Enlaces accesibilidad

La decisión sobre el futuro procesal de la infanta Cristina puede tardar meses

       
  • La infanta ha declarado como imputada en Nóos más de seis horas
  •    
  • Su defensa podría recurrir a la doctrina Botín para evitar el banquillo  

Por
La infanta Cristina declara ante el juez Castro durante seis horas y media

La infanta Cristina ha declarado como imputada en el caso Nóos por presunto fraude fiscal y blanqueo de dinero durante seis horas y media este sábado. Ha basado su defensa en la "confianza" que tenía en Iñaki Urdangarin, y en su desconocimiento de todo lo que tuviera que ver con la supuesta trama de desvío de fondos públicos investigada, pero ¿qué pasa ahora? ¿cuándo decidirá el juez si mantiene o no la imputación contra la hija del rey?

Las fuentes jurídicas consultadas explican que no es una decisión que se vaya a producir en los próximos días, sino que puede tardar meses. El propio juez, José Castro, ha señalado a su salida de los juzgados que no era el "momento" de hacer "ninguna valoración" y que ya las haría "cuando llegue el momento del trámite que corresponda".

Pero, ¿cuáles son esos trámites? El caso Nóos, que investiga el presunto desvío de seis millones de euros públicos, se encuentra en la fase final de la instrucción con tres frentes: el de Valencia, que se cerró el pasado fin de semana con la declaración del expresidente valenciano Francisco Camps; el de Madrid, ya que aún falta por resolver si se cita como testigo al ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón; y el de la infanta Cristina, que ha culminado este sábado con su declaración.

Según las fuentes consultadas, el juez tiene que ver si queda alguna diligencia pendiente para cerrar los últimos "flecos" de la instrucción antes de dictar el llamado auto de pase del procedimiento abreviado. 

Este auto de conclusión de la instrucción es como una especie de "fotografía final" en el que el magistrado delimita contra quien mantiene la imputación. Por lo tanto, habrá que esperar a esta resolución judicial para saber si Castro mantiene o no a la infanta imputada.

Este auto se pasa a las acusaciones y las defensas para que se pronuncien sobre él antes de que se dicte el auto de apertura de juicio oral, de forma que pueden pasar meses para saber si la imputación de la infanta se convierte o no en una acusación que la lleve a sentarse en el banquillo.

Durante todo este tiempo, cualquier parte podría pedir además el sobreseimiento de la imputación de la infanta para dejarla sin efecto. Podría solicitarlo su propia defensa o incluso la Fiscalía Anticorrupción, que siempre se ha pronunciado en contra de la imputación.

La doctrina Botín y la infanta

Y en medio de este escenario aparece la conocida doctrina Botín, un cartucho que puede usar la defensa de la hija menor de los reyes para evitar que el proceso judicial siga adelante.

La doctrina Botíndictada por el Tribunal Supremo en 2007, establece que un procedimiento abreviado (el que conlleva penas menores de nueve años) no puede prosperar si la Fiscalía y la acusación particular no presentan acusación.

En el caso Nóos el perjudicado por el presunto delito fiscal que se investiga es el Estado, que está representado por la Abogacía del Estado como acusación particular. Pero ni la Fiscalía ni la Abogacía están a favor de la imputación de la infanta, así que podrían pedir al juez el archivo de la causa respecto a la duquesa de Palma.

Las acusaciones populares, ejercidas por Manos Limpias y Frente Cívico en el caso Nóos, no estarían legitimadas para pedir apertura de juicio oral, según la doctrina Botín.

Sin embargo, esta doctrina no siempre se ha aplicado igual. El Tribunal Supremo no la aplicó en el caso del expresidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa cuando le condenó por desobediencia a la autoridad judicial por no disolver el grupo Sozialista Abertzaleak tras la ilegalización de Batasuna en 2003.

En ese caso el alto tribunal consideró que en este delito no existe ningún perjudicado directo que pueda ejercer la acusación particular, lo que permitiría a una acusación popular pedir la apertura de juicio si el delito afecta a "intereses colectivos".

Habrá que ver si a la infanta se le puede aplicar la doctrina Botín, como cree su defensa, o la doctrina Atutxa, que dejaría una vía abierta para que se sentara en el banquillo si el juez mantiene la imputación después del interrogatorio de este sábado. La respuesta en ningún caso será inmediata.

Noticias

anterior siguiente