Enlaces accesibilidad

El príncipe apela al 'espíritu' solidario de Angrois para "superar la adversidad"

Por
El príncipe aboga por un futuro basado en la honradez

Don Felipe ha apelado este viernes en su discurso de los Premios Príncipe de Asturias al espíritu solidario de los ciudadanos de Angrois, donde se produjo el accidente de tren que costó la vida a 79 personas el pasado julio, para que la sociedad española supere "la adversidad" y se sobreponga "al pesimismo, la frustración o la desconfianza que afectan hoy a muchos españoles".

En su discurso, de unos 25 minutos de duración, el príncipe Felipe ha subrayado el "ejemplo de grandeza y dignidad" que dieron los ciudadanos del "pueblo ejemplar" de Angrois al volcarse en la ayuda a los herido, algo que ha dicho estar convencido de que se hubiese repetido en cualquier otro municipio de España.

El príncipe ha pedido que ese ejemplo sea un "estímulo" para superar el "pesimismo" que atenaza a muchos españoles.

"Necesitamos los esfuerzos y la colaboración de todos...; pero lo que de verdad necesitamos es recuperar la ilusión y la confianza que fundamenta cualquier éxito, individual o colectivo, como tantos que hemos logrado en las últimas décadas de nuestra historia", ha afirmado en su intervención que ha cerrado la ceremonia de entrega de los galardones.

El "activo más sólido", la sociedad española

El príncipe de Asturias ha instado a no olvidar que el "activo más sólido" de España es "la sociedad española en su conjunto" y ha resaltado su "capacidad de sacrificio" y "gran coraje", a la vez que ha señalado son los españoles los que "hacen de España una gran nación" por la que "merece la pena luchar". 

Ha valorado también el trabajo de los voluntarios y cómo las instituciones sociales están volcadas "con los que más sufren y necesitan" y que la española no sea una sociedad "indiferente".

Don Felipe también ha advertido de que hay que hacer una "reflexión rigurosa" para "nunca más volver a caer en errores y excesos inadmisibles" para poder "construir un futuro basado en el rigor, la seriedad, el esfuerzo y la honradez".

"Tenemos muchas razones para sobreponernos a la adversidad. Contamos para ello con la entereza y la voluntad de superación de la sociedad española como la mejor garantía para nuestro futuro. Contamos con las aspiraciones e ilusiones de nuestros ciudadanos como la mayor esperanza para España", ha afirmado, para añadir que la nación española "nunca ha claudicado frente a la adversidad ni ha renunciado a ningún sueño".

Para el príncipe de Asturias, tanto el ejemplo de Angrois como la obra de los premiados, sirven para reconfortar y animar a la sociedad. "Nos dan confianza; nos invitan al optimismo y a la esperanza; nos hacen ver que hacer las cosas bien es el camino para hacer un mundo y una España mejor", ha dicho en la parte final de su discurso.

La "visión penetrante" de Haneke y el "compromiso" de Sassen

En la parte inicial de su intervención, el príncipe Felipe ha tenido palabras de elogio para cada uno de los premiados y para su obra. Así, de Michael HanekePremio de las Artes, ha destacado su visión "penetrante" y sus discursos "implacables" y su "talento innovador" para representar "de manera sugerente el lado más oscuro de la condición humana". También ha destacado que el cine del austríaco plantea preguntas a las que buscar respuesta y "nos lleva a interrogarnos sobre cómo somos, cómo vivimos y qué hacemos día a día con nuestra existencia".

De Saskia SassenPremio de Ciencias Sociales, ha destacado que está "comprometida con su tiempo" y ha subrayado que "no teme hablar de los graves problemas que ha causado la globalización", entre los que ha citado el desempleo creciente y el consiguiente empleo precario.

Sobre Annie Leibovitz, Premio de Comunicación, ha destacado que es una de las personas que "con más intensidad y con más sentido estético ha desarrollado su obra" y ha definido su trabajo fotográfico como "un milagro: instantes atrapados para convertirse en eternas muestras de sensibilidad, de belleza y de amor".

El príncipe Felipe ha destacado que el hallazgo del "bosón de Higgs", por el que los físicos Peter Higgs y François Englert y el CERN han recibido el Premio de Investigación Científica, es "el mayor descubrimiento en la historia de la comprensión de la naturaleza".

La "generosidad" de Molina y el "modelo de deportista" de Olazábal

De Antonio Muñoz Molina, Premio de las Letras, ha señalado que leerle es "una experiencia inolvidable" por trasladar a su prosa "su convicción de que la literatura puede mejorar la vida de los seres humanos".

Sobre la Sociedad Max Planck de Alemania, Premio de Cooperación Internacional, el príncipe Felipe ha señalado a su eficiencia y rigor como las "claves de su excelencia y del éxito de su trayectoria científica".

José María Olazabal, Premio de los Deportes, ha dicho que es "un modelo de deportista total" y lo ha comparado con su amigo Severiano Ballesteros; y, por último, de la ONCEPremio de la Concordia, el príncipe Felipe ha destacado que es "modelo de inclusión social" para decenas de países.

Como anécdota de la ceremonia, por primera vez en la historia de los Premios, el príncipe Felipe ha utilizado a la hora de pronunciar su discurso un 'telepromter' o 'cue' (un aparato electrónico en el que aparece el texto a leer como el que usan los presentadores de televisión), aunque ha habido un momento en el que le ha jugado una mala pasada y ha tenido que recurrir a los tradicionales papeles después de unos segundos de silencio.

Noticias

anterior siguiente