Enlaces accesibilidad
Atentado en Mali

Un ataque yihadista a un hotel en la capital de Mali deja al menos 21 muertos

  • Varios terroristas han tomado un hotel de Bamako, en el barrio diplomático
  • Durante varias horas han secuestrado a decenas de rehenes en el edificio
  • Las fuerzas especiales malienses han asaltado el hotel, piso a piso
  • Al Qaeda en el Magreb Islámico y Al Murabitun reivindican el ataque
  • El presidente ha decretado diez días de estado de excepción

Por
Un ataque yihadista a un hotel de Bamako acaba con al menos 27 rehenes muertos y 13 asaltantes abatidos

Un grupo de hombres armados ha atacado este viernes el hotel Radisson Blu de Bamako, en el barrio diplomático de la capital de Mali, y ha tomado como rehenes a 170 personas, lo que ha motivado un asalto de las fuerzas especiales malienses que ha acabado con al menos 21 muertos, que incluyen a islamistas.

Durante la tarde se informó de que en el ataque murieron 27 rehenes y tres terroristas fueron abatidos. Sin embargo, el presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, redujo la cifra en la televisión pública. Keita también ha anunciado que ha decretado diez días de estado de excepción y tres jornadas de luto nacional.

Según han informado las autoridades entre los fallecidos se encuentran, por el momento, un francés, un belga, un estadounidense, tres chinos, tres malienses y seis rusos.

Varias decenas de personas han conseguido, en un primer momento, salir del hotel, aunque cuando el Ejército maliense ha iniciado su asalto aún quedaban en su interior más de 130 personas, entre huéspedes, muchos de ellos extranjeros, y empleados. En su operación, las fuerzas especiales de Mali ha contado con el apoyo logístico de las fuerzas francesas desplegadas en el país en la misión de estabilización de la ONU.

Las fuerzas especiales malienses han avanzado planta por planta, mientras los secuestrados, muchos de ellos en sus habitaciones, escuchaban un intenso intercambio de disparos. "Las fuerzas de seguridad están actuando en el interior y despejando cada piso poco a poco, liberando a los rehenes que están en el interior", relataba una fuente de seguridad a Reuters durante la operación.

Un grupo de hombres armados ha atacado en la madrugada del viernes el hotel Radisson en la capital de Mali, Bamako, y ha tomado como rehenes a 170 personas, aunque decenas han sido liberadas después. Las fuerzas de seguridad malienses han asaltado el hotel y, según el Gobierno, ya no quedan rehenes en el edificio, pese a que las fuerzas del orden siguen luchando con los terroristas en los pisos superiores. No se conoce el resultado de la incursión, pero distintas fuentes constatan que hay al menos 20 muertos y que 13 asaltantes han sido abatidos.

Unas horas después, el Gobierno maliense daba por terminado el secuestro, al haber conseguido sacar a todos los rehenes que permanecían en el interior del hotel, aunque el combate entre las fuerzas del orden y los terroristas continuaba en el interior.

 

Los atacantes no tienen ya rehenes. Están atrincherados en los pisos superiores

 

"Los atacantes no tienen ya rehenes. Están atrincherados en los pisos superiores. Están solos con las fuerzas especiales de Mali, que tratan de desalojarlos", explicaba en ese momento el portavoz gubernamental Amadu Sangho.

Al menos tres muertos en el asalto con 170 rehenes a un hotel de la capital de Mali

Reivindicación conjunta de dos grupos yihadistas

Los grupos terroristas Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y Al Murabitun han reivindicado el ataque de forma conjunta, en una declaración telefónica con la agencia de noticias privada mauritana Al Ajbar, generalmente bien conectada con los grupos yihadistas del Sahel.

El ataque se ha producido esta madrugada cuando al menos tres personas a bordo de un vehículo con matrícula diplomática se acercaron al hotel y empezaron a disparar contra los guardias, causando dos heridos graves y otros dos leves.

En el Radisson Blu, situado en en el oeste de la ciudad, en el barrio diplomático de Bamako, se hospedan habitualmente el personal de la ONU y visitantes extranjeros. Es considerado como el más seguro de la capital y está situado en una zona de lujo donde abundan hoteles, bancos, bares y restaurantes.

