Enlaces accesibilidad

'7 vidas', una historia sobre un gato y la "condición humana"

  • La historia de un gato y sus siete amos contada por J. Aguilar y Á. Cuéllar
  • El cómic ganó el el premio Desencaja 2013 del Instituto Andaluz de Juventud

Por
Fragmento de una ilustración de '7 Vidas'
Fragmento de una ilustración de '7 Vidas' Dib>buks

El comic Siete vidas (Dib>buks) de los jóvenes autores sevillanos Jonás Aguilar y Angela Cuellar obtuvo el premio Desencaja 2013 en la modalidad de cómic que convoca anualmente el Instituto Andaluz de Juventud (IAJ). El jurado destacó el "alto contenido social" de esta obra muda, pero con un gran poder decomunicación, que trata de la "Condición humana".

"Esta novela gráfica -nos cuentan los autores- narra la historia de un gato que a lo largo de sus siete vidas conocerá a siete dueños con una historia que contar". Siete vidas que nos mostrarán lo mejor y lo peor de la naturaleza humana desde la inocente mirada de un gato que no alcanza a comprender el, tan absurdo como realista, comportamiento humano,

"Realmente, el único protagonista es un gato, que sirve como nexo de unión entre las diferentes historias que se cuentan -aseguran-. Sin embargo, la mayoría los personajes que aparecen tienen un papel relevante, ya que reflejan algún aspecto de nuestra sociedad".

Una obra a cuatro manos

"La idea original la tuvimos y la desarrollamos entre los dos -aseguran-. Ángela elaboró el guión. Los dibujos los hicimos en equipo y Jonás realizó el tratamiento digital de la obra".

"En cuanto al estilo, nuestra intención es transmitir con dibujos sintéticos y expresivos lo que la palabra escrita no siempre puede describir".

Cada uno de los siete capítulos tiene un color distinto, algo que no es por motivos estéticos: "Hemos elegido los colores de acuerdo a lo que queríamos transmitir en cada capítulo o vida, basándonos en los estados de ánimo que evoca cada uno de ellos. Por ejemplo, la primera de las vidas está entonada en verde mar, ya que todo transcurre de manera tranquila y apacible".

En cuanto al papel del gato y su interacción con los otros personajes, la pareja asegura que: "La forma en que cada personaje trata al gato protagonista no es más que una consecuencia de su comportamiento en los demás aspectos de su vida. Más que el maltrato animal, estamos tratando reflejar la condición humana.

Una historia sin palabras

La expresividad de los dibujos, hace innecesarios los diálogos cuya ausencia también obedece a un propósito: "Queríamos reforzar el vínculo entre el lector y el protagonista, que no puede entender las palabras, pero sí las acciones. Creemos que si hay algo que se pueda contar con una imagen, las palabras están de más".

Una obra que no habría sido posible sin premio organizado por la Consejeria de la Junta de Andalucía. "Ellos fueron quienes organizaron el certamen Desencaja, y quienes nos dieron esta gran oportunidad. Les estamos muy agradecidos, tanto a ellos como a Dib>buks por su magnífica labor editorial.

Curiosamente ninguno de los dos tiene gato, como nos cuenta Ángela: "Jonás tiene un perro, gran compañero y fuente de inspiración. Las mascotas hacen compañía, te alegran el día y te ofrecen su cariño incondicional. Sin embargo, hay que pensar si somos capaces de aceptar la responsabilidad que conlleva cuidar de otro ser vivo y responderle con el mismo cariño y atención".

Aunque ambos llevan ya un tiempo dedicados al cómic, esta es la primera obra que publican, y en cuanto a sus próximos trabajos: "Tenemos varios proyectos de novela gráfica que esperamos que vean la luz pronto, pero la mayor parte de nuestro trabajo está enfocado en el mundo de la ilustración, el diseño gráfico y la animación".

Noticias

anterior siguiente