Enlaces accesibilidad

El Bio-Bac es un producto "fantasioso y peligroso" para la salud, según un experto

  • El peligro es que los pacientes abandonaran los tratamientos convencionales
  • Señala "falta de calidad" en la versión inyectable, contaminada con gérmenes
  • No había un proceso estandarizado de producción ni ensayos clínicos fiables

Por
Rafael Chacón (de espaldas-i), fabricante del Bio-Bac, en el juicio contra él.
Rafael Chacón (de espaldas-i), fabricante del Bio-Bac, en el juicio contra él. EFE EFE

El experto de la Agencia Española de Medicamentos Francisco de Asís Salmerón ha considerado este martes en el Juzgado de lo Penal número 18 de Madrid que el Bio-Bac es un producto "mágico, fantasioso y peligroso" para la salud.

Varios peritos han declarado en la sexta sesión del juicio en el que hay cuatro acusados por delitos contra la salud pública y los consumidores, por fabricar y vender el Bio-Bac como un medicamento para prevenir y tratar cáncer, sida, hepatitis y enfermedades degenerativas.

Salmerón, jefe de la División de Productos Biológicos y Biotecnología de la Subdirección de Medicamentos de uso humano de la Agencia Española de Medicamentos, ha ratificado su informe sobre las muestras del producto para su administración por vía oral e inyectable.

Ha explicado que el Bio-Bac no era un solo producto, sino "muchos distintos", y que no tenía un proceso de fabricación estandarizado, sino varios sistemas de producción.

El principal "peligro" derivado de la comercialización del Bio-Bac como un medicamento ilegal es que el paciente confíe en sus efectos terapéuticos y abandone el tratamiento convencional, ha subrayado Salmerón.

Ha mostrado su preocupación por la "falta de calidad" del Bio-Bac en las formas inyectables, puesto que una de las muestras analizadas estaba contaminada con gérmenes (bacterias y un hongo), lo que, desde su punto de vista, supone un riesgo evidente para la salud.

El proceso para autorizar la comercialización de un medicamento, que requiere un sistema de producción estandarizado, unos estudios toxicológicos y farmacológicos y unos ensayos clínicos, es "complejo y difícil", exige "muchas horas de trabajo y dinero" y puede durar unos diez o doce años, ha precisado.

El producto FR-91, origen del Bio-Bac, era "casi pura magia"

Salmerón ha afirmado que en el ensayo clínico del producto FR-91 que está en el origen del Bio-Bac y que creó el padre del acusado, Fernando Chacón, "no había nada", era "de encantamiento", "casi pura magia".

En la sesión, las expertas María Teresa Millán y María Jesús Fernández han indicado que los ensayos clínicos del producto no han demostrado su eficacia para el tratamiento de la artrosis de cadera y rodilla o el sida, al tiempo que han echado en falta algún intento por conocer el mecanismo de acción del medicamento y la respuesta clínica.

Las funcionarias del Ministerio de Sanidad Cristina Gómez Chacón y Encarnación Gracia Gómez han detallado que, en la entrada y registro de la finca "Los Fresnos", donde se fabricaba y distribuía el Bio-Bac, encontraron abundante documentación, boletines, albaranes de venta de productos y material de fabricación como envases, cápsulas, frascos y tapones.

Ambas han asegurado que su impresión fue "desastrosa", puesto que no es habitual encontrar una vivienda, animales y productos que se supone que son medicamentos en un mismo espacio.

Noticias

anterior siguiente