Imagen del hotel Radisson, en Bamako
Imagen del hotel Radisson, en Bamako. JEROME FAVRE

Imagen del hotel Radisson, en Bamako. JEROME FAVRE noticias

En el momento del ataque se alojaban en el hotel delegados de la Organización Internacional de la Francofonía. Los asaltantes han conseguido entrar en el edificio, donde se encontraban en ese momento 140 clientes y 30 empleados, y han recorrido las plantas buscando a los residentes hasta llegar a la séptima.

A lo largo de la mañana, los secuestradores han liberado a algunos rehenes con la condición de que fueran capaces de recitar versículos del Corán, según ha informado Reuters.

El Ministerio de Seguridad de Mali aseguraba, por su parte, que sus soldados habían liberado a decenas de personas y que al menos tres rehenes habián muerto. El presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, que se encontraba de visita oficial en Chad, ha decidido acortar su visita y regresar a Bamako.

Rehenes de varias nacionalidades

Entre los rehenes que han sido retenidos en el hotel de Bamako se encontraban ciudadanos de diversas nacionalidades: según la BBC, había 20 indios, diez chinos, siete argelinos, dos marroquíes y dos rusos que trabajaban para la aerolínea Ulyanovsk, seis turcos de la compañía Turkish Airlines, y al menos seis estadounidenses.

También se encontraban en el hotel numerosos ciudadanos franceses, incluyendo 12 miembros de una tripulación de Air France.

Toma de rehenes en un hotel en Bamako, la capital de Mali

Atentado en Mali

anterior siguiente
20 Fotos 1 / 20 ver a toda pantalla
  • Oficiales de seguridad de Mali muestran una bandera portada por los terroristas

    Atentado en Mali

    Oficiales de seguridad de Mali muestran una bandera portada por los terroristas.

    REUTERS
  • Soldados de Mali muestran granadas y otros enseres de los jihadistas frente al hotel Radisson

    Atentado en Mali

    Soldados de Mali muestran granadas y otros enseres de los jihadistas frente al hotel Radisson.

    REUTERS

En cualquier caso, Francia ha recomendado a todos sus ciudadanos residentes en Bamako que no abandonen sus casas ha enviado a 40 agentes de las fuerzas especiales de la Policía a Bamako.

Sí ha sido confirmada la muerte de un ciudadano estadounidense, desde el Departamento de Estado han señalado que "podemos confirmar la muerte de un ciudadano estadounidense en el ataque al hotel Radisson en Bamako, Mali".

Desde Malasia el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha condenado el atentado y ha asegurado que "esta barbarie sólo fortalece nuestra determinación de enfrentar este desafío", en referencia a la amenaza global del extremismo islamista violento.

 

En cuanto a España, el ministerio de Exteriores ha confirmado la presencia de un ciudadano español en el hotel, del que no ha desvelado su identidad, aunque si ha explicado que ha permanecido atrincherado en su habitación durante el asalto y que ha salido del edificio, en perfecto estado de salud. El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, ha declarado que no hay víctimas españolas en el ataque.

"Lo estábamos previendo por los bombardeos en Siria"

España también cuenta con una cierta presencia de nacionales en el país, ya que hay 110 militares en labores de adiestramiento de los soldados de Mali y alrededor de un cenetenar de misioneros en el paísEmilio Hernando, salesiano residente en Bamako, ha relatado al Canal 24 Horas de TVE que la embajada española ha enviado a primera hora de la mañana un mensaje telefónico a todos los españoles en el que indicaba que no se debía circular por Bamako.

Emilio Hernando, salesiano en Bamako: "Lo estábamos previendo"

Hernando ha asegurado que su comunidad temía una acción de este tipo tras los atentados de París y los bombardeos de Francia sobre el Estado Islámico en Siria.

Ahora no pueden atacar a Francia y lo hacen con los países amigos

"Lo estábamos previendo por los ataques en Siria. Ahora no pueden atacar a Francia y lo hacen con los países amigos de Francia, y nos ha tocado", ha explicado.

La intervención de una fuerza africana con apoyo de Francia logró expulsar de Mali a grupos yihadistas que se habían establecido en el norte del país en 2012. Sin embargo, continúan los atentados y los ataques esporádicos contra las fuerzas internacionales y el Ejército maliense. El pasado agosto, cinco miembros de la misión de la ONU en Mali (Minusma) murieron en el asalto a otro hotel en Mopti, en el centro del país.

Una semana después de los atentados de París los yihadistas vuelven a actuar en Mali

 

 

Noticias

anterior siguiente