Enlaces accesibilidad

Mas, tras declarar ante el TSJC por el 9N: "¿Actuar como un demócrata equivale a actuar como delincuente?"

  • El presidente catalán en funciones ha declarado ante el TSCJ imputado por el 9N
  • Se considera "responsable único" y dice que los voluntarios ejecutaron la consulta
  • La imputación es una "cuestión de rabia" por no aceptar el "éxito" del proceso

Por
Artur Mas niega que el apoyo popular recibido en el TSJC sea coacción a la justicia

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, se ha presentado como “único responsable” por haber “escuchado a los ciudadanos” en la consulta del 9N tras declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por desobediencia al haber sido suspendida por el Tribunal Constitucional. "¿Actuar como un demócrata equivale a actuar como un delincuente?", así se ha expresado ante el tribunal, según ha explicado después en una rueda de prensa desde la sede de la Generalitat.

Mas ha señalado que no ve motivos para que la querella de la Fiscalía General del Estado por el 9N: "Nunca el éxito de la democracia debería acabar en los tribunales", ha señalado tras comparecer ante el tribunal arropado por cerca de 3.000 personas (6.000 según la Guardia Urbana) que le han aclamado con a favor de la independencia.

También ha explicado que no ha respondido a las preguntas de la Fiscalía General del Estado porque considera su actuación "desproporcionada" al haber tramitado la querella pese a haber un "criterio unánime" de los nueve fiscales de Cataluña que no apreciaban "ningún tipo de delito".

La Generalitat "ya no daba órdenes ni instrucciones"

Aunque no ha detallado el contenido de su declaración ante el TSJC, Mas sí ha diferenciado una primera etapa en el proceso de preparación de la consulta del 9N en el que la Generalitat fue "promotora", de otra a partir del 14 de octubre, tras la suspensión por parte el Tribunal Constitucional, en que "cambió el formato" y la ejecución de la misma corrió a cargo de los los voluntarios.

La celebración de la consulta, ha señalado Mas, fue posible gracias a los 40.000 voluntarios que se ofrecieron y la administración "ya no era responsable", porque aunque colaborara "prestando servicios y materiales", ha matizado después, "no daba órdenes ni instrucciones".

El presidente en funciones de la Generalitat considera que el Gobierno central "minuspreció" este cambio en el formato de la consulta, cuando 15 días después presentó el recurso ante el Tribunal Constitucional y en los últimos cinco días antes del 9N, los voluntarios llevaron a cabo la consulta.

Las acciones penales "no pararán el proceso"

Las querellas promovidas por la celebración del 9N son, según Mas, "una cuestión de rabia de las instituciones del Estado español que "no aceptaron el éxito" de la consulta, porque no aceptaron "con actitud democrática normal" que se hubiera producido esa "gran fiesta de participación ciudadana democrática con una participación de más de dos millones de personas".

Mas no ha descartado desacatar una posible inhabilitación por parte de la Justicia y, al ser preguntado por ello, ha vinculado su decisión a la situación en qué se encuentre el proceso soberanista, pero ha insistido en que no hay "ningún motivo" para inhabilitarle.

También ha considerado que cualquier acción penal sobre él no parará el proceso soberanista: "¿Acabando por la vía penal con un presidente acabarán con un proceso de país como éste?".

Además, ha reivindicado que el 9 de noviembre de 2014 ningún estamento judicial ni el propio Gobierno central actuó pidiendo "cerrar algún local" de votación; de ahí que entiende que la organización del proceso participativo fue del todo legal.

Noticias

anterior siguiente
-->