Enlaces accesibilidad

Desarrollan un test de sangre capaz de detectar la artrosis de forma precoz

  • Un test de sangre es capaz de detectar la degradación del cartílago
  • Estará disponible a final de 2015 primero en Bélgica y luego en España
  • Biomarcadores hallados pueden ayudar a individualizar los tratamientos

Por
 Una persona mayor con un bastón recibiendo ayuda.
Una persona mayor con un bastón recibiendo ayuda. Getty Images/iStockphoto Getty Images/iStockphoto

A finales de este año estará disponible en la rutina clínica diaria un test que permite detectar en un análisis de sangre los biomarcadores responsables de la degradación del cartílago, proceso que ocurre en caso de padecer artrosis. El test llegará primero a Bélgica y a España más tarde.

La prueba ha sido desarrollada por un grupo de investigación que también ha hallado una serie de biomarcadores capaces de detectar precozmente la artrosis

En la actualidad no existe ningún método para diagnosticar de forma temprana esta enfermedad, que provoca limitaciones en los movimientos del 80% de los pacientes que la padecen.

El investigador del Universty of Liège en Bélgica, Yves Henrotin, ha explicado el hallazgo en el Congreso mundial de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis (OARSI, por sus siglas en inglés), celebrado en Seattle (Estados Unidos).

Test que monitoriza la artrosis

"Este test será para los médicos de Atención Primaria y será una buena herramienta para monitorizar la enfermedad y para que, así, los especialistas sean los que cojan las riendas de la enfermedad, puesto que hasta ahora no le han prestado la atención que se merece", ha recalcado el investigador belga.

Estas mismas declaraciones han sido corroboradas por la presidenta de OARSI, Virgina Krauss, quien, además, ha explicado que otros investigadores han analizado ya 12 biomarcadores, de los cuales cinco son "muy buenos", como por ejemplo 'CTX-II', 'CTX-I' o 'NTX-1', ya que miden los niveles del dolor y la degradación del cartílago.

"Con ellos podemos observar qué paciente necesita más el medicamento o quién tiene más riesgo de progresar rápidamente", ha explicado, para comentar que todavía se está estudiando el modelo más efectivo para testar dichos biomarcadores.

"Será una magnífica herramienta pero también hay que buscar nuevos biomarcadores que complementen a los que ya conocemos", ha zanjado Kraus.

Enfermedades asociadas a la artrosis

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la artrosis afecta a cerca del 28% de la población mundial mayor de 60 años. Cuando se detecta, ha indicado Henrotin, suele ser "demasiado tarde" y el cartílago está "demasiado gastado".

Además, a esta afectación del cartílago se suma el "importante" número de comorbilidades que lleva asociada la artrosis como, por ejemplo, diabetes, obesidad o hipertensión. 

"La enfermedad actúa como eje sobre el que rotan diversas enfermedades, lo que hace que también se puedan producir comorbilidades respecto a todos los fármacos que debe tomar el paciente", ha apostillado el reumatólogo y experto del Hospital del Mar de Barcelona, Jordi Monfort.

En este sentido, el director de Investigación en INIBIC-Hospital Universitario A Coruña y secretario general de la Junta Directiva de OARSI, Francisco J. Blanco, ha destacado la necesidad de tratar de diferente forma los diversos tipos de fenotipos de la artrosis: metabólico, postraumático, inflamatorio, el asociado al envejecimiento y el de la menopausia.

De la misma opinión se ha manifestado el epidemiólogo del National Institute for Health and Care Excellence (NICE), Nigel K. Arden, quien ha insistido en que la artrosis es una enfermedad "heterogénea" y ha abogado por personalizar las terapias.

Ante todo ello, y debido a que los tratamientos actuales se basan en analgésicos, antiinflamatorios y Sysadoas -fármacos capaces de reducir el dolor, preservar la función articular, disminuir la inflamación y proteger el cartílago-, los investigadores han analizado biomarcadores que consiguen detectar precozmente la enfermedad y, su vez, pueden ayudar a individualizar los tratamientos.

"No todos los pacientes responden igual y con los biomarcadores podremos ver qué terapia es mejor para cada tipo de enfermo", ha apostillado Henrotin.

Noticias

anterior siguiente