Enlaces accesibilidad

Un chip que proporciona imágenes 3D desde el interior de los vasos sanguíneos

  • El nuevo chip tiene tan solo 1,5 mm de diámetro
  • Transmite imágenes 3D en tiempo real desde los vasos sanguíneos
  • Aunque es un prototipo, sus creadores pretenden comercializarlo

Por
El chip se puede introducir en los vasos sanguíneos y generar las imágenes desde su interior con los datos que recoge.
El chip se puede introducir en los vasos sanguíneos y generar las imágenes desde su interior con los datos que recoge. Georgia Tech / Rob Felt

Un equipo de investigadores de la Escuela Woodruff de Ingeniería Mecánica de Instituto de Georgia de Tecnología ha publicado un trabajo sobre un nuevo dispositivo miniaturizado que permite obtener imágenes en 3D desde el interior del cuerpo humano, viajando por las arterias y vasos sanguíneos.

Hasta ahora los profesionales de la medicina podían crear imágenes en 3D mediante otras técnicas, obtener secciones o ver qué sucedía en puntos concretos del cuerpo, pero con este nuevo chip el resultado es radicalmente distinto, pues las imágenes creadas a partir de los datos volumétricos que recoge muestran los vasos sanguíneos desde su interior: lo que hay tanto delante del chip como a su alrededor.

Mapa en tiempo real del cuerpo humano

El chip en cuestión tiene 1,5 milímetros de diámetro; por las fotos se ve que es fácil perderlo entre los dedos. En tan pequeño espacio han conseguido insertar 56 transmisores de ultrasonidos y 48 receptores, que son los que recogen los datos.

En el núcleo del chip está el procesador que es capaz de trabajar con las señales para construir un mapa en tiempo real a 60 fotogramas por segundo, que muestra todo lo que está sucediendo. Según sus creadores, que se procesen ahí es la clave de que se puedan comprimir todos esos datos y procesarlos de forma adecuada en un dispositivo tan pequeño.

¿Cómo se utiliza el chip?

La guía que se utiliza como catéter flexible que se introduce en las venas o arterias tiene 430 micras (0,4 mm) y de ahí salen 13 finos cables distintos con los que se guía el chip y se transmiten las señales. Tan solo necesita 20 milivatios de potencia, por lo que no calienta excesivamente el interior del cuerpo durante su exploración.

El resultado son unas imágenes que permiten a los técnicos explorar lo que está sucediendo en tiempo real en zonas en las que una arteria está parcialmente bloqueada, por usar uno de los ejemplos más comunes para los que está destinado el invento.

En función de eso se puede realizar un diagnóstico y decidir cuál es la mejor forma de resolver la situación, ya sea mediante medicación, cirugía u otro tipo de intervención.

Este dispositivo existe actualmente como prototipo y hay planes para crear una versión más reducida, que utilice un catéter de tan solo 400 micras y otra que sirva de ayuda en las intervenciones de cirugía del corazón, mediante resonancia magnética.

Las siguientes fases que se deben superar ahora son realizar pruebas con animales, obtener los oportunos permisos de las autoridades y luego lanzarlo al mercado en forma de licencia que permita la fabricación masiva a las empresas especializadas en comercializar dispositivos de este tipo.

Noticias

anterior siguiente