real decapitada según Benjamín Lacombe
La familia real decapitada según Benjamín Lacombe

La familia real decapitada según Benjamín Lacombe

¿El verdadero amor de María Antonieta?

En su diario secreto María Antonieta nos confiesa que el Rey ni siquiera la tocó durante los primeros años de matrimonio y también su relación con el apuesto militar sueco Hans Axel de Fersen. ¿Su verdadero amor?

Siempre nos preguntan si se acostaron o no –afirma Cécile-. En esa época no existía la prensa del corazón, pero sí muchísimos panfletos en los que se especulaba con el tema. María Antonieta es un personaje prerromántico que vive en una época absolutista en la que, si bien el poder de la Reina no es de origen divino, no es sagrado como el del Rey. Por lo que, si se hicieran públicos sus amores extraconyugales podrían ser considerados alta traición. Yo sí creo que consumaron su amor, pero la confirmación se la dejo a Benjamin”.

“En las cartas que se conservan está clarísimo que consumaron su amor –apostilla Lacombe-. De hecho, y esto es algo totalmente novedoso, el año pasado descubrimos una serie de cartas en código, en las que había muchos tachones. Al final conseguimos descifrarlas y confirmamos que habían consumado su historia de amor. Además, sabemos que se consumó hacia el final de su historia de amor”.

Ilustración de 'María Antonieta. Diario de una reina'
Ilustración de 'María Antonieta. Diario de una reina'

Ilustración de 'María Antonieta. Diario de una reina' Edelvives

La Reina en su lugar

“El proceso de incriminación de María Antonieta, que finalizó con su decapitación, también fue por la relevancia que había conseguido –añade Cécile-. Tradicionalmente ella no debía ser una mujer pública, sólo la madre de los herederos al trono. Y debido a sus excesos, los revolucionarios decidieron dar un castigo ejemplar a lo que representaba María Antonieta, no sólo una Reina sino también ese espíritu de libertad. No olvidemos que vivió una vida más allá del Palacio de Versalles e incluso llegó a tener su propio Trianón, su propio espacio, en el que hasta el Rey debía pedir permiso para entrar, ¡y por escrito!”.

“Incluso el retrato que se hizo en camisón fue una osadía para esa época –continúa Cécile. Y ella no lo hacía con la intención de provocar, sino como algo natural, por su espíritu de libertinaje. Pero lo que quieren los franceses es que la Reina, la mujer, se quedase en su luga”.

“Además, María Antonieta, sobre todo en la última etapa, tenía una gran influencia sobre el Rey –añade Lacombe- y llegó a ver lo que se avecinaba, pero no consiguió que el Rey la tomase en serio. Si lo hubiese conseguido, probablemente ahora Francia seguiría siendo una monarquía”.

Fragmento de una ilustración de 'María Antonieta. Retrato de una reina'
Fragmento de una ilustración de 'María Antonieta. Retrato de

Fragmento de una ilustración de 'María Antonieta. Retrato de una reina' Edelvives

Símbolo de la moda

María Antonieta también fue un símbolo de la moda de la época. “En los grabados de la época –asegura Cécile- se puede observar que María Antonieta se ponía peinados de incluso un metro de altura a los que añadía jardines, barcos, aves… aunque esos peinados fueron una moda pasajera que le duró unos meses, aunque son los más característicos de su época y han quedado en el imaginario popular aunque ella casi siempre llevase el pelo suelto”.

“Luis XIV fue un pionero de la moda –continúa Lacombe- pero el mayor impulso se lo dio María Antonieta, que llegó a crear incluso el Ministerio de la Moda. Su ministra llegó a abrir una boutique en la que se presentaban las creaciones que se hacían para la Reina y que la alta sociedad imitaba. Algo que antaño era totalmente impensable e incluso podría haber sido castigado con la pena de muerte: vestir como el Rey o la Reina.

Muñeca de María Antonieta en la exposición 'María Antonieta. Diario de una reina'

Muñeca de María Antonieta en la exposición 'María Antonieta. Diario de una reina' Jesús JIménez

Retratos gatunos

Portada de 'Retratos gatunos'
Portada de 'Retratos gatunos'

Portada de 'Retratos gatunos' Edelvives

La importancia de este libro sobre María Antonieta no puede hacernos olvidar que Lacombe también presenta el precioso libro Retratos Gatunos (Edelvives) con su colaborador habitual, el escritor Sébastien Perez (El hervario de las hadas, Ruiseñor).

“El éxito de nuestro libro Destinos de perros (2007) ha hecho que nos pidan insistentemente una continuación. Y el resultado es este Retratos gatunos, para el que hemos recurrido a una editorial pequeña en Francia. Por cierto que Edelvives reeditará ese Destinos de perros en la primavera de 2016”.

Un libro en el que los poemas de Sébastien Pérez se complementan con los divertidos dibujos de Lacombe: “Mezclamos poemas, casi canciones, con las ilustraciones de Benjamin -asegura Sébastien-. Es una estructura que nos gusta mucho y hemos decidido continuar”.

Videobook del libro 'Retratos gatunos', de Sébastien Perez y Benjamin Lacombe

“Además –continua Sébastien- los libros tienen mucho humor porque los gatos son esos seres extraños de los que nunca podemos imaginar qué es lo que les pasa por la cabeza para que hagan sus pequeñas hazañas diarias, sus locuras. Por eso, lo que intentamos en el libro es meternos en su cabeza y darle un toque de humor a sus actos aparentemente inexplicables”.

Además de la exposición en el Intituto Francés, Lacombe, Cécile y Sébastien firmarán libros este viernes (de 17:30 a 20:30 en FNAC Castellana)

Y no olvidéis que Benjamin Lacombe responderá a vuestras preguntas este viernes, 11 de diciembre, en un encuentro digital en RTVE.es.

Cécile Berly, Benjamin Lacombe y Sébastien Perez en la exposición  'María Antonieta. Diario de una reina'

Cécile Berly, Benjamin Lacombe y Sébastien Perez en la exposición 'María Antonieta. Diario de una reina' Jesús Jiménez

Noticias

anterior siguiente