Enlaces accesibilidad

Madrid restringirá el tráfico y limitará la velocidad en M-30 y accesos si se dispara la contaminación

  • El Ayuntamiento aprueba un protocolo de medidas frente al dióxido de nitrógeno
  • Contempla prohibir circular alternamente a vehículos con matrícula par o impar

Por
Imagen de archivo de la boina de contaminación en el cielo de Madrid
Imagen de archivo de la boina de contaminación en el cielo de Madrid. EFE EFE/Juan Carlos Hidalgo

Los contaminantes

1. El dióxido de nitrógeno (NO2): proviene, sobre todo, de la oxidación del nitrógeno. En las grandes ciudades, su fuente principal son las emisiones originadas por los vehículos.

2. El ozono troposférico (O3): es un potente agente oxidante. Se forma mediante una compleja serie de reacciones fotoquímicas en las que participan la radiación solar, el dióxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles. Afecta más a los cinturones metropolitanos y las zonas rurales que a las grandes ciudades.

3. Partículas en suspensión: son sustancias orgánicas o inorgánicas que proceden de diferentes lugares (el tráfico, la actividad industrial...) En relación con sus efectos sobre la salud se suelen distinguir entre las PM10 (partículas menores de 10 micras que pueden penetrar hasta las vías respiratorias) y las PM2,5 (partículas menores de 2,5 micras que pueden penetrar hasta las zonas de intercambio de gases del pulmón).

El Ayuntamiento de Madrid restringirá el tráfico de vehículos en la almendra central de la ciudad, dentro de la M-30, y limitará la velocidad a 70 km/h en esta vía y en los principales accesos a la capital a partir de la M-40 si se registran episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2).

En los casos más graves, contempla prohibir la circulación de la mitad de los coches en días alternos en función de si la matrícula acaba en par o impar e, incluso, cerrar la M-30 en el peor escenario, si se da "nivel de alerta". Una situación que, según el Consistorio, no se ha dado "nunca".

Todas estas medidas están contempladas en el nuevo protocolo de actuación que ha aprobado de forma inicial este jueves el Ayuntamiento y que también incluye medidas de promoción del transporte público y acciones informativas con el objetivo de prevenir situaciones de alta concentración de NO2 y de evitar que estas, si se dan, se prolonguen en el tiempo.

En la presentación del protocolo en rueda de prensa, la alcaldesa, Ana Botella, ha asegurado que Madrid no ha sufrido "nunca" una situación de "alerta" por contaminación y que los episodios de elevados niveles de este elemento en la atmósfera de la capital son "muy esporádicos", con solo tres desde 2011, informa Efe.

Un protocolo "preventivo"

Ana Botella ha explicado, según esta misma agencia, que se trata de un protocolo "preventivo" que se aplicará en los casos en que, aún sin llegar a alcanzarse los niveles de alerta, puedan registrarse niveles excepcionalmente elevados de dióxido de nitrógeno.

El protocolo establece tres niveles de concentración de dióxido de nitrógeno (pre-aviso, aviso y alerta) y establece medidas informativas, de promoción del transporte público y de restricción del tráfico.

Las medidas son graduales y serán más restrictivas si el episodio de contaminación se agudiza y se mantiene en el tiempo, según explica el Consistorio madrileño en una nota.

Limitación de la velocidad en M-30 y accesos

Hay tres fases de restricción del tráfico. La primera fase contempla limitar la velocidad en la M-30 y en las carreteras de acceso a Madrid a partir de la M-40 a 70 kilómetros por hora o al inferior que esté señalizado y la prohibición de aparcar en zona azul y zona verde a los no residentes, excepto vehículos comerciales, autotaxis en servicio, vehículos de personas con movilidad reducida y vehículos "cero emisiones".

Estas primeras restricciones se pondrán en marcha cuando durante cuatro días consecutivos dos estaciones de medición de la contaminación de la misma zona superen los 200 microgramos/m³ durante dos horas seguidas y la previsión meteorológica sea desfavorable o si durante dos días se registran más de 250 microgramos/m³ y la previsión del tiempo no es buena.

Si esta última situación (250 microgramos/m3 durante dos horas seguidas en dos estaciones de la misma zona) se da durante tres días consecutivos con unas condiciones meteorológicas malas para la contaminación, se pondrán en marcha las medidas de restricción del tráfico de la fase 2.

Restricción de la circulación según la matrícula del coche

En este escenario, a las restricciones de la fase 1 (limitación de la velocidad y de la posibilidad de aparcar en el centro) se añadirá la restricción de la circulación en el interior de la almendra central (área interior de la M-30) del 50% de todos los vehículos y taxis vacíos en función del último dígito de la matrícula, de forma que se alternen los pares y los impares.

Estarán exentos de esta prohibición el transporte público, transporte escolar, vehículos comerciales, vehículos "cero emisiones", de personas de movilidad reducida y servicios esenciales)

En caso de que tres estaciones de la misma zona superen los 400 microgramos/m3 durante tres horas consecutivas, lo que se conoce como "nivel de alerta", se activarán las medidas de restricción del tráfico fase 3. En este caso a todas las anteriores descritas en la fase 1 y fase 2 se sumará la prohibición de circular por la propia M-30. Esta situación de "alerta" según el Constitorio nunca se ha registrado en Madrid.

Noticias

anterior siguiente