Enlaces accesibilidad

El líder de Hizbulá asegura que recibirán "armas especiales" de Siria

       
  • Lo ha dicho en un mensaje de vídeo a sus seguidores
  •    
  • Asegura que los ataques israelíes contra Siria "tenían por objetivo impedirlo"

Por
El líder de Hizbulá asegura que van a recibir armas de Siria

El líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, ha asegurado este jueves que van a recibir armas de Siria y que apoyarán los intentos sirios por recuperar los altos del Golán, ocupados por Israel desde 1967.

En un discurso con ocasión del 25 aniversario del nacimiento de la radio Al Nur, del propio grupo, Nasrala ha señalado que "Siria va a suministrar armas especiales que la Resistencia (Hizbulá) aún no tiene", pese a que los últimos ataques israelíes contra territorio sirio "tenían por objetivo impedirlo".

Líder de Hezbollah Hasan Nasralá, dijo el jueves que sus fuerzas apoyar cualquier esfuerzo sirio para recuperar los Altos del Golán ocupados por Israel, días después de que el estado judío lanzó incursiones en Siria cree que se han dirigido a las armas destinadas al grupo militante libanés.

En portada - Cercados en el Golán - ver ahora

Nasrala ha pronunciado su discurso en medio de las denuncias tanto de los grupos opositores armados como del régimen de Bachar Al Asad sobre el uso de armas químicas por parte del bando contrario, pero sobre las cuales no se han recolectado evidencias irrefutables.

En opinión de Nasralá, "se ha impuesto una guerra en Siria para debilitarla" y dejarla fuera del conflicto con Israel, lo que a su vez ha "ampliado la resistencia popular en el Golán".

Declaraciones de Al Asad

Las palabras del líder de la organización islamista chií coinciden con las del presidente sirio, Bachar el Asad, publicadas por el periódico libanés Al Akbar, en las que ha expresado su disposición a ofrecer "todo" a Hizbulá en reconocimiento del apoyo de este grupo a su régimen.

Al Asad se refería supuestamente al envío de combatientes de Hizbulá para luchar junto a las fuerzas de su régimen, especialmente en la población de Al Qusair, en la provincia de Homs, cerca de la frontera con el Líbano, y en lugares santos para la comunidad chií.

"Es la primera vez que sentimos que ellos (Hizbulá) y nosotros vivimos la misma situación, y que no son sólo un aliado que nos ayuda a resistir", ha asegurado Al Asad, según el mismo diario.

La tensión se ha incrementado especialmente tras el ataque del que Israel no se ha responsabilizado, y en el que destruyó varias instalaciones militares en las afueras de Damasco. Ese bombardeo se produjo después de que el viernes pasado otro ataque con misiles contra territorio sirio alcanzara un convoy con armas aparentemente destinadas a Hizbulá.

Noticias

anterior siguiente