Enlaces accesibilidad

El hijo de Adolfo Suárez anuncia que la muerte de su padre es "inminente"

       
  • Suárez lleva hospitalizado desde el lunes por una infección respiratoria
  •    
  • El hijo asegura que su estado de salud ha empeorado en las últimas horas
  •    
  • Los médicos, sin embargo, creen que el "desenlace" podría no ser inminente

Enlaces relacionados

Por
El hijo de Suárez dice que en ningún momento el expresidente ha perdido la sonrisa

Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, ha anunciado este viernes, por la mañana, que el estado de salud de su padre ha empeorado en las últimas horas y el desenlace es "inminente".

El primer presidente de la democracia se encuentra hospitalizado desde el lunes debido a una infección respiratoria, considerada habitual en el proceso de enfermedad neurodegenarativa que padece.

En una rueda de prensa urgente en el hospital Cemtro de Madrid, donde está ingresado, Suárez  Illana ha explicado que "la enfermedad neurológica ha avanzado mucho". "Todo nos hace indicar que el desenlace es inminente. El horizonte temporal que nos planteamos no supera las 48 horas, aunque está en manos de Dios", ha añadido.

Asimismo ha asegurado que, "por deseo en su momento transmitido" por su padreha comunicado en primer lugar al rey y al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, el agravamiento del estado de salud del expresidente.

Fuentes de los servicios médicos que atienden a Suárez han asegurado pasadas las 17:00 que el fallecimiento del expresidente del Gobierno podría no ser inminente y que no ha habido novedades importantes en su estado de salud en las últimas horas, según informa la Agencia Efe. 

Fuentes de los servicios médicos que atienden a Suárez han asegurado en la tarde de este viernes que el fallecimiento del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez podría no ser inminente y que no ha habido novedades importantes en su estado de salud en las últimas horas, según informa la Agencia Efe.

"Los últimos días han sido felices"

Muy emocionado y casi sin poder contener las lagrimas, ha señalado que los dos últimos días de Suárez "han sido felices", ya que ha estado rodeado de sus hijos, nietos y hermanos, y que les "ha regalado más sonrisas que en los últimos cinco años". "De hecho, cuando he bajado aquí me estaba sonriendo".

También ha explicado que el final de Suárez "está en manos de Dios" y que recibirá apoyo medicalizado para que no tengan ningún tipo de sufrimiento y pueda "marchar en paz". Así, ha asegurado que ha recibido ya la extremaunción.

Suárez Illana ha señalado que la enfermedad que padece su padre ha sido muy  rápida, y, aunque pasó por un período de estancamiento, perdió la  consciencia, pero "ha mantenido esa mirada picarona que le caracterizaba". Por eso, ha añadido, "no había relación intelectual con él", pero si "afectiva".

"Excepcional relación" con el rey

Por otro lado, Suárez Illana ha recordado la labor de su padre durante la Transición y las palabras que dijo don Juan Carlos sobre él: "Sin su ayuda, España no habría volado nunca ni tan alto ni tan lejos".

También se ha referido a la "relación excepcional" que ha tenido con el rey, al que no ha tenido este viernes que "transmitirle demasiadas cosas porque ha estado pendiente todos los días y estos últimos días con más intensidad". Y ha subrayado la "gratitud absoluta" de Suárez hacia el monarca: "Gracias al rey mi padre fue presidente del Gobierno, gracias al rey pudo hacer lo que más le gustaba y en un momento único en la Historia de España".

Por último, el hijo de Suárez ha reconocido que aunque este momento lo llevaba esperando la familia desde hace once años, cuando se le detectó la enfermedad, "nunca es fácil y siempre cuesta", y ha abandonado la sala de prensa llorando.

Noticias

anterior siguiente