Enlaces accesibilidad

El Congreso congelará por séptimo año el sueldo a los diputados pese a subir su presupuesto

  • El presupuesto de la Cámara será a 84,2 millones, lo que supone un 0,3% más
  • Posada explica la "muy pequeña subida" por el incremento de las cotizaciones
  • El Senado, con un presupuesto de 51,9 millones, también congela salarios

Por
El presidente del Gobierno ante los diputados en el Congreso, en una imagen de archivo.
El presidente del Gobierno ante los diputados en el Congreso, en una imagen de archivo. EFE

La Mesa del Congreso ha aprobado este martes el Presupuesto de la Cámara para 2015, que ascenderá a 84,24 millones de euros, 275.026,84 euros más que el año anterior, lo que supone el primer aumento de sus recursos desde que estalló la crisis económica. Los sueldos de funcionarios y diputados se mantendrán, en principio, congelados.

En declaraciones a los medios antes de la reunión de la Junta de Portavoces, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha definido este presupuesto como "ajustado" puesto que, según ha dicho, se sigue aplicando la máxima de que "hay que hacer más con menos".

Posada ha explicado que la "muy pequeña subida", del 0,32%, que experimentan las cuentas de la Cámara se debe al incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social aprobadas por el Ministerio de Trabajo "para proteger el empleo".

Además, ha destacado que el sueldo de diputados y funcionarios sigue congelado y ha incidido en que los parlamentarios llevan ya siete años sin subidas.

También ha apuntado que si en el marco negociador de la Administración General del Estado se acordase algún incremento en las retribuciones o alguna medida "compensatoria" de la congelación o de la supresión la paga extra de diciembre de 2012, la Cámara la acataría "inmediatamente" y actuaría "en consecuencia".

Fin a seis años de recortes presupuestarios

En concreto, las distintas partidas del proyecto aprobado por la Mesa ascienden a un total de 84.243.442,09 euros, frente a los 83.968.415,25 euros de 2014.

El incremento, aunque mínimo, pone fin a seis años de recortes anuales consecutivos, que en 2011 y 2012 llegaron a ser del 6,6 y del 5,2 por ciento, respectivamente, según fuentes parlamentarias. Con la cifra de 2015, el presupuesto de la Cámara habrá acumulado un descenso del 17,91% desde 2009.

Por séptimo año consecutivo (2009-2015), el Congreso congela las retribuciones de los diputados, además del recorte adicional que tuvo lugar en 2010 y que también se aplicó en su día a los funcionarios. 

Los gastos de personal alcanzan así los 35,5 millones de euros; en el apartado de gastos corrientes en bienes y servicios, la cuenta asciende a los 34,7 millones, y el capítulo de transferencias corrientes alcanza los 10,5 millones.

El Senado también congela los sueldos

Por su parte, la Mesa del Senado también ha aprobado su presupuesto para 2015, con una cuantía de 51,9 millones de euros, con el mismo aumento respecto a 2014 que en el Congreso, un 0,31%.

También incluye un año más la congelación de las retribuciones de los senadores y del personal de la cámara, así como la suspensión del 100% de las aportaciones a los planes de pensiones de todos ellos, ha explicado el presidente del Senado, Pío García-Escudero.

"Supone una disminución de un 15% respecto al presupuesto del 2009, que fue el más alto [ascendió a 60,9 millones de euros] y a partir del que se empezó a reducir los presupuestos. Por tanto yo creo que son unos presupuestos austeros", ha argumentado.

Los presupuestos han recibido el visto bueno del grupo socialista en el Senado aunque, según ha explicado la vicepresidenta de la Cámara Alta y senadora socialista, Yolanda Vicente, su formación no comparte la congelación del sueldo del personal del Senado, porque ello no va ayudar a reactivar la economía ni el consumo.

Noticias

anterior siguiente