Enlaces accesibilidad

Takashi Miike: "Me gustan los personajes que muestran sus instintos animales"

  • Sitges homenajea al director famoso por sus películas de extrema violencia
  • Se presenta el último filme de Jim Jarmusch, Only lovers left alive

Por
EL CINEASTA JAPONÉS TAKASHI MIIKE, HOMENAJEADO EN EL FESTIVAL DE SITGES
El controvertido y perturbador realizador japonés Takashi Miike. EFE TG

 Al realizador japonés Takashi Miike, famoso por sus películas de extrema violencia, le gustan los personajes malvados que dan rienda suelta a su agresividad porque "son fieles a sus instintos animales en una sociedad repleta de normas", según ha explicado hoy en una entrevista con Efe. Miike, a quien el Festival de Cine Fantástico de Sitges dedica una retrospectiva, ha aclarado que le atraen los miembros de la yakuza (la mafia japonesa) y los delincuentes porque "los impulsos que les llevan a hacer cosas que están fuera de la ley son muy humanos".

A pesar de su fama de cineasta sangriento, la filmografía del realizador japonés es muy variada y aborda un sinfín de géneros y estilos, como demuestra su último trabajo, Shierd of Straw, un western urbano que se ha podido ver hoy en Sitges.

"No soy un director de películas 'gore' -ha aclarado-, pero he hecho algunos filmes muy violentos y en España se conoce más esa faceta". A Miike no le molesta que le cuelguen el sambenito de director de cine extremo, ya que considera normal que los espectadores conozcan solo alguna de sus múltiples caras como creador.

De hecho, ver todas sus producciones es una heroicidad ya que Miike tiene en su haber más de setenta trabajos cinematográficos, teatrales y televisivos y ha llegado a dirigir seis filmes en un solo año.

 "Hago de todo -ha dicho-. Aproximadamente la mitad de las películas son encargos y la otra mitad caen en mis manos por azar". Miike es famoso por la libertad con la que ha llevado adelante largometrajes políticamente incorrectísimos rodados con poco presupuesto, pero también acoge con muy buena predisposición los encargos y se ciñe a las condiciones.

Así, por ejemplo, Shierd of Straw es un encargo en el que los productores le pidieron que se contuviera en las escenas violentas porque querían llegar a un público amplio.

En la presentación de la película ante los espectadores del Festival de Sitges, que suele aplaudir con pasión las escenas más terroríficas, Miike ha advertido a los presentes que "aquí no va a haber mucha sangre", y ha recomendado a los fans del género que vayan a ver Audition, un filme incluido en la retrospectiva que le dedica el Festival.

Shierd of Straw ("El escudo de paja") arranca con el asesinato de una niña de siete años y la decisión de su abuelo de ofrecer una recompensa de 1.000 millones de yenes (unos 7,5 millones de euros) a quien mate al asesino, ya identificado y que se entrega a la policía.

Takao Osawa y Nanako Matsushima interpretan a la pareja de policías que dirigirán la operación de traslado del detenido desde Fukuoka a Tokio para ser juzgado, un recorrido de casi 1.100 kilómetros en el que se suceden escenas vertiginosas en las que todo tipo de personas intentan matar al criminal.

"Me gusta mucho el personaje del asesino porque es un tipo que enseguida se muestra como es. Así como hay gente que tardas diez años en conocerla de verdad, él es tal cual desde el primer momento", ha subrayado Miike.

En un registro muy diferente, el Festival de Cine Fantástico de Sitges también ha proyectado hoy el último filme de Jim Jarmusch, Only lovers left alive, una historia de vampiros modernos que compite en la Sección Oficial.

Tilda Swinton y Tom Hiddleston son los intérpretes de este filme protagonizado por dos vampiros cultos, con tantos años a sus espaldas como anécdotas curiosas que contar, aislados socialmente y que viven, lógicamente, en un mundo oscuro y decadente.

Noticias

anterior siguiente